Perfume: La historia de una amor

Día de campo

Mike estaba dentro de la perfumería terminando de atender a unos clientes

El día ya estaba terminando, así que una vez se quedo solo decidió que ya era momento de cerrar la tienda

Pero en ese momento  inconscientemente a su mente regreso el encuentro que había tenido con Nanaba en la mañana

No iba a negar que se había sorprendido por su repentino cambio de imagen y tampoco negaría que se veía mas linda de como la primera vez que la había visto

Su nuevo corte de cabello dejaba resaltar esos lindos ojos azules que tenía y que decir de su piel tan blanca y perfecta, sobretodo su largo y delgado cuello donde se podía sentir más fuerte su esencia

Cada vez que la veía le parecía mas fascinante

-Mike, Mike, Mike......................¡MIKE!

Mike salio de su trance y vio que enfrente suyo se encontraba Erwin

-¿Que pasa, Erwin?¿porque gritas?

-Hace más de media hora que te estoy llamando, ¿porque continuas en la tienda tan tarde?

Mike vio a su alrededor y se dio cuenta que ya había oscurecido

-¿Que hora es?-pregunto Mike

-Ya son más de las 8

-¡Maldición!¡es muy tarde!

-Hasta que por fin te das cuenta , vamos te ayudo a ordenar todo

-Gracias

Una vez terminaron de ordenar, cerraron la tienda y comenzaron a caminar, junto con Dross, rumbo a sus casas

-Espera, ¿en que momento entraste a mi tienda?-pregunto Mike ya que ni siquiera había escuchado la puerta abrirse

-Recuerda que salgo de trabajar mas tarde que tú,y me pareció raro ver la perfumería aún abierta así que decidí entrar y te encontré a ti en un gran trance, ¿que te tiene tan pensativo?

Erwin era maestro y no solo enseñaba a niños por la mañana sino también a adultos por las noches

-Nada

-Mike, a mi no me engañas te conozco de toda la vida y sé cuando algo te interesa y mucho

-...-

-¿Acaso es una mujer?

Mike solo desvió la vista

-Lo sabia estas enamorado-Erwin estaba feliz por Mike-¿quien es la afortunada?

-Nanaba-dijo Mike en un susurro

-¿Quien?

-Nanaba Richis

-¿Richis?¿los nuevos residentes?

-Si

-Vaya te enamoraste de una niña rica

-¡Claro que no!¡ni siquiera sé si estoy enamorado!

-De acuerdo cálmate

-Nada más me agrada su olor

-Bueno eso es algo, igual estoy feliz por ti-dijo Erwin dándole unas palmadas en el hombro a Mike-nos vemos mañana, adiós

-Adiós

Se fueron por caminos contrarios

Mientras tanto con Nanaba

Como se esperaba había recibido una buena reprimenda por haberse cortado el cabello y su castigo fue estar encerrada en su cuarto hasta nuevo aviso, lo cual no le pareció tan mal castigo ya que así se libraría de ir a visitar a gente estirada

-Mi niña te traje la cena-dijo la nodriza entrando a la habitación con una bandeja

-Gracias nana, déjalo por ahí-Nanaba estaba en su escritorio dibujando

-Has estado todo el día en tu escritorio-dijo la anciana acercándose-¿que tanto dibujas?

-Nada en especial-dijo Nanaba con una sonrisa boba en su rostro-solo al hombre que ha conseguido llamar toda mi atención

-¿Puedo mirar?

-Claro-Nanaba le entrego la hoja en la que se apreciaba el rostro de Mike

-Es muy apuesto-dijo la anciana mirando la hoja-¿como se llama?

-Mike Zacharius

-¿Te gusta?

-Si y mucho-Nanaba sonrió más

En ese momento alguien toco la puerta

-Hija soy tu padre, ¿puedo pasar?

-Si, un momento-Nanaba le quito la hoja a su nodriza y la guardo en su escote-adelante

Antoine entro a la habitación y se encontró con la nodriza cepillando el ahora corto cabello de Nanaba

-Sigo sin entender porque te cortaste el cabello

-Solo quería ver como me quedaba tener el cabello corto-se excuso Nanaba

-Esa no es excusa una señorita siempre debe de tener el cabello largo, no corto como el de un hombre

-Mi señor no se altere, el cabello de mi niña crece muy rápido y en cuanto menos lo notemos lo tendrá como antes-intervino la anciana

-Eso me consuela un poco-dijo Antoine-pero igual no podrás salir, no quiero que nadie crea que mi hija a perdido el juicio y por eso se cortó el cabello

-¡¿No podré salir de mi cuarto?!-pregunto Nanaba indignada

-No exactamente, no puedes salir de la casa le diré a tus pretendientes que enfermaste y por eso no puedes salir

-¡¿Pretendientes?!-Nanaba se levanto de la silla

-Así es, el comandante Dawk y el joven Jaeger están muy interesados en ti hablare con ellos para saber quien es más apropiado para ti

-Pero...

-Sin peros, es todo lo que vine a decirte buenas noches-Antoine salio de la habitación

En cuanto se fue Nanaba fue hasta su cama, tomo una almohada, la puso en su rostro y se puso a gritar de la frustración

-Mi niña cálmate

-Es que no puedo-dijo Nanaba en cuanto quito la almohada de su rostro-ni siquiera quiero volver a verles la cara a ese par de imbéciles

-Entiendo que te sientas frustrada pero hacer un berrinche no solucionará las cosas

-Lo se, lo se pero solo por una vez me gustaría poder elegir a un pretendiente-dijo Nanaba sentándose en la cama

-Si pudiera elegir uno, ¿lo elegirías a él?-dijo la anciana sentándose a un lado de Nanaba

-Si, de todos elegiría a Mike

La anciana sonrió

-No debería hacer esto pero si él te hace feliz tienes mi permiso para verlo

-¿De verdad?-pregunto Nanaba sorprendida

-Si, lo que más quiero es verte feliz y he notado que tus ojos tienen un peculiar brillo cuando hablas de ese hombre

-¡Muchas gracias nana!-Nanaba abrazo fuertemente a la anciana

-De nada mi niña-la anciana correspondió al abrazo-pero eso si, debemos de tener cuidado con tu padre, te cubriré en todo lo necesario, solo podrás salir cuando el salga y deberás regresar antes de el anochecer



#2414 en Fanfic
#1289 en Ciencia ficción

En el texto hay: romance drama accion

Editado: 31.10.2023

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.