Princesa por Equivocación (libro #2)

Capítulo 1

Alzo mi mirada al reloj que se encuentra detrás de la cabeza del profesor Hancel, solo faltan unos minutos para que termine su clase y pueda ser libre lo que me queda de la tarde; bostezo y pronto me paso la mano sobre el cabello mientras recuerdo como apenas han pasado solo un par de semanas desde que Samantha y Cindy se fueron del castillo al planear un absurdo plan que les costó no solo su imagen sino que también su participación en la competencia, aunque por un lado, odio que Avery sea quien haya salido ilesa de esto cuando también debía de haber sido expulsada cuando también formo parte del maquiavélico plan para sacarme de la competencia y hacerme ver como la chica pobre, violenta y celosa que haría cualquier cosa para eliminar a las demás participantes y convertirme en la ganadora.

¡Ridículas!

Entrecerré los ojos y le di una mirada de reojo a Avery, aún siento que no se hizo justicia completa, lo peor de ello, es que le siguen creyendo su cara de niña inocente y buena cuando ha empezado a ser peor que Cindy desde que la eliminaron junto con la princesa Samantha. Aborrezco tener que tolerar su actitud de campeona cuando últimamente se la ha pasado riéndose y celebrando porque dos competidoras se han marchado ocultando una verdad que no fueron capaces de revelarle al rey Arturo. En fin, creo que lo único que queda es que con suerte pueda olvidar una parte del plan, mientras que por el otro, busque quien realmente estuvo detrás de todo esto.

Por otro lado, mis días aquí no han cambiado a excepción de que el rey Arturo ha ordenado que me mantienen vigilada por si llego a cometer algún delito, lo cual me parece muy estúpido cuando ya se supo la verdad sobre que yo no tuve nada que ver con aquel plan, como también, que hasta el momento no he sido capaz de dañar a alguien del palacio, aunque hay momentos en que no puedo ignorar por querer golpear a Holliday y Avery cada vez que intentan hacerme la vida imposible, como también la de Wayberly.

Sin embargo, prefiero evitarme más problemas e intentar que la marea se serenen antes de que me incriminen en otro asunto del cual no quiero verme implicada y señalada como la causante de todo conflicto violento con otras participantes en el castillo; por ello, casi la mayor parte del tiempo la paso en la biblioteca y el jardín secreto o sino con Wayberly quien intenta sacarme a hacer alguna de sus actividades para entretenerme en otras cosas que no solo sea en mi soledad, así como una vez que quiso que fuéramos a cabalgar a caballo por el campo o que tomáramos el té, que esas son más sus típicas actividades aunque existen días en los cuales me preocupo por ella ya que he notado como se le olvidan ciertas cosas que para mí no parecen ser normales, aunque eso no ha sido todo, he visto como ella y Neil tienen una extraña conexión muy cercana que me hace pensar que de algo me he perdido y no he estado muy actualizada en su relación que no se observa como una amistad sino que de otro nivel.

El sonido del reloj marca las 11:30 am señalando que la clase ha llegado a su fin y no solo eso, que también hemos terminado otro semestre de estudio con el profesor Hancel y que ahora podemos tener un par de semanas libres para relajarnos y entretenernos con otras actividades. Así que tomando mis libros para salir junto con Wayberly, empecé a planificar como serán mis próximos días vacacionales en el castillo.

Wayberly me sonrió y me hizo una señal con su mano para que fuera la primera en salir del salón de clases, cuando lo hice, ambas empezamos a caminar juntas mientras hablábamos sobre los planes que tendremos, aunque no fueran muy extensos, por lo menos nos la estamos proponiendo para descansar y pasar unas divertidas fiestas que también se han comenzado a acercarse. Antes de dirigirnos a nuestras habitaciones, nos detuvimos para saludar a la persona que no solo nos hemos estado ignorando mutuamente, sino que parece que nuestra disque amistad ha sido pausada desde que se dio el problema del plan de Cindy, Avery y Samantha.

—Hola Way —voltee a ver a otro lado—, Kiara —no dije nada.

—Hola Xavi —ese diminutivo me sofocaba aunque fuera la primera vez que lo escuchaba de parte de Wayberly.

— ¿Cómo están? —preguntó él aunque su mirada me rodeaba y deseaba que fuera yo quien respondiera primero.

—Bien, muy bien. ¿No es así, Kiara? —sentí como Wayberly me daba un codazo en las costillas para que respondiera.

—Ajá… —dije obligada a responder.

—Te vez cansado, al parecer no la haz pasado bien últimamente —mire de reojo a Xavier aprovechando que miraba a Wayberly.

—Ehhh… Sí, algo así. —Evitó responder con verdad.

—Me voy, tengo cosas que hacer —comente antes de irme—. Nos vemos luego, Way. Con su permiso alteza. —Me incline para hacer una reverencia antes de dejarlos a ambos solos.

Camine escaleras arriba mientras hacía lo posible para alejarme más rápido de Xavier antes que se le ocurriera perseguirme; no es que esté huyendo de él o de la tormenta de sentimientos que todavía tengo por él pero es que siendo sincera, necesito tiempo no solo para ordenar mi vida sino que también mis pensamientos y decisiones, los cuales se desajustan cuando Xavier aparece nuevamente e intenta cambiar aquello que ya empezaba a controlar. En pocas palabras, Xavier es más que un tornado en mi vida, no solo se lleva el control mental y emocional que tengo sino que también, ocasiona varios estragos que son difíciles de volver a recuperar.



#42168 en Novela romántica
#11416 en Joven Adulto

En el texto hay: principe, princesa, corona

Editado: 21.04.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.