Papá Alfa

4

Se veía de pronto en una habitación de hospital, recostado en una cama semi sentado, al lado suyo Jeon estaba sosteniendo su mano, usaba jeans de mezclilla clara y una camisa a cuadros azul con blanco. Estaba rodeado por personas, en su mayoría chicos de unos ¿20? Al centro del grupo estaba Maeve, es lógico por que ella sería quien la atendiera cuando diera a luz, solo que ese momento no ha llegado ¿Verdad? Parecía como si fuera a impartir una clase sobre obstetricia y Kim no pudo encontrar la estrategia como algo más que repugnante, no es un espectáculo o algo así, no es una especie en peligro como quieren hacer creer, es un ser humano. Bajando la vista observó su vientre y una sensación de miedo lo invadió. Quizás horror sea una palabra más acertada, pues incluso a pesar de la tela de la bata de su ropa podía observar los movimientos de su criatura dentro de su vientre, pateando… Apretó la mano de su alfa con fuerza ante el dolor que atravesó su cuerpo, las voces 80 resonaban en la habitación como un lejano eco… Desagradable. “No se preocupe, doctor, esto es normal” habló uno de los estudiantes en un tonto intento por tranquilizarlo. Esto no puede ser normal ¿Verdad? Sentía su pulso desvanecerse, cada sensación que tuviera su cuerpo pasaba a segundo plano por el dolor que lo hacía gritar cada vez que sus entrañas se apretaban en una nueva y más dolorosa contracción… No puede ser normal. El movimiento de su cachorro dentro… Es muy extraño, no parecía abrirse paso hacia abajo, no, no puede ser normal. Maeve dio unos pasos hasta quedar junto a él, al otro extremo en el que se encontraba su alfa, que parecía preocupado aunque no tan aterrado como él se sentía. “Kim, es normal, tu bebé está bien y tú vas a estarlo también” ¿Por qué siente que es mentira? Una mancha de sangre pintó su bata a la altura de su abdomen y Taehyung miró a su pareja en medio 81 del pánico total, su piel se desgarraba en una escena alienígena dando paso a algo más. “Dime que así no nacen los bebés” Ese dolor se sentía tan real, sentía que moriría por el dolor y probablemente sí estaría muerto en unos instantes. Pero las personas a su alrededor siguen intentando calmarlo. Es demasiado real para ser un maldito sueño… “Ayúdame Jungkook…” ―¡Jeon! Sus ojos se abrieron rápidamente, acostumbrándose a la oscuridad de la habitación, se sentó de golpe con la respiración agitada y su pulso a mil por segundo. ―Hey… Taehyung, aquí estoy ―una mano de su alfa agarró su hombro y no tardando estaba siendo sostenido por el hombre en sus brazos. Jeon lo había sentido removerse en sueños y se despertó un segundo antes de que Kim lo llamara con un grito, de inmediato le había jalado para abrazarlo, liberando feromonas que pudieran calmar a un genio nervioso e hiperactivo. 82 ―Tranquilo, estabas soñando, bebé… Taehyung se aferró más a su alfa, jadeando por aire luego de haber hiperventilado antes de despertar del todo. ―Lo sé, es que fue muy real. Jeon acarició la cabeza de su chico ―¿Quieres hablar de eso? ―No… ―¿No? ―Te… Te vas a reír… ―¿Ah si? Por fin Taehyung levantó la mirada con los ojos llenos de lágrimas, el lobo podía verlo en la oscuridad. Podría sentirse culpable por lo lindo que se vería Taehyung llorando en otra circunstancia por que ahora estaba muy preocupado. ―Creo que ya no quiero otro maratón de terror alienígena… El lobo sonrió: ―¿Soñabas con Alien?