Perfume: La historia de una amor

¿Pareja encontrada?

Dentro de un bar, en una mesa, se encontraban reunidos Erwin, Farlan, Mike y Levi

-¿Y para que nos llamaste Levi?-pregunto Erwin

-O más importante,¿que te pasa?-pregunto Farlan ya que Levi estaba mirando a la nada

-Mike-llamo Levi aún mirando a la nada

-¿Si?

-Recuerdas ese perfume que me diste hace algunos días

-Si, ¿que pasa con eso?

-Lo use el mismo día que me lo diste

-¿Y funciono?

-...-Levi solo asintió

-Oigan, ¿de que están hablando?-pregunto Farlan confundido

-Mejor que Levi se los explique-dijo Mike

Flashback

Era un día como cualquier otro

Levi estaba trabajando en la barbería hasta que su tío lo llamó

-¡Levi!

-¿Que pasa tío?

-¿Estas ocupado?

-No, acabo de terminar, ¿porque?

-Veras, hoy debía de entregar estas medicinas al doctor Zoe, pero me surgió un imprevisto y no podré ir, ¿podrías llevarlas?

-Claro, no hay problema

-Muchas gracias, Levi, aquí tienes la dirección-le entrego un pedazo de papel y la cajita donde estaban los frascos-ve con cuidado

-Lo haré-dijo Levi saliendo de la barbería

Habían pasado algunos días desde que Mike le entregara ese frasco, pero al parecer había sido un fracaso ya que no había percibido nada, todo seguía normal

Mientras caminaba pensaba que Mike era un idiota por suponer que podía encontrar a su pareja por medio del olor, hasta que una voz lo sacó de sus pensamientos

-¡Hey!¡Hola, Levi!-frente a Levi estaba una chica alta, tez trigueña, pecas en las mejillas, cabellera negra, la cual casi siempre lleva atada en una cola de caballo; ojos finos, de iris pequeñas de color café claro; cejas largas y finas, nariz perfilada y rostro levemente alargado

¿Porque de todas tenía que ser ella?

-Hola, señorita Fritz-dijo Levi educadamente

-Oye, somos amigos, dime solo Ymir

-Hola, Ymir

-Mucho mejor, y ¿que te pareció el licor que te regalé?

-Sinceramente, no estuvo nada mal

-Es bueno saberlo, era de la reserva privada de mi padre

-No debiste de molestarte

-Si es para ti no es ninguna molestia-dijo Ymir sonriendo

Levi suspiro

-Ymir, no quiero ser grosero pero fui muy claro contigo

-Si, pero ni siquiera lo hemos intentado, ¿que te cuesta salir conmigo y conocerme mejor antes de darme una respuesta?-cuestiono Ymir poniendo sus manos en su cintura

Levi olfateo un poco en el aire, no sabia porque lo hizo, pero no había nada

-Y tú, ¿porque te interesas tanto en mí?

-Como no estarlo, eres trabajador, responsable, ordenado y perfeccionista, un gran partido para todas; y no olvidar que, a pesar de nuestra diferencia de estatura, despides sensualidad por cada uno de los poros de tu piel-dijo Ymir sonriendo picaramente- la cual me gustaría explorar minuciosamente

En verdad esa chica no tenía pelos en la lengua al momento de decir lo que pensaba, era demasiado directa y atrevida, lo que asustaba un poco a Levi

-T-tú tampoco estas nada mal-dijo Levi-pero no creo que lo nuestro funcione

-Es una pena, tendré que conformarme con algún tarado de por aquí-dijo Ymir decepcionada

-Lamento no corresponder a tus sentimiento-dijo Levi-con tu permiso, me retiro

Estaba a punto de seguir su camino hasta que...

-¡LEVI!-grito una voz desde atrás que se hacia cada vez más fuerte

Levi dio la vuelta y vio a una chica de estatura media, contextura delgada, cabello largo y castaño, llevándolo siempre recogido en una cola de caballo, flequillo que le cubría la frente más unos mechones que marcan su rostro, ojos de tono ámbar y piel trigueña

La vida parecía odiarlo ese día

-Hola, señorita Braus

-Eso es muy caballeroso de tu parte-dijo la chica algo ruborizada- pero dime solo Sasha

-No lo molestes Sasha, esta ocupado-dijo Ymir

-¿Te gustaron los pastelillos que te hice?-Sasha ignoraba completamente a Ymir

-Si, muchas gracias

-Podrías comerlos todos los días si te pasaras por la panadería de mis padres-dijo Sasha

-Agradezco el gesto, pero tengo mucho trabajo

-Bueno, si quieres te puedo llevar algo a la barbería

Levi olfateo en el aire y nada tampoco, esto era inútil

-Me gustaría quedarme a conversar pero tengo que hacer una entrega, con su permiso señoritas-comenzó a caminar rápidamente

-Adiós-dijeron ambas al unisono

Siguió su camino hasta que llego a una casa, una vez frente a la puerta decidió tocar

-Pase

En cuanto entro sintió una olor que podría describir entre dulce y refrescante, lo relaciono a las tantas hiervas que se estaban dentro de esa casa

-Hola, lo siento mi padre no se encuentra, pero me encargo las medicinas a mi-frente a Levi apareció una chica de estatura media, cabellera larga y castaña, la cual llevaba atada en una cola de caballo, ojos grandes y de color café oscuro, detrás de un par de anteojos; que vestía de una manera muy extraña, llevaba puesto el corsé encima de la vestido al igual que el can can, que estaba sobre la falda en vez de debajo, la falda estaba adornada por varias correas de cuero, y, como la falda estaba mal puesta vio que usaba unas largas botas que se amarraban hasta más arriba de la rodilla y tenían tacón; usaba guantes desiguales que le llegaban hasta más arriba del codo, en la parte de los hombres tenía un par de alas, en el cuello una especie de mini corsé, un par de gafas que usaban los doctores cuando necesitaban operar, a parte de las que ya tenía, y para finalizar un cráneo humano que sostenía en su mano derecha

-Ah, tú no eres el señor Keyden Ackerman-dijo la chica- pero tienen los mismos ojos, ¿eres su hijo?

-N-no, ya me gustaría, soy su sobrino Levi Rivaille Ackerman

-Mucho gusto, yo soy Hanji Zoe, hija del doctor Zoe-dijo acercándose hasta quedar enfrente de Levi



#2421 en Fanfic
#1275 en Ciencia ficción

En el texto hay: romance drama accion

Editado: 31.10.2023

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.