No Me Sueltes

AMOR

         EMMA

Me adentro al lugar el cual parece una bodega enorme y está lejos de la ciudad. La radiación de los aparatos las siento en la piel, con la cantidad de onda expansiva no hay manera que mis  chicos puedan utilizar sus poderes.

-Emma, con cuidado.- escucho a Xander y su voz me da tranquilidad pero me pone nerviosa. Camino evitando a los hombres del lugar tratando de llegar al centro de la bodega para así poder derrumbar la radiación.

-hay alguien aquí.-dice uno de los hombres mientras me apresuro al centro del lugar-.mátenla.

El sonido de las armas alistándose y los dedos apretando el gatillo llega a mí pero no puedo verlos.

-ahora.-grita el hombre sacando una cantidad de nervios por mi cuerpo al momento que me paro firme en el lugar soltando el grito que hace temblar todo, las balas no llegan, se regresan y todos se van al suelo.

Una vez eso los chicos comienzan a aparecer apresurándose a poner bombas en todos las cajas cargadas de los aparatos.

-están adentro.-habla un hombre mientras escucho pasos acercarse.

-hay demasiados.-las manos me tiemblan y la voz se me corta-.son demasiados.

Algunos aparecen y desaparecen mientras otros van rodeando el lugar deteniendo la cantidad de balas. El cuerpo me tiembla y el miedo me consume al ver que son mucho más de lo que esperaba.

10 de los nuestros estan esparcidos escuchando mientras nos dan indicaciones.

-es lo que hay que hacer.-la voz de Marcús llega a mí mientras con rapidez me dirijo a uno de los chicos.

-¿estás bien?-afirma con la cabeza mientras aparezco y desaparezco.

-¿estás bien?-quedo paralizada cuando veo un proyectil impactar en la cabeza del chico asiendo que los ojos me ardan. Con la mano detengo los demás proyectiles enviándolos por donde vinieron haciendo así que impacten en cada uno de los que dispararon.

-está todo listo.-dice Kasi.-has volar esta mierda.

-hay que irnos.-hablo para que todos me escuche. Veo a los chicos aparecer y desaparecer mientras el reloj va marcando los segundos.

Salgo del lugar mientras me aseguro de que todos estén fuera. De lejos puedo escuchar el reloj marcar el tiempo mientras les pido a los chicos que se alisten.

-se viene.-digo y el corazón de varios comienza a latir como si se fueran a salir de su lugar-.AHORA.

Las bombas comienzan a explotar mientras las partes del lugar comienzan a volar de un lado a otro. Escucho a los chicos detener y a otros hablar, indicando lo que se acerca. El lugar comienza a desaparecer, mientras nosotros detenemos objetos.

-EMMA.-la voz de Kasi me hace sentir un dolor en el pecho haciendo que en segundos llegue a ella mientras veo muchos objetos queriendo impactar en uno de los ¿CARRO ESCOLAR?

Ayudo a mi amiga a detener las cosas mientras las risas de los niños llegan a mí. Con la mano y a la distancia detengo el objeto y lo regreso por donde vino sin que los pasajeros ni el conductor se dieran cuenta.

El lugar se hizo nada y el corazón de Simón me taladra los oídos.

-¡Simón?-Llego al lugar y veo a Marcús, Ava y a más de 10 hombres apuntando con el aparato. Los ojos de Andrea se cierran y su corazón se va deteniendo con el disparo que le da Ava en la cabeza, mientras escucho los gritos de Kasi y Jenefer, Sasha y Simón haciendo que por inercia grite mandando a todos al piso.

Andrea vuela a un lado y con dolor en los huesos y en el corazón, con la mano mando a mi amiga a los pies de Simón quien no duda en tomarla.

-No.-las lágrimas me toman recordándome lo que sentí cuando vi a mis padres por última vez, cuando los perdí, cuando me los quitaron-. No, no. Tomo un fierro y lo dirijo a Ava cruzándole el corazón desde atrás. Las balas llueven y las detengo enviándolas hacia las personas que de verdad la merecen.

Volteo a ver a los chicos quienes están en el suelo tratando de pararse. Sus latidos me hacen llorar con facilidad sacándome del lugar que estoy hundiéndome en un mar de latidos desesperados.

-Emma.-Xander me abraza con dificultad mientras veo a Marcús con un puñal en la mano lleno de sangre y una sonrisa en el rostro.

-ya no quiero esto.-digo hastiada del dolor y el sentimiento que me invaden haciendo que mi voz salga como bala, mientras dirijo con la mano el puñal hacia su garganta quitándole así la sonrisa de su rostro pero dejándome nuevamente con un dolor en el pecho.

-YA NO QUIERO ESTO.-grito haciendo que mis amigos vuelva al piso tapándose los oídos mientras que veo a los hombres haciendo lo mismo-. MALDITOS.-con la mano los tomo mandándolos a las puntas de los fierros que quedan del lugar, cruzándolos y quitándoles el grito de súplica que me hace odiar más a estos malditos hijos de puta.

El dolor vuelve a tomarme mientras veo al hombre que tengo en mis brazos.

-Xander, por dios.-digo mientras las lágrimas recorren mis mejillas-.hay que ir a Darek.-digo mientras desaparezco dirigiéndome a una camilla de la sala de medicos.

-hay que atenderlo.-las enfermeras se apresuran a darle atención mientras me dirijo al lugar en busca de mis amigos. Todos se han ido mientras que Sasha, Kasi, Jenefer, Samuel, Henry y Taylor, están observando a mi amigo llorar con su novia en las manos.

-lo siento tanto.-las lágrimas no dejan de salir-.hay que ir a Darek.-la voz se me corta

-no iré.-habla Simón-.no quiero irme quiero estar con ella.

Las lágrimas de mis amigos inundan el lugar mientras me dirijo a Henry y a Tayler.

-es su culpa.-con la mano hago un movimiento apretando sus cuellos y trayéndolos a mí.-ustedes los mataron.-Samuel y Jenefer se ponen delante de ellos mientras me ven con sus ojos de tristeza.

-no es culpa de ellos, ellos estuvieron con nosotros desde que llegamos.-habla Jenefer-.ellos no formaron parte de tus padres y no formaron parte de esto.

-pero de la casa Darek sí.-digo molesta mientras que con la seña de mi mano los hago a un lado. Vuelvo apretar el puño y ellos dirigen sus manos a sus cuellos.



#2539 en Fantasía
#3240 en Otros
#551 en Acción

En el texto hay: fantasia, poderes, amor amistad

Editado: 01.07.2024

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.