Pandemia

Pandemia

“Las noches caen lentamente desde que todo esto empezó, pareciera que los dioses notan la presencia de la maldad que nos rodea y por eso nos dejan a la deriva en un mundo donde las sombras son el único refugio. El miedo cambió desde entonces, las pesadillas se viven en el día, mientras uno está despierto y la esperanza de que el horror acabe se da durante el día; el estar encerrados ya no es causa de molestia, estar dentro de casa es precisamente lo que todos quieren; ya nadie sale por gusto, la muerte se encuentra en el exterior.

Cuando anochece, parece que la vida recobra cierto grado de sensatez, la gente puede salir a las calles a limpiar la sangre de sus seres queridos y en ocasiones se ven obligados a descolgar los cadáveres desollados que cuelgan frente a las ventanas. No todos son capaces de estas tareas, pero, quienes tienen el deseo suficiente de seguir vivos, diligentemente retiran los cuerpos y los queman lo antes posible. Si hubiéramos sabido la importancia de esto, nos habríamos ahorrado tanta muerte y tal vez podríamos dormir un poco sin despertar perlados de sudor y gritando. Nada de esto debería estar pasando, debería ser la pesadilla de algún psicópata degenerado, pero es real y tenemos que hacer lo posible para llegar al día siguiente.

No podemos decir que esto sea vida como tal, todos estamos muertos, solamente esperamos la hora en que se haga “oficial”, por decirlo de alguna manera. Este sistema de “No-Muerte” empezó hace relativamente poco, después de aquello que llamaron cuarentena. Empezaron a limitar nuestras salidas, decían que ese virus podría matarnos; afectaba a los ancianos y a los niños pequeños, los mataba de manera lenta y los casos de contagios se contaban por miles en los países más avanzados, el hecho de que no fueran grandes las cantidades de infectados en nuestros países nos hacía dudar de la veracidad de la enfermedad. Motivo por el cual seguimos nuestra vida de la manera más normal, haciendo caso omiso de las recomendaciones sanitarias de un gobierno que había perdido veracidad los últimos años. Muchos creíamos que era solamente una mentira, que de alguna manera solamente estaban controlando la población. Pensábamos, escépticos, que era una manera en que las potencias aumentarían su poder sobre los países de más bajos recursos, países en los que sus economías dependían completamente de la compra/venta de productos nacionales. Pero si las noticias, cuando todavía podíamos saberlas, eran ciertas, los países más grandes tienen problemas aún más grandes que los nuestros.

Un par de meses después de que la continencia empezara en nuestro país la vida seguía hasta cierto grado normal, las playas y centros turísticos fueron reabiertos después de ver que la cifra de infectados no aumentaba exponencialmente. Creemos que eso esperaban que hiciéramos, creemos que por eso aumentaron las muertes de 1069 a 1.26 millones en un par de semanas.

Si los gobiernos querían controlar la población así, no funcionó como esperaban.

Hasta donde tenemos entendido el virus mutó para que, en lugar de matar personas una por una, las personas empezaran a matarse unas a otras. No sabemos dónde se haya dado el primer caso, o cuando. Lo qué suponemos es que “No Compatible” se contagió del virus mutado y no se dio cuenta (porqué no es tan evidente cuando uno contrae este virus como con el anterior), empezó a desarrollar sus actividades diarias con toda normalidad e infecto a todos sus amigos, esto hasta que se encontró con “Compatible” y también lo infectó. A partir de allí viene la parte fea, la manera en que esto se propagó puede decirse que es hasta ingeniosa. Una vez que Compatible se infectó, algo en su cerebro empezó a cambiar, fue solo cuestión de pocas horas hasta que el virus tomó control de su cuerpo y lo incitó a matar a todos los que estuvieran enfermos, pero que fueran Incompatibles (creemos que el virus lo veía como una aberración o algo por el estilo), como el virus quería seguir propagándose y encontrar a más compatibles hizo algo bastante interesante: desolló a los infectados incompatibles y esparció la sangre por las calles.

El motivo por el cuál nos fue tan difícil entender que estaba pasando en primera instancia es el hecho de que los Compatibles no pierden su inteligencia, ni su memoria, ni sus habilidades. Es difícil ver que mamá Compatible se enferma y decide que está harta de papá Incompatible, le rompe el cráneo y empieza cortar sus brazos y piernas para luego pintar las paredes y las puertas con la sangre, esperando a que los hijos lleguen y uno resulte ser Compatible, cuando termina con la familia, decide probar suerte con los vecinos, no es la visita que uno espera recibir. En conclusión, son como zombis, pero sin estar muertos, solamente son sumamente violentos, mañosos y contagiosos.

Esto pasó hace unos 3 meses, para el día de hoy la situación cambió muy poco, solamente se desarrolló. Cuando nos informaron que esto estaba pasando en todo el mundo supusimos que era el final, y aún creemos lo mismo. Las ciudades fueron las primeras en caer, los que creían que saquear las grandes tiendas era buena idea se toparon con que los Compatibles ya habían dejado un regalo de sangre por todos lados. No sabemos cuantos haya todavía, pero nos esforzamos por sobrevivir un poco más, no esperamos una salvación, no esperamos un final, solamente deseamos ver un día más. Matarlos no ayuda mucho, si matas a uno la probabilidad de que estés contagiado es casi del 100%, muchos deciden mejor suicidarse. Aunque entre nosotros hubo uno que mato a tantos como pudo, lo persiguieron y luego quemó el lugar a donde los guio, obviamente el murió también, pero nos dejó un par de días para buscar comida de día antes de que otro Compatible llegara a buscar más hermanos.”

En lo particular, tiene tiempo que estaba harto de tener que vivir cada día esperando a que un Compatible me matara, hace un par de horas me encontré a uno de frente. Creí que tendría un final lento y doloroso, pero para mi sorpresa (¿y regocijo?) solamente me sonrió, entendí inmediatamente lo que significaba y la verdad, creo que no había visto las cosas de la manera correcta, lo que escribí hace unas semanas lo demuestra. Ellos, los que no pueden entenderlo, no deben seguir vivos, esto que nos cambia no es malo, es lo que hemos llamado durante siglos supervivencia. Y si no puedes adaptarte, no tienes derecho alguno a seguir vivo. Todo va más allá de los lazos emocionales que nos atan, es la supervivencia de una especie junto a otra, no sé quién creo el virus, si es que realmente es creación humana. Lo que sí sé es que la vida sigue para mi y mis hermanos, más fuertes, más grandes, más poderosos.



axis

#1134 en Ciencia ficción
#8755 en Otros
#2415 en Relatos cortos

En el texto hay: horror, enfermedad, muerte

Editado: 07.03.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar