Only Told The Moon

1

Solo le dije a la luna

Tal vez me crean loca por estar en este momento sentada a la mitad del patio contemplando a la luna, observando cómo se refugia en la oscuridad de la noche, tal vez hayan estrellas pero la luz de la ciudad no me permite que las vea. Desde mi perspectiva solo estamos la luna y yo, me he puesto a pensar que somos muy similares, la señora luna tiene a sus estrellas para consolarla, yo tengo a mi familia y amigos, aunque traten de animarme solo mis amigos lo logran. Somos tan cercanas como distantes, con la misma fragilidad y dureza de un diamante. ¿Qué puedo decir? Es complicado...

Pensando en todas nuestras similitudes tome el valor de mirar nuevamente al cielo y hablar con ella, realmente no me importaba si no me contestaba, si mis abuelos creían que estaba loca; yo solo quería hablar con ella y pretender que la luna me escuchaba. Cada quien se engaña con la mentira que más le convenga...

Le dije muchas cosas esa noche, mis miedos más profundos, curiosidades y demás, deje mis sentimientos en aquella conversación, expuse todo lo que mi mente llegaba, cosas sin sentido, pregunta que sabría que ella no iba a contestar... Muchas cosas dije pero esto fue lo que más me toco:

¿Crees que en algún momento estaré cómoda en mi propia familia? Tú tienes al sol que arde de pasión por ti, a las estrellas que te consuelan cada vez que te ven llorar. El sol espera de manera ansiosa a que llegue un eclipse y así poder demostrar cuanto te ama y te apoya, las estrellas al ver que tienes un problema corren para socorrerte. ¿Algún día sentiré eso? No sé porque nunca puedo sentirme completamente cómoda con mi familia, los amo, eso nunca va a cambiar pero cuando estamos todos reunidos nunca puedo estar a gusto, posiblemente sea yo la del problema, tal vez solo no encajo, posiblemente sea mutuo. Nunca me han interesados sus temas de conversación, trato de incluirme mil veces en la conversación, tratar de amoldar mis gusto a los de ellos pero es que simplemente no puedo, al parecer ellos tampoco hacen el intento de interesarse en mis gusto, mis pasiones nunca han encajado, mi gusto por la literatura, la música y la escritura solo son cosas sin importancia. Aún recuerdo en el entierro de mi bisabuela como envié un mensaje reflexivo sobre la muerte y me causo gracia lo que dijo una de mis primas "lo que escribiste no cuadra con la situación". ¿Ignorancia? Tal vez, ¿cómo me sentí? Al principio me sentí un poco de coraje, deje todo lo que sentía en aquel mensaje, mis pensamientos más profundos, no fue simplemente una cadena de 'copiar y pegar' es lo que yo sentía en el momento, después simplemente lo deje pasar... A veces me da pena la ignorancia que veo en mi familia.

¿Qué te digo de mi situación actual? Quiero volver al pasado y no me refiero a la infancia, me refiero al momento que estaba a punto de suicidarme, desearía no haber fallado, ahora tal vez no estuviera sufriendo por estas cosas. Tal vez sea un poco pesimista, posiblemente mi mente solo me haga malas pasadas o simplemente quiero volver a mis viejos patrones, no lo sé y eso me está matando. Quien diría que la mente fuera tan poderosa, como es capaz de convertir una simple mirada en un gesto de odio, de un simple comentario inofensivo a una crítica dolorosa. Tal vez este un poco sensible por los acontecimientos de la última vez, nunca creí que una simple confrontación me haría sentir tan mal, y lo admito fui yo quien cometió el error, sobre pase sus límites, por obvias razones toda acción tiene una reacción de mayor o igual consecuencia, he aquí las consecuencias...

¿Qué pienso hacer? Aunque mi mente me ruegue que acabe con mi vida creo que con tres intentos ya es suficiente prueba que morir no es una opción, ¿luchar? Sí, esa es mi verdadera opción, luchare por mis sueños y posiblemente se cumplan, dejare atrás las opiniones de odio tanto de mi familia como de las personas, ya no sentiré vergüenza de ser quien soy y no pienso, ni pensare cambiar por nadie, excepto que sea por mí misma, pasare tiempo con aquellos que realmente valgan la pena y desechare todas aquellas que sean toxicas. Me vale una mierda lo que piensen de mí, es mi vida y a la final soy yo quien se ira al infierno por las decisiones que tome. Debo ser valiente y dejar de tener miedo a ser feliz. Estoy viviendo de pie y no pienso morir de rodillas.

La luna fue una gran espectadora, escucho todo lo que dije ¿qué podía esperar? Aun así me sentía aliviada de sacar todo eso de mi sistema, aquellas inseguridades siguen latentes pero ahora son menos, aquel rencor lo pude sacar. Ahora tú que lees esto, no pienses que por hablar solo, con la luna e incluso hasta tu perro no significa que estás loco, a veces solo queremos que nos escuchen si esperar una respuesta a cambio, queremos llorar sin esperar a que alguien nos interrumpa preguntando "¿estás bien?" solo queremos drenar todo lo que sentimos sin esperar nada, tal vez solo se consiga hablando solo, con la luna, con cualquier cosa que te ayude a conseguir aquella tranquilidad que tanto buscas.



Hatice Cha

#15409 en Otros
#1578 en No ficción
#5616 en Relatos cortos

En el texto hay: realismo

Editado: 23.05.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar