Poesía Absurda

EL ANCIANO TRISTE

Está sentado en el balcón  
fumando cigarrillos  
y bebiendo aguardiente. 
Ha llorado toda la noche. 
Su esposa ha muerto 
y sus hijos se han ido. 
Esta solo, completamente solo. 
No hay nadie ahí para levantarlo por las mañanas.  
No hay nadie ahí para abrazarlo. 
No hay nadie ahí para amarlo. 
Pobre anciano. 
Sus días son tristes 
y ve fotografías de su esposa 
y llora. 
Llora como un niño pequeño al que le hace falta su madre. 
Pobre anciano, 
pobre anciano triste. 



Roger Álvarez

#19603 en Otros

En el texto hay: poesia, poesía romance, poesia simple

Editado: 23.05.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar