novio de otro mundo

—Capitulo 2—

 

Dylan 

 

Me despierto gracias a que siento movimiento en mi cama, sé que es mi peludo amigo, Simba, mi perrito, lame mi rostro para que despierte y funciona, me estiro un poco y salgo de mi cama. 

Lo primero que hago es sacar a Simba a el patio para que haga sus necesidades. 

 

Casi siempre estoy solo en mi casa, mi mama murió cuando tenía 7, en un accidente automovilístico, desde ese momento mi padre y yo nos distanciamos muchísimo, él es un actor y modelo muy famoso, así que por su trabajo se fue a vivir a otro país, así casi nunca lo veo. 

Además el siguió con su vida... 

Pueden pensar que es aburrido o hasta deprimente vivir solo, pero sinceramente prefiero estar solo que estar con él, es como si cuando estuviéramos juntos fuéramos 2 extraños.... 

Pero no importa desde que tengo a Simba nunca me siento solo. 

Cuando mi perrito termina de hacer popis, meto a Simba en mi casa, me comienzo a preparar para salir, solo me lavo el rostro, cepillo mis dientes, me cambio el pijama, me pongo ropa para hacer ejercicio con un par de tenis y me dirijo hacía el Gym,  

Camino un poco, observó las calles que me rodean todo sigue oscuro ya que aún no amanece me pongo mis audífonos y escucho la canción “Cherry Flavoured“ 

 

llego bastante rápido porque el gimnasio está bastante cerca de mi casa, entro y me empiezo a ejercitar, distrayéndome con la música que escucho, dejo de poner atención a todo lo que me rodea y solo dejo que la canción me envuelva. 

 

Hasta que siento como tocan mi hombro 

 Giro rápidamente encontrándome con una chica, su cabello es corto y castaño tiene los ojos cafés y piel bronceada, rápidamente me quito los audífonos para poder escucharla. 

—Disculpa, ¿me puedes dar tu número?, es que.... eres mi tipo —me dice. 

—no, perdón. —contesto directamente. 

— emmm... pero aun podemos ser amigos, ¿puedes darme tu número?. 

—perdón, pero tengo que irme. Que tengas buen día —le digo y me alejo 

Se que puedo ser más amable con ella, también sé que tal vez fui algo grosero o duro con ella, pero debo ser directo con ellas, porque si no, creen que les estas dando una oportunidad, aunque no sea así. 

no tengo tiempo para el romance y No quiero complicar las cosas. 

 

 

Regreso a mi casa y lo primero que hago es tomar una ducha, cepillo mi cabello y voy directo hacia mi armario a escoger mi atuendo 

Me decidí por un suéter verde, jeans negros tenis blanco y chaqueta de cuero negra y un collar plateado con una cruz. 

 

Voy directo hacia la cocina a prepararme algo rico de comer, lamentablemente no habían muchas cosas para preparar el desayuno, lo cual me pone algo triste porque mi momento favorito del día es cuando me siento a desayunar mirando caricaturas 

Necesito ir a el super urgentemente —pienso 

Termino desayunando un poco de cereal con leche y un licuado de chocolate, me siento en el sofá frente al televisor pongo Bob esponja, mi desayuno lo devoro enseguida. 

Dejo mis platos en el lavavajillas y me preparo para salir tomo mi mochila, me despido de mi perrito y salgo de mi casa. 

 

Camino hacia el metro ya que mi estúpida motocicleta está en el taller, siempre se descompone. 

 No tardó en llegar hacia el metro, entro y me dispongo a esperar el próximo vagón. 

Hasta que algo capta mi atención. Una chica pasa delante mío puedo oler su perfume, es delicio, huele a flores es un aroma muy dulce, es casi imposible ignórala. 

No pude ver su rostro, pero por alguna razón no puedo despegar mi vista de ella, aunque solo pueda ver su espalda, me parece que es alguien muy linda, Su cabello es color caramelo con matises dorados, este cae sobre su espalda, su piel es muy clarita, y lleva puesto un vestido rosa le queda increíble.... se ve tan dulce. 

Muero por ver su rostro —pienso 

Pero inmediatamente recuerdo que es solo una desconocida solamente y que probablemente nunca la vuelva a ver, así que decido dejar de hacerme ilusiones y solo desvió mi mirada de la chica del metro. 

Pasan un par de minutos, cuando cedo ante la tentación de volver a verla.  

Me sorprendo cuando la encuentro mirándome y al fin puedo ver el rostro de la chica del metro. 

Tiene unos grandes ojos azul turquesa, pestañas largas y cejas delgadas acompañan su mirada, puedo ver sus labios, son carnosos y sus mejillas rosadas la hacen ver inocente. 

Es hermosa, realmente hermosa — pienso 

Veo como se sonroja y no puedo evitar sonreír, ella me devuelve la sonrisa y voltea hacia el frente. 

El vagón no tarda en llegar, ella se apresura a entrar y yo hago lo mismo 

Pero esta vez un chico de ojos grises y cabello ondulado gris la siguen. 

 

Lo sigo observando hasta que el chico de ojos grises toca su hombro y ella lo voltea a ver, ella parece sorprendida, parpedea un par de veses y al final le dedica una sonrisa de labios cerrados.

¿Quién es el? ¿se conocerán? ¿acaso son amigos?.... parece como si ya se conosieran. —pienso

El comienza a hablar, pero no puedo entender lo que dice porque estoy muy lejos, ella solo asiente un par de veces, mientras que el chico sigue hablándole con una sonrisa, definitivamente esta coqueteando con ella, al principio ella solo lo escucha atentamente pero poco después ella comienza a reír y el hace lo mismo. 

No puedo más con la curiosidad, ¿Qué le está diciendo este tipo? ¿Por qué están riendo? —pienso 

Necesito saber de qué hablan, me acerco disimuladamente hacia ellos, pero sigo sin escuchar nada, me vuelvo a acercar y no logro nada y justo en ese momento me rindo. 



#28024 en Novela romántica
#6636 en Joven Adulto

En el texto hay: comedia, drama, amor adolecente

Editado: 07.10.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.