Premoniciones: T.E.P [2]

MACABRA DIVERSIÓN (1/3)

Dan observó con detenimiento el libro que llevaba entre manos, "Señales de medianoche" escrito por LU.

—¿Quién es LU y porque el agente Caum me pediría leer el último caso? — se preguntó a sí mismo mientras se encontraba sentado en el desayunador de su apartamento.

Tomó la tapa del libro para seguidamente abrirlo y pasar a las páginas finales, el caso del retratista.

—¿El agente Caum quién es un genio informático? — leyó en voz alta— ¿El agente Hayden Caum?

Dan continúo leyendo las páginas siguientes.

—Los últimos casos resueltos por el equipo 3 de Crímenes Violentos, han sido resueltos con la ayuda de alguien más, de hecho, han podido ser resueltos gracias a ese alguien y si suena loco es porque lo es, pero lo que tiene de loco, lo tiene de realista porque ella, ella soñó con todos los casos resueltos por nuestro equipo antes de que ocurrieran. De esa forma pudimos resolverlos.

Un escalofrío recorrió el cuerpo de Dan.

—Solo puede tener el sueño una vez, como un sueño normal y luego transcurren tres días antes de que se vuelven realidad.

Dan cerró el libro abruptamente y su corazón comenzó a agitarse.

—Si realmente está basado en una historia real, ¿eso quiere decir que hay alguien más como yo?

Llevó la mirada hacia el reloj de la sala que marcaba las veintitrés de la noche.

—El agente Caum debe estar dormido— comentó en voz alta.

Observó el libro por última vez para seguidamente adentrarse en su habitación. Lo primero que haría al encontrarse con el agente Hayden, sería preguntarle acerca de ello.

A primera hora de la mañana, Dan se encontraba frente a la estación con el libro en manos y es que no había podido dormir debido las preguntas que tenía para el agente Caum.

Se adentró en la estación para seguidamente resguardar sus pertenencias en la sala de vestuario y cambiar su atuendo por el uniforme reglamentario.

Se ubicó tras recepción y volvió a abrir el libro mientras esperaba por él.

—Realmente espero que puedas tomar el ramo y encontrar a alguien que ablande ese frío corazón— respondió el agente Caum.

Dan soltó una risa al leer la parte final, todo parecía haber acabado bien, al menos en la ficción.

—¿Habrá terminado todo realmente bien? — pensó Dan en voz alta.

—Es una completa catarsis de lo que le gustaría que hubiera pasado— oyó una voz familiar.

Al levantar la mirada, el agente Caum se encontraba frente a él.

Dan saludó con una reverencia al verlo.

—¿A qué se refiere?

—Acompáñame.

Dan siguió al agente Caum, quien se dirigió hacia la sala de descanso y se acomodaron en una de las mesas frente a frente.

—Nada de lo que pasa en el libro ocurrió realmente— comentó el agente Hayden con la mirada inclinada.

—Pero, dice que está basado en una historia real— replica Dan.

Hayden asintió en respuesta.

—Todos los sueños son reales, sin embargo, nadie ha sido salvado.

El corazón de Dan se estrujó al oír esas palabras.

—Loana solía ser una de las mejores agentes de la estación, pero comenzó a desmoronarse progresivamente en su último año como agente.

Hayden levantó la mirada hacia Dan para seguidamente continuar.

—Comenzó a tener estos extraños sueños, los cuales comenzaron con una pareja. Muchos años atrás, una pareja había sido atacada por un grupo de estudiantes en un parque local y fue entonces cuando su mente comenzó a derrumbarse lentamente. La pareja había sido golpeada brutalmente, sin embargo, sobrevivieron a ello, pero fallecieron en un accidente tiempo después, accidente con el que Loana también sonaría.

—¿Por qué no hizo nada al respecto? — interrogó Dan con completa aflicción.

Hayden inclinó nuevamente la mirada.

—Nadie la escuchaba y comenzaron a haber rumores sobre ella en la estación, comenzaron a decir que estaba demente y por más que intentó hacer algo al respecto, siempre llegaba tarde, por lo que simplemente comenzó a ignorar los sueños y renunció tiempo después.

—¿Qué hay de los agentes nombrados?, ¿ninguno existe realmente?

—Existen, pero eran de otros departamentos, en ese entonces, Aryan Frago y Canek Visier trabajaban como parte del equipo tres de crímenes violentos, mientras que Loana era parte del equipo uno. Yo era un simple novato que había comenzado hace meses, la agente Prunes era una reconocida forense, líder de la policía científica, mientras que el agente Espax, era parte del equipo de narcóticos. Ninguno estaba relacionado con Loana a excepción de mí. La conocí en el último caso del que fue parte, trabajé con ella como parte del equipo uno hasta qué tiempo después, me transfirieron al equipo tres.

—¿El último caso que nombra en el libro?

Caum asintió.

—Fue entonces cuando decidí creer en ella, pero para entonces, ya era demasiado tarde para Loana.

—¿Era el agente Frago el de la ilustración?

Hayden negó con la cabeza.

—Era un agente que era parte del equipo dos, un gran amigo de Loana, a quien no pudimos salvar por más que lo intentamos— se lamentó.

Caum llevó la mirada hacia Dan.

—Por eso, Dan, si es difícil, tienes mi apoyo, solo quería hacértelo saber.

Dan lo observó completamente pasmado.

—¿Cómo... lo sabe? — interrogó con las palabras entrecortadas.

—Lo vi, aquel día cuando ocurrió en la recepción y atacaste al agente Downie. Iba a intervenir hasta que oí las palabras del agente. "¿Qué estará ocurriendo?", y luego en la forma que te consoló y te oyó con atención, a pesar de que casi lo asfixias— Hayden soltó una sonrisa con desgano— Fue entonces que se me vino a la mente lo del parque y había cosas a las que no podía encontrar explicación alguna y ahora entiendo la razón.

Una mirada de lamento se formó en su rostro.

—Las cosas hubieran sido diferentes si hubiera habido un Jay que creyera en Loana en ese entonces.



#1106 en Thriller
#555 en Misterio
#429 en Suspenso

En el texto hay: premoniciones, crimenes, crimenes y asesinatos

Editado: 13.11.2023

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.