Orión

Prólogo

- Ella aún no sabe nada.
- ¿Cómo es eso posible?
- ¡Eso no es lo que importa en este momento! – rugió de manera que sus ecos hicieron estremecer las paredes de aquel frío lugar – Será mejor que te centres en lo importante. – continuó con más calma pues le convenía que el chico frente a él siguiera estando de su lado – Lo importante es que tú la ubiques primero, si ya hablaron de ella abiertamente es muy probable que la manden a buscar, o incluso vayan ellos mismos, no lo sé, pero precisamente por eso es que debemos actuar rápido y adelantarnos a sus pasos.
- ¿Cómo sabremos en dónde está? O siquiera ¿cómo luce? Sé que es muy importante encontrarla primero, pero sabes que ese lugar es muy basto y no he ido allí con anterioridad.
- Yo si he estado allá… - empezó a decir meditabundo y con la mirada perdida – fue una buena época, pero debí haber hecho las cosas diferentes, de lo contrario no estuviera pasando por esto en este maldito momento. – finalizó con los labios apretados.
- No te preocupes muchacho, - continuó diciendo tras un leve suspiro – yo me encargaré de tener algo de información. Por ahora tú sigue haciendo tu papel, quizás nos sirva de algo el que estés allí.
El chico asintió y sin más retraso dejó aquel profundo y oscuro lugar, no sabía como sentirse al respecto de lo que pensaba hacer, pero una cosa era cierta, quería todo lo que él le pudiera brindar, y aunque su conciencia a veces quisiera hacerle pasar un mal rato, era solo un pequeño precio por pagar a comparación de todo lo que se vendría. Con una sonrisa en su rostro siguió su camino presto a seguir con su papel.
Cuando se aseguró que estuvo solo soltó otro suspiro, subió al piso principal y se sentó en su gran sillón negro frente al ventanal, la noche no impedía ver al chico alejarse del lugar. Se levantó y de una pequeña pero bien escondida caja fuerte sacó un collar muy fino con un colgante gris brillante.
- Hematite. – dijo en un susurro apenas audible mientras lo apretaba en la mano – Siempre conservé este collar por el simple hecho de tener tu nombre grabado en esta pequeña pieza de hematite, pero no te imaginas cuánto ansío tenerte a ti en mis manos, por fin ya estoy cerca de ese día. Solo espera un poco más.

 



Katherine SanMMar

#1559 en Fantasía
#4548 en Novela romántica

En el texto hay: primer amor, triosamorosos, sobrenatural

Editado: 25.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar