Paper Doll

Epígrafe.

Las rosas blancas son una cosa preciosa. Cuándo uno piensa en una rosa, piensa en algo bello, frágil y digno de admiración. El pensar en esa flor automáticamente nos hace desvariar en pensamientos que transcurren entre tonos blancos y pureza. Eso es todo lo que Alena alguna vez fue.

Pero,¿y si nos imaginamos una rosa blanca manchada en sangre? Ese espeso líquido oscuro adornando y haciendo un gran constraste con los pétalos blancos. Ahora que la rosa tiene sangre, nuestta imágen de ella ya está arruinada, ya no podemos imaginarla de la misma manera que antes aunque limpiemos todo rastro de la sangre. Eso fue en lo que Alena se convirtió.



Ailen Martínez

#6631 en Thriller
#3707 en Misterio

En el texto hay: suspenso y accion

Editado: 08.07.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar