Premoniciones: T.E.P [2]

EL PEQUEÑO RATÓN: EPÍLOGO

Una habitación con un escritorio en medio acompañado de dos sillas ubicadas a los extremos del mismo con un gran vidrio polarizado y cámaras ubicadas en cada rincón de la habitación. En una de las sillas se encontraba sentado Dan, aun con el rostro ensombrecido y frente a él, un integrante del Equipo de Crímenes Violentos.

—Dan Tormen, ¿verdad?— interrogó el agente con amabilidad— Soy el agente Hayden Caum de la Unidad Tres de Crímenes Violentos.

Pero no hubo respuesta por parte de Dan.

—He oído que eres estudiante de Criminología y pensamos que eso podría ser ayuda—prosiguió el agente.

Dan soltó un suspiro y el sentimiento de culpa seguía intacto.

—Me he estado preparando durante años para esto, pero cuando pasa ante mis ojos, ¿No pude reaccionar? ¡Pude haberlo evitado!

El agente Caum le regaló una mirada de consuelo.

—Por más preparación o conocimientos que tengamos, la verdadera prueba sucede cuando nos enfrentamos a un crimen real y créeme que no eres el primero en pensar que estaría preparado para cuando sucediera, más aún cuando fue inesperado— consoló.

—Cualquier otra persona hubiera sido capaz de salvarlo—los ojos de Dan se cristalizaron.

—Tal vez no pudiste salvarlo, pero puedes ayudar a atrapar a su asesino, has eso por él y no te culpes a ti mismo, no has sido tú quien le ha arrebatado su vida.

Las lágrimas comenzaron a deslizarse por el rostro de Dan.

—Tomate un momento y piensa en ello, estaré afuera cuando estés listo.

En cuanto el agente se retiró de la sala, Dan no hizo más que romper en llanto.
Alguien había sido asesinado ante sus ojos y él no hizo más que huir, pero pensó en las palabras del agente, no pudo salvarlo, pero podría ayudarlos a atrapar a su asesino y tal vez si podrían comprobar que se trata de la misma persona que asesino a Eitan, podría llevarle paz a sus padres.

Se levantó del asiento y fue en busca del agente.

—Estoy listo—avisó Dan.

El agente asintió en respuesta y ambos regresaron a la sala de interrogación.

—Había oído acerca del pasado del parque y resulto encontrarse cerca a la Academia, así que por curiosidad me dirigí hacia allí. Para cuando llegué hacia ellos, el pequeño había dejado de respirar— y sus ojos volvieron a cristalizarse.

En parte no podía hablar con la verdad acerca de lo que realmente había ocurrido y eso lo frustraba aún más, pero, por otro lado, no sabía si la policía iba a creer la historia de que casualmente se encontraba allí.

—Considero haber oído que ha nombrado a un tal Eitan. Oí del caso del pequeño en una nota periodística y en parte es por eso que me encontraba allí, no dude en relacionar el caso sin resolver con aquella persona—hizo una pequeña pausa y prosiguió— ¡Deben reabrir el caso, aún puede pagar por ello también!

—¿Eitan?

—El caso del pequeño sin resolver años atrás, que también ocurrió en el parque.

El agente fijo la mirada hacia el gran vidrio polarizado como si hablara a través de él.

—¿Estás seguro de que lo has oído?

Dan asintió con convicción.
En aquel momento, otro agente entró a la habitación con una carpeta de archivos en mano y se la entregó al agente Caum.

—Eitan Rossi fue encontrado en la cabina del circuito electrónica del carrusel—comentó el agente que acaba de ingresar.

El agente Caum comenzó a observar los archivos.

—El asesino jamás fue encontrado— prosiguió.

—¿Cómo es posible?— indagó el agente Caum.

—El caso había sido dirigido por el Equipo Dos de Crímenes Violentos en aquel entonces, pero jamás pudieron resolverlo y fue marcado como 'Sin Resolver', nadie lo ha reabierto desde entonces— el agente observó a Dan— Entonces, señor Tormen, si ha oído correctamente y nos puede brindar información acerca de su apariencia que nos ayude a crear un retrato hablado, podremos investigar si está relacionado con el caso del pequeño Rossi.

Dan apoyó la cabeza sobre el escritorio.

—No lo he visto— respondió con sus palabras entrecortadas— Solo lo he visto de espaldas.

Dan levantó su rostro y observó al agente Caum.

—Ni siquiera pude ver su rostro— dijo en un lamento.

—Está bien, has sido de gran ayuda— consoló— Regresa a casa por el momento, te llamaremos nuevamente si necesitamos saber algo más.

Dan regresó a su departamento, pero aquel sentimiento de remordimiento no se alejaba de su mente. Sabía que con la pista de que el asesino era un ex empleado del parque, podrían buscar en la base de datos y trabajar a partir de allí para poder atraparlo, pero debía buscar la manera de hacérselos saber.

...

"Luego de cinco años desde el homicidio de Eitan Rossi, las autoridades locales de Bowen han logrado a atrapar al homicida, quien se ha identificado como un hombre de treinta cinco años, quien se le ha adjuntado un nuevo asesinato hacia un pequeño de nueve años llamado Lain Caprasio. Las autoridades han declarado que sin la ayuda de un testigo anónimo, quien ha brindado información crucial mediante una carta sin remitente para descifrar los asesinatos que han terminado con la vida de dos pequeños. Quien quiera que sea la persona quien ha brindado dicha información, tanto las autoridades como las familiares están inmensamente agradecidos."

Dan se acercó hacia el televisor que anunciaba las noticias nocturnas y presionó el botón de apagado mientras un sentimiento de alivio se reflejaba en su rostro.

 



#1106 en Thriller
#555 en Misterio
#429 en Suspenso

En el texto hay: premoniciones, crimenes, crimenes y asesinatos

Editado: 13.11.2023

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.