―habían pasado su fin de semana libre mirando películas de terror cósmico, 83 luego de que el genio expresara su gusto por los cuentos de esa categoría, resulta que Jeon tambien es un gran fan de la cultura pop. Kim volvió a esconderse y Jungkook lo apretó un poco contra sí. ―Tranquilo, nada de eso es verdad, ya sabes… ―¿No es ridículo? ―¿El qué? ―Que he visto escenas del crimen horribles y cuerpos descuartizados y tengo una pesadilla por una película… ―Bueno, si fuera la única pesadilla que has tenido en lo que llevamos durmiendo juntos, sería extraño pero… No, no es ridículo, estás bajo presión, es todo. ―Mm… ―¿Te traigo algo? ¿Agua? ¿Algo para dormir? ―No te vayas…―el muchacho se aferró a la camiseta de su pareja, negándose a dejar ese refugio seguro. 84 Jungkook lo sostuvo, consciente de que lo que sea que haya ocasionado eso seguía ahí, simplemente lo mantuvo contra su cuerpo esperando que su aroma lo calmara y el chico pudiera dormir. Podía, aunque sea algo que se han prohibido hacer, seguir las pocas pistas que Taehyung le dio para averiguar exactamente qué estaba soñando y por qué… Y manteniéndose despierto sabe que pronto acabará pensando en eso, no está seguro de querer hacerlo, Kim le habría contado si pensara que es algo en lo que debe meter la cuchara, pero no dijo más. Ambos se quedaron callados un rato y poco a poco la respiración agitada del menor se iba tranquilizando hasta que pareció normal. ―Jeon… ―¿Mm? ―Tengo miedo ―¿Crees que haya vida alienígena en esta casa? ―no…―casi sin darse cuenta se llevó una mano al vientre que aún está plano y sabe que no comenzará a notarse hasta que tenga unos cinco o seis meses. ―¿Qué pasa, Taehyung? 85 ―Lo que no puedo controlar de mí, todo el proceso… Me aterra ―¿Hablas del embarazo? El omega asintió y el pelinegro suspiró ¿Qué puede decir? Simplemente que todo va a estar bien, pero aunque quisiera no podría comprender lo que se siente, lo que es estar llevando… Se quedó callado, quizás más de lo que debería, pensando, pensando en lo que ha de sentir su pareja, no a nivel físico nada más sino lo que piensa, aquellas cosas que no dice, los miedos que suele guardar para sí mismo por que quizás piensa que no será aceptado, comprendido o siquiera consolado. ―Lo siento… ―¿Por qué? ―No comprendo, siendo honesto hay muchas cosas que no entiendo, quisiera poder hacerlo, y poder consolarte adecuadamente pero… ―Hay cosas con las que no importa cuánto lo intentes, no podrías ayudarme. ―Justo por eso. ―Podrías acompañarme, estar junto a mí y cuando lo peor haya pasado, decir que lo hice bien, 86 si así fue… ―¿Bastaría? ―Peor sería que no digas nada, o que me rechaces. Volvió a abrazar a su chico ―No existe fuerza en la tierra que me haga rechazarte, Taehyung, nunca lo haría, te adoro. ―Podrías pensar que soy una mala madre. ―Padre. ―Jeon, cariño, tal vez te distrajiste, pero estoy llevando… ―Eres un chico, no te refieras a ti mismo como no quieres que te llamen. ―Es a lo que me refiero… No quiero que me digan mamá, y si soy muy sincero no sé si quiero pasar por todo este cambio fisiológico del embarazo y… ―¿El parto?―casi sintió un escalofrío por la idea que vino a su mente sobre lo que el chiquillo soñaba hace un rato y que fue lo bastante feo o extraño para despertarlo así. 87 ―Me asusta. ―Si yo fuera tú, estaría en pánico todo el tiempo. El genio se rió, no imagina que haya algo en la tierra que realmente pueda asustar a Jeon Jungkook, solo está siendo amable pero es muy lindo que lo haga. ―No tienes que fingir que no te afecta, no necesitas estar todo el tiempo feliz y despreocupado, y si quieres hablar, simplemente hazlo. ―No se siente normal… El sentir miedo sobre algo que muchos ven normal. ― “El más antiguo y más intenso de los miedos, es el miedo a lo desconocido” y en este momento todo lo que está pasando y lo que va a pasar es desconocido para ti, no importa que seas un omega, simplemente no estabas listo, no lo querías aún… ―Pero ahora lo quiero. ―Lo sé ―¿Entonces no piensas que soy un pésimo prospecto de gestante? ―tuvo cuidado de no usar la palabra Madre, últimamente Jeon no parece llevarse bien con el término cuando Taehyung lo usa en sí mismo, y tiene razón, también lo encuentra algo 88 estereotipado y desagradable en lo poco que se identifica con el término primeramente diseñado para mujeres. ―No entiendo por qué pensaría eso, eres perfecto, y este bebé va a amarte mucho. • • • • • Habían peleado, ni siquiera fue una pelea del todo pero así se sentía. Taehyung estaba acurrucado en un nido improvisado, se sentía culpable por lo que dijo, sabe muy poco de la niñez de su pareja excepto lo poco que le dijo Heechul, y lo había arruinado al decir eso, lo sabe, pero en ese momento simplemente no podía disculparse, no podía decir “Lo siento, lo siento por reactivar emociones que finges que simplemente no están ahí” habría empeorado el asunto. Sabe que había golpeado bajo y no sabe por qué Jeon guardó la calma de ese modo… A eso de las siete treinta de la mañana alguien llamó a la puerta, Kim lo ignoró, solamente quería ver a su alfa y Jeon tiene la llave, así que no va a levantarse de ahí, no ha dormido nada y quiere que llegue su pareja simplemente, que lo busque y que le 89 diga que no está más enojado con él, y quisiera que fuera tan sencillo. No oyó la puerta abriéndose, pero sí los pasos cuando ya estuvieron lo bastante cerca, cuando volteó se encontró con la alta figura de su alfa, no parecía molesto cuando se inclinó para verlo. Ambos se quedaron mirando un segundo. ―Hola.―murmuró él castaño y el mayor le acarició la mejilla. ―Hola. ―Tardaste mucho, pensé que seguías enojado conmigo. ―No estaba enojado contigo. ―¿Aún lo estás? El pelinegro negó con la cabeza. ―En serio lo siento, creo que sí son las hormonas… ―Yo también lo siento. Fue tanto, en cuanto vio a su omega ahí en medio de un nido improvisado sintió tanta ternura que fue inevitable empujar a un lado cada cosa que lo había 90 incomodado de esa conversación, ayudó en el punto en que se trata de una plática que realmente no desea tener, no con Taehyung, no con la pareja a la que debe proteger y que de saber más cosas podría sentirse aún más inseguro. El alfa se quitó el saco y entonces Taehyung cayó en la cuenta de que traía puesta la ropa de la oficina, Kim se hizo a un lado y se dejó envolver en los fuertes brazos de su alfa, inhaló el rico aroma de la resina caliente y relajante dejándose hundir en el pecho de su mayor, quería decirle que no quería molestarlo, que lo dijo por que pensó que siendo chica tendría menos inseguridades propias acerca de criar, pero solo quería estar así en los brazos del lobo. ―Kim… ―¿Si? ―¿Te he dicho que no me gustan las chicas omega? ―Si, pero no el por qué. ―Hipersexualidad. ―No todas son así ―sabe que si bien es una buena opción, no es la de más peso para esa 91 negativa. ―Bien, no todas lo son, y de hecho el problema tiene más que ver con mi madre. ―Omega Prime… ―El doctor hizo su tarea ¿Eh? ―He investigado, sí, tratándose de ti, y viendo lo difícil que es hacer que hables… ―Querías saber sobre mis padres ¿No? El menor guardó silencio dejando hablar a su alfa. ―Mi padre era un alfa recesivo, su carácter era inestable, posible bipolaridad, quizás neurosis, no