Princesa por Elección (libro #3)

Capítulo 14

~~~

—No crees que deberíamos irnos ya. —Le dije a Xavier en el momento en que seguíamos caminando por el jardín del lugar en donde nos encontrábamos.

—No seas aburrida, apenas acabamos de caminar—rió al ver mi rostro cansado.

—Eso dices, ya llevamos un par de horas así y no me has mostrado la sorpresa—eleve mis ojos hacía él para verlo.

—Espera un poco más—titubeó.

Llegamos hasta un lugar en donde no había casas, ni pavimento y apenas se podía ver cómo había una gran parte de grama en todo nuestro alrededor, espere a que me dijera algo pero solo seguimos caminando por los alrededores sin ningún sentido; me estaba sintiendo agotada y a la vez un poco preocupada. No sabía porque esa sensación de ser perseguidos por alguien, me erizaba la piel o del porque no nos deteníamos a observar algo con más paciencia.

Nos detuvimos de golpe en el momento en que alguien apareció en frente de nosotros, antes no había mirado muy bien la silueta pero luego la luz de algún faro empezó a iluminar la esbelta figura de una persona; tuve que retroceder y agarrarme fuerte el brazo de Xavier en el momento en que mirábamos a Lucas con un arma de fuego en sus manos, podía ver como mantenía una sonrisa larga formada por sus labios y de cómo nos apuntaba a uno de los dos y se quedaba concentrada mirándonos sin decir ni una palabra.

—Xavier…—apenas pude susurrar por el miedo.

— ¡Alto ahí! Ninguno irá a ningún lado si yo no lo digo—movió el arma.

— ¿Qué es lo que haces, Lucas?—preguntó Xavier poniendo de intercepto sus manos para evitar que ambos nos sucediera algo.

—Lo que más he deseado…

Solo dejó ir una carcajada en el momento en que se escuchaba el sonido fuerte del gatillo y luego de la bala. Me había quedado tan asustada que solo había cubierto mis oídos con mis manos y también termine por cerrar los ojos. No sentía ni un dolor agonizante que hiciera que cayera al suelo y empezará a morirme del dolor en que la bala haya profundizado mi cuerpo pero en realidad, mi pregunta se enfocaba en que sí la bala había terminado por caer en alguien o solo había sido un susto más que Lucas nos quería dar.

—Kiara…

Abrí mis ojos y mire a Xavier, tenía una cara de horror que parecía estar viendo lo peor del mundo, tuve que bajar la mirada lentamente hasta ver como se tocaba el estómago, donde al quitarse las manos, me di cuenta de la sangre que cubría parte de su piel y pronto varias gotas empezaban a caer en el suelo.

— ¡Xavier!—grite y me acerqué a él, quien pronto se derrumbó en el suelo.

Lo tome del rostro pero él en ningún momento tuvo contacto conmigo, solo se miraba en la parte de la herida y de cómo la sangre brotaba sin detenerse. Mi corazón empezó a latir rápido, mis lágrimas picaban por salir y no hacía nada más que ver como Xavier empezaba a entrecerrar los ojos y a tener una respiración entrecortada como si tratase de poder seguir respirando.

—Ya vez, Kiara. —Se burló Lucas—Tú lo mataste.

Fue en el momento en que Xavier dejó de moverse y se quedó con la boca abierta mientras sus ojos se fueron cerrando lentamente. Grite su nombre varias veces pero en ninguna respondió, lloré a mares y quise golpear o hacerle daño a Lucas en ese momento pero solo me concentraba en intentar revivir a Xavier y aunque fuera inútil, solo sentí un profundo miedo que me aterrorizaba la idea que todo fuera real.

~~~

Desperté asustada, todo mí alrededor estaba en oscuras y solo las pocas luces de afuera, iluminaban la ventana a través de la cortina verde musgo, me toque la cabeza y está, estaba cubierta de sudor, mientras que mi corazón seguía palpitando rápido y mis ojos mantenían unas cuantas lágrimas.

— ¿Estás bien?—escuché la voz de alguien.

Miré a mi lado y me encontré a un Xavier, soñoliento y con sus ojos entreabiertos; dejé ir un suspiro al ver que se encontraba bien y que seguía vivo.

«Todo había sido una simple pesadilla, no tenía por qué preocuparme más. Xavier está a mi lado y se encuentra mejor de lo que había pensado».

—Sí, una simple pesadilla—musité.

—Ven aquí. —Me hizo un pequeño espacio para que yo me acostara a su lado.

Sin pensar más en la terrible pesadilla que para mí, había sido casi un sueño hecho realidad, me volví a acostar en la pequeña cama para luego ser envuelta por los brazos de Xavier; no tarde mucho tiempo en abrazarlo y dejar ir unos pequeños sollozos que me los tragaba al ponerme cerca de su camisa mientras inhalaba su aroma. Comenzó a acariciar mi cabello de manera lenta hasta posicionar su boca en mi frente mientras que su nariz aspiraba el olor de mi cabello, me sentía mucho mejor tenerlo cerca que distanciarnos aunque sea por unas horas.



#4774 en Novela romántica
#430 en Joven Adulto

En el texto hay: principe, princesa, corona

Editado: 21.04.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.