Ola de suerte

Parte 3: Un pasado triste

Logan haciendo todo el papeleo necesario, le tomó algunas semanas para que el libro se terminara de editar, no era muy largo pero sin duda fue trabajo de día y noche corregir, todos lo felicitaron por su obra, incluso fue nombrado en un par de premios, unos con su distintivo prestigio y otros sencillos, siempre se sintió halagado y agradecido por ello, dando en cada uno un discurso salido de su interior para agradecer por sobre todo a sus lectores (donde cada día se sumaban más y más).

Al pasar los meses, cinco o siete a lo sumo, sus obras no dejaban de estar en boca de todos, estando en los primeros lugares casi todo el tiempo, y con todo ello las ganancias se volvían de cierta manera exageradas para el chico y su equipo editorial, no es como que no quiera esas ganancias que con esfuerzo y más que nada ilusión pudo obtener pero aquellas ganancias que solía tener no iban más que para comprarse de vez cuando todo lo básico y algunos lujos pero esta vez, a él le parecía todo eso un sueño, cada día lo que llevaba ahorrado se sumaba una y otra vez tanto que llegó a ser extraño para todos el porcentaje de dinero que obtenía, se convertía en millonario y todos lo sabían, al menos no sabían exactamente cuánto obtenía pero sin duda se daban una idea.

Incluso empezaba a recibir propuestas de directores para adaptar sus libros a películas y series, y recibía demasiadas entrevistas a la semana, llegó un punto que simplemente apagó su celular y por fin, después de meses aquí y allá pudo descansar.

Logan para entonces le había pedido a Alba que fuera su novia, ella aceptó y todo ese día se quedaron juntos, al igual que esa misma noche, él la quería realmente, ella también y cada día se esforzaban mucho en su relación, el chico desde que prácticamente se hizo más conocido, no podía verla todo el tiempo, así que decidió adquirir una casa tipo colonial a las afueras de Londres, por una colina, aquella casa un tanto espaciosa era realmente bella, a Logan lo que más le gustaba era la biblioteca, todos los libreros y paredes de un tono tipo madera, la chimenea y piscina eran sin duda alguna muy geniales.

Para entonces aquel chico le pidió matrimonio a Alba, aquella chica que no dejaba de relatar en sus nuevos libros, la que cada día lo inspiraba para más poemas, aceptó con una gran alegría aquel día en el mismo parque, en la misma banca donde él estaba hincado y ella con un rubor increíble entre sus pecas, aceptó, ambos tenían los ojos inyectos en lágrimas, para ambos fue el mejor día, no importan los libros, las ventas, el dinero, sólo ese momento juntos.

Era evidente del amor de esos jóvenes, así que habiendo arreglaro adecuadamente la casa Logan le pidió que viviese con él, ella titubeante aceptó al final y es que era difícil para ella, iniciar una vida nueva, distinta, con ese miedo de iniciar ese proyecto de vida, ambos sabían toda la responsabilidad de eso pese a que se han quedado juntos varios días en aquel departamento, contando miles de historias, cuando se dieron cuenta decidieron partir juntos a esa casa, su hogar.

Logan para ese momento adquirió un coche, un bonito Ford Mustang del 70, adoraba los autos antiguos, quería también comprarle uno a Alba más nuevo claro pero ella se negó, no quería un auto pues ya iba a tener uno y no lo pasó muy bien.

—¿Cuéntame qué ocurre? —Logan mientras manejaba por la carretera 50 observó a Alba, una gotita le escurria a ella por un ojo, por lo cual él se la enjugó y tocando cuidadosamente el mentón de ella a su dirección prosigió—. Dime, ¿cariño qué sucede?

—Es sólo que, me siento triste por ellos, mis padres. —En ese momento lo abrazó por la cintura y se posó en su pecho, a los segundos Logan sentía mojada esa parte.

El chico bien recuerda una noche, cuando se quedaron juntos, él había hecho que ella destapara sus secretos, pero cuando supo lo que hizo se sintió fatal, nunca imaginó que algo así le podría ocurrir a una chica.

Él siempre se preguntó acerca de los padres de Alba, ella en ese momento lo miró y le contó todo:

Ese día martes ellos querían comprarle un auto, así que se dirigieron al lugar de venta de autos más cercano, el único estaba a 50 kilómetros, ellos vivián en un pueblo muy retirado de Londres; esa tarde ella apenas salía de la universidad y sus padres le llamaron para avisarle que se adelantara en algún autobús, ellos irián en su auto ya que no estaban cerca de la universidad, ella accedió.

Con aquella emoción de poder mostrar un auto aunque sea usado a sus amigas se dirigió allá, pasaron alrededor de dos horas y no había señal de ellos, cosa rara para Alba ya que dijeron que en cuarenta minutos estaban, las llamadas no entraban, en ambos números apagados.

A las siete exactos, después de dos horas y quince de esperarlos, veía toda clase de patrullas de policías y una ambulancia, por primera vez sintió una avalancha de dudas y preocupación, ¿dónde estaban sus padres?

Por casualidad un policía se detuvo por aquella carretera ya que además del lugar de ventas de autos, a lado había una gasolinera, fue corriendo al auto para preguntar lo que sucedía, a ese policía le pareció raro ya que la chica no dejaba de llorar y al decirle que hubo un choque entre un auto mercedes y un audi, ella como si de un disparo en el pecho se tratase cayó al suelo, para luego ver al policía frente a ella y borroso, cayó inconsciente.

Horas más tarde aquella noche casi madrugada despertó en un hospital llamado “Hiheart”, después de tomar su información el personal de aquel lugar se miraron al unísono, ella no entendía, le dieron la mala noticia, a las cinco y cinco de la tarde anterior una pareja en un audi chocaron contra un mercedes, estos primeros cayeron en un barranco muriendo al instante.

Dios, Alba es tan fuerte realmente, me sentí tan mal aquel día por hacer que me contara la trágica historia de sus seres amados. —Pensaba Logan al ir acariciando el cabello de ella, mientras esta dormida se encontraba, a él también se le corrió una lagrima por su mejilla al recordar aquella situación imaginada en esa noche al llorar juntos.



#14996 en Novela romántica
#9203 en Otros
#1386 en Humor

En el texto hay: romance, millonario joven, suerte y destino

Editado: 02.05.2022

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.