estoy muy seguro… Era un hombre de mal carácter simplemente para muchos, aunque a solas con nosotros parecía ir aún más lejos. Estaba obsesionado con la biblia, si bien nunca nos obligó a leerla, a veces teníamos la impresión de estar en un tribunal del santo oficio cuando nos disciplinaba… Kim guardó silencio pero la imagen mental de Jungkook y Yisung sentados con la espalda derecha escuchando a un hombre que se excusa en la biblia 92 para ser cruel, estaba perfectamente impresa en su mente. ―En una ocasión tomó a mi hermano del brazo y pensé que iba a fracturarlo así que me metí en medio, Yisung estaba en pánico, había dejado un pequeño desastre cuando hizo su tarea, yo simplemente no quería que lo golpeara por eso… ―¿No te asustaba? ―Entonces ya no, yo tenía 16 y Yisung 8, así que no le tenía tanto miedo como al principio. ―¿Por qué seguían ahí? ―No teníamos a dónde más ir, al principio quise convencerme de que me quedaba a proteger a mamá, algo similar cuando nació Yisung, y seguí ahí, pero no sería tan fácil huir siendo dos chicos que siendo sincero lo único que sabíamos hacer era pelear, y no entre nosotros. ―¿Qué pasó? ―Bueno cuando tuve oportunidad me uní al ejército y pude ayudar a Yisung a pagar un arrendamiento pero no quiso salir de casa… ―¿Y tú mamá? Ella no dejaba que los tratara así, obviamente intentaba protegerlos ¿No? 93 ―Al principio, recuerdo algunos reclamos hacia cómo me trataba mi padre, habré tenido cuatro años la última vez que los oí pelear por eso… ―¿Y después? ―Ella simplemente dio la vuelta, supongo que se acostumbró a ser golpeada, a que lo fuéramos también, dio vuelta y fingió que todo estaba bien, la familia perfecta, maquillaba sus golpes y nos compraba ropa de manga larga, y ya… Cuando cumplí quince empezó a manipularnos, Yisung llegó a creer que ella de verdad no sabía que él nos golpeaba tanto, tardó mucho tiempo en darse cuenta. ―No los protegió… Pero ¿Cómo es posible si era una omega prime? ―No lo sé, supongo que explica algunas cosas de ella que supe después… ―¿Como qué? ―Sus padres querían que se casara con un alfa prime ―¿Los conoces? ―No personalmente, los vi una vez mientras dejaba flores en su tumba. 94 ―¿De qué murió? ―Morfina. ―Oh… Lo lamento. ―¿Por qué? ―Por que no tenía idea. ―Eres perfilador, no adivino. ―Muchos piensan que es lo mismo. ―Y pueden irse al diablo. Kim sonrió por primera vez en un rato ―¿Podemos ir a casa, por favor? ―Claro, vine por ti, bebé. El lobo seguía pensando en esa conversación unos días después, en eso y en la pesadilla de Taehyung, pensaba en una manera de ayudarle mientras el chico dormía sobre sus piernas en el avión camino a algún caso, cubierto con su abrigo, se había convertido en una escena tan familiar que ya nadie del equipo siquiera le daba atención a eso, todos estaban en sus asuntos. Jackson se sentó junto a Jeon y le ofreció café. El jefe lo aceptó y esperó por alguna pregunta o 95 comentario pero el mayor no dijo nada, a veces usaba el silencio como método de interrogación pero justo ahora parecía que simplemente quería estar ahí. • • • • • Seonho entró en la camioneta y le entregó a Kim una bolsa de papel: ―Lo que me pediste… Taehyung había dejado de mirar con los binoculares y sonrió a su mayor cuando este se sentó junto a él, luego de cerrar la puerta en esta fría noche en Seúl. ―Eso fue rápido, gracias Seonho. ―Bueno niño, estamos en Yongsan, no es difícil encontrar comida de todo tipo ¿Desde cuándo cenas pastel? ―Aporta una cantidad de azúcares que necesito para mantenerme despierto, además por ser una porción moderada no me hará lento, y respondiendo a tu pregunta… Desde hoy ―el chico le sonrió antes de abrir la bolsa y sacar un empaque desechable ecológico y abrirlo. ―No era lo que tenía en mente cuando hablaba de cenar pero está bien… 96 ―Los astronautas cenan pastel ―El muchacho no dijo más y empezó a comer, seguro tendrían una noche muy larga ahora que tenían que mantener vigilancia. ―Okay, ¿Cómo sabes eso? ―He estado algo cerca de algunos que saben del tema. El alfa joven sacó la comida de la otra bolsa para empezar a comer también, un sándwich de pollo, no tendrían mucho tiempo para salir corriendo si veían al sospechoso si estaban ocupados con vasos y cubiertos, aunque Taehyung no parecía tener ningún problema. El rato pasaría rápidamente, Taehyung parecía dormitar contra el vidrio cuando sonó el celular de Seonho. ―¿Jeon? ―murmuró en voz baja ―No hay señales de nada inusual… Sí… No, no te preocupes por eso yo fui… Está dormido creo… Si, es por turnos… Ok Apenas estaba colgando cuando el omega se movió en el asiento. 97 ―¿Era Jeon?―murmuró con la voz algo ronca y sin abrir los ojos. ―Quería saber si hemos visto algo. ―Nos envió al punto más tranquilo ¿Te diste cuenta? ―Es por ti. El menor abrió los ojos y volteó a ver al moreno ―¿Por qué lo dices? ―Es tu alfa… Debe ser difícil cuidar de ti sin hacerte a un lado. ―¿Y supongo que entiendes lo que se siente por que estás enlazado a alguien? ―Calma, niño, solo digo las cosas como son. ―No me está haciendo a un lado. ―Yo no dije que lo haga. ―Tal vez debería. ―¿Por qué? Supongo que confía en que no es el único cuidando de ti, eres como un hermano para nosotros… ―Sacia su instinto de protección… 98 ―Es más que eso, niño y lo sabes. ―Cierto…―el omega suspiró y se incorporó en el asiento ―Lo siento, últimamente no me siento muy bien… ―Has estado actuando raro. ―Ya lo dijiste, hace dos semanas. ―Y sigues haciéndolo ¿Está todo bien con Jeon? ―Lo está… Es muy hogareño. ―¿Hablamos de la misma persona? Ya sabes, yo hablaba de ese hombre con cara de amargado que es abogado y jefe de nuestra unidad, Jeon Jungkook, alfa, cabello negro y lacio. Kim se rió: ―Es muy diferente en casa… ―Es diferente contigo. El chico asintió ―Supongo. ―¿Te hace feliz? ―Sí ―Kim no se dio cuenta de que sonrió. Un rato después volvió a sonar el teléfono de Seonho. 99 ―¿Me extrañaste, linda? ―habló pensando que era Jenny pero la voz al otro lado casi le dio un escalofrío ― “Concéntrate, ¿Hay actividad en el área?” ―Preguntó el jefe de la unidad, ignorando la manera y el tono que Seonho había usado, seguro había estado distraído ― “¿Dónde está Kim?” Seonho empieza a pensar que no le habla por el reporte sino para preguntar por su omega: ―¿Sabes que el chico también tiene teléfono, verdad? ―hacía menos de un minuto que Taehyung le había dicho que tenía que salir y no quiso seguirlo, se asomó por el retrovisor y lo vio ahí, de espaldas, recargando su mano contra la camioneta, ignorará que lo escuchaba vomitar hasta allá ―Está tomando aire, papá lobo ―al otro lado del teléfono escuchó la risa de Jackson. ― “Bien, solamente eso, no olvides pasar el reporte” ―Está bien. ― “Y Seonho…”― hubo un segundo de silencio― “No me llames así, ya te lo he dicho” 100 Jungkook colgó y el joven alfa suspiró, también cuidaría mucho a su omega si supiera que está esperando… No se le había ocurrido hasta ahora, que ese rico aroma que despedía Taehyung era demasiado agradable, más de lo usual como si lo hiciera bastante obvio, tenía a toda la unidad encima abrazándolo