Por que lo digo yo

Deportada

Llegaba tarde al trabajo y eso me conllevaría problemas con el señor Gallardo ese hombre era mi jefe,un hombre frío y duro que todo lo querían perfecto y si tenías un fallo te llevaba problemas con él, afortunadamente hasta ahora no lo he tenído y doy gracias a Dios porque he visto como compañeros lo han pasado muy mal y se han ido a la calle por culpa de él porque él no permite ningún fallo. Lleguaba tarde, corri hasta mí mesa dejé mis bártulos, me dirigí a la oficina del señor Gallardo con su café en mi mano y en la otra su agenda y el correo.
- Cómo puede ser que sean tan ineptos González -mire al señor Gallardo que estaba hablando por teléfono y se veía muy enojado- no quiero explicaciones,ni excusas quiero hechos sí esto no está resuelto en una hora considérate despedido- hizo una pausa- me da igual tu familia si de verdad la quieres y quieres seguir manteniendola trabaja y resuelve el problema- le gritó colgando el teléfono ,me miró molesto y miro su reloj -llegas 5 minutos tarde.
-Perdón señor es que pare a cogerle el café- se lo dejé en la mesa junto al correo.
-No quiero excusas llegas 5 minutos más tarde y si es por el café levántate antes.
-Sí señor no volverá a pasar.
-Y tanto que no volverá a pasar porque la próxima se va a la calle entendido -me grito asenti agachando la cabeza.

Deje al Grinch en su despacho con todos los informes que me pidió y que me pasé toda la noche pasándolos a a limpio y nada de agradecerlo.
- Cómo amanecido esta mañana el Grinch- mire y vi a Irina,era mi amiga y compañera de trabajo.
- Como siempre el mal humor pero no la llames así nos pueden escuchar -mire hacia todos los lados.
- A ese amargado le hace falta unos buenos azotes.
- Empecé a reírme - Irina estás loca y quién se los va a dar ,tú.
- No me importaría porque hay que reconocer que tu jefe está bueno no ,lo siguiente pero no es mi tipo pero deberían darle una lección para bajarle la prepotencia que se gasta y esos humos.
- Quizás tienes razón pero con esa gente nadie puede hacer nada ellos siempre salen ganando.
-Siempre encuentran una piedra en su camino.
-Andrea-escuche al señor Gallardo y me levante insofacto-entre enseguida a mi despacho-mire y ya no vi a Irina.

Entre detrás de el, se sento en su silla y me hizo sentar.
-Quiero que prepare el despido de Collins-me quedé mirando- esta sorda-me gritó.
-Señor-trage saliva al ver como me miraba pero no me podia callar- Collins es mayor,tiene cuatro hijos y su mujer esta enferma,si lo hecha nadie lo va a contratar.
-Vaya-se levanto y se acercó a mi donde estaba sentada,su mirada era asesina- me sorprende-lo mire y estaba muy molesto- ahora es defensora de Collins.
-No señor pero...
-No quiero saber, haga lo que le he dicho y si no lo hace-me miro amenazandome-prepare su despido-se volvio a sentar y miro unos documentos, levanto la cabeza-a que espera-me levante y sali.

Llegue a mi departamento ,me quite los tacones y me sente de golpe en el sofá, no se me quitaba la imagen del señor Collins cuando le entregue la carta de despido,nunca habia visto llorar asi a un hombre.
-Maldito grinch, como me gustaria que sufrieras,eres un hombre sin escrupulos sin sentimientos-me levante y saque una botella de agua,bebi- nunca habia conocido un tipo tan odiado como Samuel Gallardo.

Llegue a mi departamento, me quite la saca y mi maletin,me sente en el sofa,hoy habia sido un dia muy duro,me levante y me servi un trago,la imagen de del Junco me vino a la mente.
-Es la primera vez que alguien me recrimina por algo-bebi un trago-y tambien la ultima, tu no me conoces bien si no es por que eres buena en tu trabajo ya te hubiera despedido.

Me levante antes,no queria llegar tarde y dar la razon al grinch para que me despidiera,me hacia falta el trabajo para ayudar a mis padres,mi padre estaba enfermo y su tratamiento era muy caro, en Mexico de donde somos los mejores especialistas los tenias que pagar.Llegue a la empresa, ya llevaba el café y el correo del señor Gallardo,llamé a la puerta de su oficina y entré.
-Estaba sentado,miró su reloj-Vaya hoy llego a tiempo-deje su cafe y su correo.
-Buenos dias-no me contestó, miro su correo- con permiso.
-Me iba a ir-Quien le ha dicho que se vaya-me gire con fastidio.
-Nadie señor-respondi amablemente aunque queria ir y pegarle una patada entre la entrepierna-que necesita.
-Nada-sonrio-ya te puedes ir.
-Estupido,imbecil,creido,patan todo lo que me venia a la mente eran insultos-Si usted lo dice,con permiso-sali del despacho.

Sali de alli molesta,ese imbecil era lo peor, lo odiaba,queria dejar el trabajo pero no me podia arriesgar ya que era ilegal en EEUU, mi visado habia caducado hace tiempo.

Los dias fueron pasando,el Grinch cada vez era más impertinente conmigo, yo creo que se divertia molestandome.
-Andrea-vi a Isabel,era la recepcionista de la empresa-llego esto para ti,me la trajo un policia,¿estas metida en problemas?
-No-cogi la carta y lei el remitente era del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas de EstadosUnidos-gracias-estaba toda nerviosa,abri la carta y la lei.

Necesitaba a del Junco la llamé por teléfono y nada,sali fuera y no estaba en su mesa.
-Esa muchachita me va a conocer por dejar su puesto de trabajo en horario laboral-estaba muy molestó-tu-señale a un hombre-busca a mi secretaria y que venga a mi oficina.
-Si señor-se me quedo mirando.
-Muévete-le grite y salio corriendo.



Andreitaussamuel

#6122 en Fanfic
#35548 en Novela romántica

En el texto hay: samdrea

Editado: 05.09.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar