Ola de suerte

Parte 9: Una entrevista

"...cuando duermes, el verte me envuelve en un amanecer lleno de luz.
Cuando me acaricias yo siento que estoy en una nube, flotando y llena de confort..."

La temperatura y nieve en las primeras horas de aquel día, daban un aviso que el invierno estaba ya en su inicio, en su nacimiento, para que todos podamos sentirlo.

Esa temporada en la que las personas visten con suéter y se cobijan de pies a cabeza por las noches, donde los niños salen a la calle o a su jardín y juegan a hacer angelitos.

A Logan no le molestaba el frío pero siempre prefirió un término medio, entre lo caliente y frío, cálido, Alba en cambio le agrada el frío y aunque en ocasiones (como a la hora de darse un baño por ejemplo) le incomoda de cierta forma esta vez parece ser que no, de hecho esa mañana despertaron juntos y decididos, salieron para poder observar el cielo, las calles llenas de nieve pese a que solo han transcurrido unas horas desde su comienzo, pero algo hay de normal en eso pues días anteriores pronosticaban que justo la nevada en Londres y alrededores tendrían un impacto alto en sus primeras horas.

A la pareja no le molestó en absoluto eso, de hecho semanas atrás Logan había adquirido dos trineos (¿o carritos?), para luego usarlos en la calle inclinada, en ese momento no había autos y con aquella infancia por dentro, empezaron a subirse a ellos para empezar a jugar carreras contra el viento y la nieve helada, Logan cayó de cara a la nieve, a reacción por su risa incontrolable Alba ganó para al final caer de igual manera, sus pestañas largas y sus cejas prominentes así como cubriendo sus ojos azules y relucientes ese día, se empañaron de nieve, ambos volvieron a comenzar la carrera, al parecer en eso no le va muy bien al chico.

A la hora de la comida, Logan recibió un mensaje:
"Hola señor Logan Scott, sin intención de importunar, en nuestro programa nos encantaría poder hacerle una entrevista, conocer más al escritor que ha hecho del mundo literario una maravilla en sus libros, si le interesa con confianza conteste a este correo, gracias y saludos cordiales."

Era un correo directo de Will Osborn, el conductor de Top-player, un programa de tv muy popular en estos años, donde en base a la comedia, dedican su tiempo a poder conocer a las más grandes estrellas del mundo, haciéndolos notar aún más, conociendo más de su vida y más de la vida que tenían antes de lo que son ahora.

Will Osborn ha hecho de todo en su vida, primero actor, luego escritor, hasta piloto de carreras ha sido en la F1, y aunque su programa la pareja casi no lo ve (por no decir nunca), a Logan le parece buena idea aceptar esa invitación, de hecho es una gran invitación, porque bien sabe que las personas que lo siguen mucho tienen interés en conocer más sobre su vida (sin excederse claro), así que ir y poder contar sobre su pasado además de tener una rica plática a lado de ese hombre, sonaba bien.

La idea le maravilló a Alba, el chico quería ir con ella así que con un correo en respuesta a la invitación de Will, decidió aceptar.

La invitación era por la noche, así que por esas horas se dedicó Logan a verse adecuado ya que una cosa es ver a lectores queriendo un autógrafo por la calle y otra muy distinta ver a miles de espectadores observar ese programa, además tenía la certeza de que les convendría pues podría subir el rating al usar el nombre de Logan Scott.

Esa misma tarde casi a la hora de partir, ya habían decidido que Alba iría de su acompañante.

Al dirigirse al lugar del programa cerca de Londres, Logan ya veía personas afuera y aunque eran relativamente pocas, este decidió llegar con ellos y ser amigable.

El lugar aquel era maravilloso, el estudio sobre todo era muy profesional, la habitación donde se transmitía aquel programa tenía ese toque minimalista con una serie de colores agradables al ojo humano, no eran chillones si no entre apagados pero puestos adecuadamente por las paredes, objetos, piso y demás.

Will se encontraba ya casi listo, donde a este le untaban maquillaje por su cara —ya decía yo que esa cara se veía muy perfecta—. Pensó Logan al saludarlo y este esperara junto a su pareja a la maquillista, donde sólo "un retoque" necesitaba según a palabras del conductor de aquel programa.

Alrededor de las ocho y treinta comenzó el programa, donde este hace un par de giros y con aquel ímpetu común en esos programas, empezó a preparar la llegada del escritor, donde se supone que este último entraría a la señal "el chico que le ha dado un giro a la trama de la vida", por un momento creyó haber escuchado la frase clave pero no era así, por alguna razón sentía una gotita caer por su cuello, hasta que en algún momento dijo la frase clave.

Entrando con una sonrisa vivaz, Logan saludó al conductor Will mientras se sentaba en la segunda silla disponible mientras se sentía raro porque, ¿cuántos artistas y famosos de todo se han sentado allí? Esa pregunta le incomodó un poco en su cabeza, así qué haciendo caso omiso decidió escuchar lo que Will le decía.

—... y empiezas a escribir tus libros de una manera increíble, lo que transmites en cada párrafo, he leído Aura resplandeciente y sin duda quedé asombrado por su final. —Declaró con aquella profesionalidad Will—. O dime, cómo comenzó Logan Scott en esto, ¿siempre te fue así de fácil?

Era evidente que por estar dando vueltas pensando otras cosas no se percató siquiera lo que le decía, lo bueno que ya se daba una idea de lo que empezó diciéndole, así que respondiendo a aquella pregunta, miró a Alba, la chica sentada metros atrás de las cámaras, esta sonreía y le incitaba a responder, este lo hizo.

La vida del escritor no fue muy sencilla en realidad, teniendo que estudiar periodismo en la universidad para luego de conseguir un empleo redactando artículos fuera despedido por su "baja imaginación", sin embargo habiendo obtenido una oportunidad para viajar a Londres, este lo hizo y siguió la universidad allí, fue la mejor experiencia pues allí conoció a Ralph, y en ese tiempo Alba se encontraba allí pero sus ojos nunca se encontraron (aún no era tiempo), empezaba a escribir novelas un poco cortas realmente nunca le fue bien, trató de autopublicarse y sacó en físico dos novelas, uno de horror y otro de romance, ambos tuvieron buen éxito en la universidad, todos sus amigos lo animaban aunque claro eran sus amigos y aunque no podían mentirle, tampoco podían desilusionarlo, así que daban una reseña neutra.



#14986 en Novela romántica
#9201 en Otros
#1385 en Humor

En el texto hay: romance, millonario joven, suerte y destino

Editado: 02.05.2022

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.