novio de otro mundo

—Capitulo 5—

Narrador omnisciente 

 

‘Parte 3 del flashback’ 

  

La escena se encontró Luna, era simplemente sorprendente, Sofia y Noah tenían los dedos entrelazados y se reían como locos, Mary y Eva estaban cantando una canción a todo pulmón y bebían como locas. simplemente haciendo el ridiculo y causando una que otra burla de las otras personas en el lugar 

Era todo un espectáculo 

—¿C-chicos? —dijo Luna muy bajito

 —¡Ey! Miren quienes regresaron —dice Sofí, con una sonrisa en su caar y un aliento que apesta a alcohol  

—¿estuvieron bebiendo? —dice el chico de ojos color humo 

—Holaa Viejo, ¿Dónde estaban? …Empezaba a creer que habían muerto —bromea Noah 

—Hierva mala nunca muere. —bromea el chico Zombi 

—Estaba preocupada, qué bueno que estén bien —dice mi prima Mary con una cerveza en la mano 

—¿Alguien dígame qué demonios paso aquí? ¿Por qué todos están borrachos? —regaña el ojigris 

—¡Únanse a nosotros! —grita Eva, con una sonrisa en el rostro. 

Luna se dio cuenta de varias cosas.  

* La primera es que a Eva y Mary les pego más fuerte el alcohol, ya que son las que mas escandalo hacen 

* La segunda es que el chico zombi y yo, somos los únicos sobrios. 

* La tercera es que ¡MIERDA! ¿Qué hacemos? ¿enserio seremos niñeros de estos imbéciles?  

—Es suficiente, hay que irnos—Dice luna 

—pe-pero*hip*acabamos de llegar —habla Mary mientras hace un puchero y pone ojos de borrego a medio morir. 

—Nada de peros, Mary, por favor vámonos 

—aguafiestas —susurra Sofia 

No se supone que ellas son mayores, ¡Compórtense! —pienso 

—ella tiene razón, hay que irnos es peligroso, —me da la razón el chico zombi 

Ellos se retiran del lugar caminando con dificultad, Eva se tropieza todo el tiempo mientras que Mary tiene nauseas, Sofia no suelta a Noah en ningún momento y simplemente tratan de mantener el equilibrio. 

Luna tiene un ataque de pánico, pues no tiene dinero y sus torpes amigas se gastaron el suyo en alcohol, tampoco conoce la ciudad, porque solo vino de visita a celebrar el cumpleaños de su prima. 

¿Qué mierda hago ahora? 

 La voz gruesa y masculina del zombi me saca de mis pensamientos — ¿estás bien, linda? 

—S-sí —contesto 

Me permito detallar a el chico zombi, sus ojos grises se ven un poco más oscuros, si cabello esta mojado y pequeñas gotas de agua ruedan por su frente, su ropa esta mojada y se ciñe a su cuerpo perfectamente marcado, su labio inferior tiembla un poco y su mandíbula castañea haciendo un pequeño ruidito 

—Ey, ¿sucede algo? —me pregunta mientras me ve directamente a los ojos. 

— solo... no es nada —contesto dedicándole una sonrisa. 

— Puedes decírmelo, linda, ¿Qué pasa? —me pregunta con una mirada insistente, mientras que yo solo me dedico a evadirla 

Dudo en decirle que ¡Estoy en problemas!, ya que no tengo ni dinero ni un celular, no conozco la ciudad, ni siquiera se la dirección de la casa de Mary y si todo eso no fuera suficiente mis amigas están ebrias y soy responsable de ellas. 

Todo eso me genera un nudo en el estómago y el aire pasa con dificultad por mi garganta, inevitablemente comienzo a temblar para este punto no estoy segura si es por el estúpido frio o si es por los nervios que tengo.  

 —En fin, ¿me dirás que es lo que te tiene tan preocupada? —me pregunta 

Dudo un poco en contarle, porque no quiero que se preocupe, pero, finalmente me decido por contarle, ya que tal vez me puede ayudar, quizás prestándome algo de dinero para un taxi o algo así, supongo  

—Está bien, Creo, que solo estaba un poquito nerviosa porque, bueno ...me desespera no poder ayudar a mis amigas, ¿sabes? ellas siempre me protegen, y creo que este era mi turno de ser yo quien salve la situación. —confieso, con la mirada en el suelo.  

Muevo mis azules hacia donde se encuentra el chico zombi, nuestras miradas se cruzan y puedo detallar perfectamente sus ojos profundos y sus labios los cuales tiemplan un poquito y sale de ellos un ligero humo blanco que se genera por el frio. 

—Creo que … ¡Te entiendo! Porque —suspira —estamos en la misma situación —me dice contemplándome con una leve sonrisa en sus labios. 

Y es cuando me doy cuenta de que no soy la única en problemas, ya que no soy la única que no tiene dinero y es responsable de dos amigos. 

De mis labios solo sale un pequeño suspiro seguido por una pequeña risita compadeciéndonos. 

— ¿Qué tal si tú y tus amigas, nos acompañan a el depa de los gemelos?  —suelta el chicho de ojos color humo 

 ¿el departamento de los gemelos? ¿cree que soy tonta o algo así? Enserio piensa que iría a un depa que esta quien sabe en donde... pos noo, es peligroso. 

Eva escucha nuestra conversación y grita con una voz aguda—¡Qué gran idea!... me encantara que fueras, Mary, ¿si vendrás verdad? —Mi prima solo asiente un par de veces 

¡Noooo! ahora no podre decir mis objeciones, ni siquiera estoy segura en que nos podría beneficiar ir a casa de unos desconocidos... bueno por lo menos son desconocidos para mí, porque para Sofí y Mary ya son más que solo un par extraños —pienso 

—Sería fantástico pasar más tiempo contigo —le dice Noah a Sofí, y ella toma las manos de Noah y las entrelaza con las de ella. 

Ah, solo quieren pasar más tiempo con ellas... bueno... Está bien, supongo. 

Aunque me considero alguien muy racional que nunca de los nuncas aceptaría ir a casa de un extraño, ver a Mary tan cariñosa con Eva, y a Sofí tan feliz, me hace terminar aceptando.   

Pues, por un lado, Mary ya me había confesado que era lesbiana y yo la apoye en todo momento, pero era algo que ella siempre mantuvo en secreto y me hace muy feliz ver que al fin se aceptó a sí misma.  



#28021 en Novela romántica
#6622 en Joven Adulto

En el texto hay: comedia, drama, amor adolecente

Editado: 07.10.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.