Poemario

El Delirio

El arco era majestuoso, es la entrada al mundo sempiterno de los dioses callejeros.

Pasaban por él los jóvenes adonis como en pasarela de casa renombrada.

De esa unidad de jóvenes, Eva, es la más hermosa, entera y reluciente. Mandona y elitista, de orígenes olímpicos.

Greta era su contraparte, la dona de fresa con chispas de colores, insoportablemente bella. Era ella misma, no vivía para complacer a nadie. Tiene un cuerpo delicioso, de tintes aristocráticos, refinada, elegante, etérea e inalcanzable.

Percival cayó de una roca, era un semidiós. Todos lamentaron la muerte de Percy. El líder.

Eva estaba desconsolada, Greta no paraba de sollozar, Elsa era la más fuerte, la más ruda de las tres. La excompinche del duro de Percival.

Él los había mantenido a flote, ¿qué harían sin él?

También se encontraba Malik, el novio de Greta. Fortachón, pero endeble de corazón, altruista. Las múltiples infidelidades de Greta sobre Malik, habían hecho que este se la llevara lejos, a la cabaña, enclavada en el bosque a la “Walden” de Thoreau. Greta por fuera estaba hecha, por dentro estaba vacía, nada la llenaba, solo quería más y más, es caprichosa.

Eva tenía los vaqueros bien puestos, su actitud fiera mantenía a los indeseables lejos de ella. Podría ser tu mayor virtud o tu peor pesadilla.

Eva era en esencia bondadosa, pero podía tornarse terrible y mortal. Siempre defendería a los suyos. Es narcisista, independiente y práctica. Su cabellera era densa y larga, lo mejor de su persona. Acompañado de su apetito voraz, por eso los jóvenes le habían designado el nombre de Leu (león). Pero era delgada y bien proporcionada. Era la reina absoluta.

Erase de tez bronceada y pelo negrísimo. Elsa era su mejor amiga, estaban locas, dos tipos de personalidades sicóticas, maníacas. Por eso a Eva le era muy difícil conservar a alguien, hoy podría amarte y mañana desconocerte.

Elsa era estudiosa, deseosa de conocimiento, nada parecía importarle, su vida era como un paseo por el parque, era una enferma mental. Era brisa fresca. El personaje que se había creado alrededor suyo, era su toque. La cereza del pastel que todos quieren. Pero era hostil y malhumorada, con tendencias a la agresión.

Pascal era el junior, el hijo consentido, deshecho por la misma razón. Uno de los herederos de la fortuna de su padre. Alto y viril, de piernas largas, bien desarrolladas. Rebelde sin causa, problemático, furioso con la vida, pero sabio de naturaleza. 

-Veo intrusos en nuestra comarca. Vocifera Eva, la territorial.

-Son solo unos bueyes, ¿y Dios se hace cargo de los bueyes? Contesta Pascal

-Tus problemas de visión son más severos Eva. Comenta Elsa.

-La visión de la vida es más importante. Responde Eva

-Tomaremos el té de piña colada con canapés tipo francés. Interviene Greta para suavizar el momento. Greta procedía de padres afrancesados, la diosa del amor

-Malik, te ves cansado. Le dice Eva, que le aproxima una silla

-Creo que todos estamos muy apesadumbrados por la muerte de Percy, es eso. Responde Malik

-Y el exceso de trabajo te va a matar. Le agrega Greta

Malik tenía que esforzarse el doble para darle la vida que Greta siempre había tenido, de comodidades, hija del general. Desdeñosa e indiferente, neurasténica

Eva era la suprema, Greta era Venus, Percival es universal, Elsa es la guerrera, Pascal es un adonis, Malik el disciplinado, una autoridad.

Miguel habló con Eva como con Juana de Arco, Remiel era íntimo de Greta, A Percival lo acompañaba Rafael, Elsa iba con el ángel Star, Pascal adoraba a los animales como Ariel y Gabriel guiaba a Malik.

 

 

 

 

 

 

 



#8986 en Otros
#2704 en Relatos cortos
#6844 en Fantasía

En el texto hay: poesia, poesiacorta

Editado: 23.06.2022

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.