y ninguno sabía por qué, además come cosas raras. Hubo un silencio entre los dos jóvenes en cuanto el chico entró de nuevo, se prolongó durante casi medio minuto hasta que Taehyung sacó unas cartas de pocker. ―¿Quieres jugar? ―Deberías preguntar si quiero perder… ―Si, tal vez…―las revolvió rápidamente y empezó a repartir ―Pero lo harás interesante. Seonho se rió ―Bien, niño genio ¿Apuestas? Kim pareció pensar un momento, luego metió la mano a su abrigo sacando una bolsa nueva de galletas de nuez y las puso en el tablero del auto ante la mirada sonriente del moreno. ―Bien, ahora que sé que sí traes comida contigo…―el atlético alfa rebuscó entre sus cosas y sacó un paquete de oreos que puso a un lado del otro paquete sobre el tablero. 101 A una y media manzanas hacia el norte estaban Lisa y Hyejin tomando turnos para vigilar, estaría Hyejin dormida con el asiento reclinado y la rubia seguro mirando por el visor. Tres manzanas arriba estaban Jeon y Jackson platicando en otra camioneta, Jackson estaría revisando las fotos de las escenas y Jeon seguro leía por milésima vez el expediente mirando de vez en cuando por los binoculares. Parecía una noche tranquila. Y lo fue. Nueve horas de vigilancia ¡Nueve! Y nada… Ni una sola pista, ni una señal, nada. El asesino no había mordido el cebo, perdieron horas encerrados en camionetas solamente para nada, desvelo, y encierro, no les sienta bien, en especial a los alfas el encierro. Taehyung estaba sentado en una de las sillas, mirando fijamente el pizarrón, empezaba a creer que su perfil geográfico había sido erróneo, y si así es ¿Cuál sería el correcto? Hay algún demente ahí secuestrando chicas y ellos lo habían perfilado incorrectamente… Se sentía culpable. 102 Atrás, a la mesa estaba Hyejin, revisando el reporte de autopsias, Jackson estaba en el despacho con Jungkook. ―Nos está faltando algo… No hay componente sexual, salta de una chica a otra con rasgos muy diferentes sin problemas… ―¿Qué tipo de asesino en serie caza mujeres a las que no toca ni quiere tocar? ―Tal vez son un reemplazo… ―¿De…? ―¿Su madre? • • • • • Un par de horas después tenían la ubicación correcta, Seonho y Kim estaban más cerca, no tuvieron que buscar demasiado, pues apenas se estacionaron el loco pasó encima de la camioneta corriendo. Los dos agentes salieron tras él a pie. El tipo es hábil, saltó de un callejón a otro como un gato, Seonho sabía que están en la misma capacidad y no se preocupó cuando Kim se quedó atrás, casi lo agradeció de hecho. 103 Unas calles más adelante cuando el sujeto creyó haber perdido a su perseguidor saltando sobre una cerca, chocó contra un gran contenedor de basura que juraría que hasta hace un segundo no estaba ahí, pero era grande y pesado, su propio impulso contra un objeto tan pesado lo derribó y cayó al suelo con un golpe seco. ―¡Maldita sea Kim! ―Seonho sacó las esposas y se agachó sobre el alfa tratándolo con poco cuidado ―No muevas cosas pesadas, te vas a lastimar… ―No pesa…―replicó el castaño saliendo de detrás del contenedor ―Además no lo tocaría, qué asco… ―¿Cómo carajos empujaste eso? ―El callejón no está parejo, hay una pendiente leve, sólo quité los seguros, no me regañes mamá… ―Jajaja… ―el moreno levantó de un tirón al tipo y lo hizo caminar hacia el frente, el hombre le sonrió a Kim cuando pasó junto a él. ― “Hola, preciosa…”― habló burlón y Seonho lo soltó en seco haciendo que cayera al suelo. 104 ―Mira por dónde caminas…―lo levantó del suelo aún más brusco que antes luego de patearlo ―Perderás el cuello si vuelves a mirar en su dirección ¿Entiendes? Para cuando salieron del callejón ya estaba ahí el resto del equipo, Seonho tuvo el placer de leerle sus derechos y golpearlo una vez más mientras lo metía a la camioneta. ―Seonho… Eso no era necesario ―le habló Jeon en un tono calmado y serio. ―No lo sé Jeon, pregúntale a Kim… Jeon se tensó y volteó a ver al omega que parecía muy tranquilo, no olía a miedo ni como si estuviera lastimado. Kim vio esa expresión en Jeon y sonrió nervioso, negando con la cabeza ―Solo es un idiota, no exageren… ― “Hey… Oficiales…” Todos voltearon hacia el idiota que señaló hacia el doctor con la cabeza. ― “¿Es soltera? ¿Puedo tener su número?” 105 Seonho volteó a ver a Jeon que parecía evaluar las posibilidades de entregarlo vivo, así que palmeó la patrulla indicando que se lo llevaran. Claro que Jungkook sabe que no tiene que preocuparse, pero idiotas así fácilmente podrían sacarlo de quicio en un mal día, Kim estaba fuera del efecto de los supresores y seguro en cuánto volvieran a la oficina los aplicaría, pero los preocupaba demasiado, su olor era muy atractivo y por más que a Jungkook le guste la idea, marcarlo con su olor no es algo plausible siendo que trabajan juntos… ―Bien, vamos a casa… Kim, conmigo. • • • • • De regreso en cuántico, estaban todos exhaustos. Jeon prometió que solamente haría uno de los reportes y que luego los dos se irían a casa a dormir (o a no dormir tal vez) y se encerró en su oficina, Jackson en automático fue tras él pero nadie puso la atención suficiente para verlo salir. Seonho terminó su reporte y subió a la oficina de su jefe, tenía un par de preguntas importantes. Llamó a la puerta y entró cuando se le dio el 106 permiso necesario, cerró detrás de sí, y se acercó un par de pasos nada más. ―¿Cuando ibas a decirnos que Taehyung está preñado? Jeon estaba callado trabajando hasta que Seonho habló, Jackson, que hasta entonces no era visible, se incorporó del sofá de la oficina donde estaba sentado y de pronto ambos alfas miraban a Seonho. ―¿Perdón? ―Por favor, es obvio… Lo envías hasta el final de la liga para que no corra muchos riesgos, con alguien de nosotros si tienes que estar al frente, come cosas raras y anoche estuvo vomitando, eso sin mencionar que huele muy atractivo para otros alfas. Jackson miró a Jeon, que no parecía inmutarse por nada de lo que dijo Seonho. ―No es decisión solamente mía ¿Le preguntaste? ―No ―Seonho se sintió estúpido por creer que tal vez el chico no tenía ni idea aún. Suspiró y se recargó en la pared aflojando sus hombros ―Lo siento, es que… Hace rato pudo pasarle algo, yo, 107 solo lo dejé atrás y… No pensé que nos alcanzaría, pudo haberlo lastimado. Jeon escuchaba atento ―Hablaré con Taehyung para que no tome tantos riesgos… ―Pero no pasó nada, Seonho por que tú estabas ahí, cuidando de él…―habló Jackson con su tono suave y tranquilo. ―Ese es el maldito problema, Jeon, simplemente arrojas el pase esperando que lo atrape sin preguntar si podré con ello. ―¿Acaso no puedes? ¿Me equivoco al pensar que son alfas capaces de cuidar entre sí? Seonho sintió esa patada a su ego, pero ese no es el punto ―Solo debiste decirme, así habría tenido más cuidado… ―Taehyung está bien, lo hiciste bien, Seonho, gracias, ahora ve, descansa, y te agradecería también que no lo menciones… El muchacho se fue y ahora solo quedaba una larga conversación pendiente con Jackson que no se veía sorprendido en absoluto, pero la dejaría para después, tiene compromisos previos.




Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.