Princesa por Equivocación (libro #2)

Capítulo 8

Me doy cuenta que mis manos me tiemblan al saber que después de Avery sigo yo para dar mis opiniones acerca de la ayuda que podemos brindar a Nigeria y Afganistán para esta navidad. No sé si mis ideas servirán como aporte o solo le provocaran un duro golpe de molestia o vergüenza al rey Arturo; mayormente he tratado de no mezclar mis críticas con comentarios que he escuchado de vez en cuando en cierta cantidad de personas en mi pueblo pero en lo poco que llevo conociendo al rey de manera directa, entendí que no será fácil convencerlo o mejor dicho de hacer que tome la decisión de valorar mejores aspectos que brinden una mejor ayuda a aquellas personas necesitadas. No es que las ideas de Avery, Holliday o Wayberly estén incorrectas simplemente necesitan ese toque real al que nos enfrentamos pero no sé leer o entender con los gestos que hace el rey Arturo si le agradan esas ideas o solo terminara por desecharlas como suele hacer a veces.

—Recuerde señorita Avery que estamos tratando con personas de bajos recursos no puede tratar de plantear una idea como esa. —Resaltó un empresario que está en el comité.

Estoy de acuerdo con Harper Siller, Avery no puede decir con facilidad en darles una cierta cantidad monetaria a aquellas personas si algunas de ellas solo la pueden ocupar para cosas innecesarias y que al final no cubran con sus necesidades básicas. La idea fuera fantástica si no estuviéramos hablando de un cierto número de población que terminara por ser consumista y lo digo porque a veces el consumo de ciertas cosas nos pueden llevar a la derriba de gastar en objetos innecesarios que no alimentaran nuestras bocas sino que nada más un deseo momentáneo.

—Estoy de acuerdo en eso. —A Avery se le fueron los colores del rostro al ver que todos empezaban a negarse a esa idea.

— ¿Tiene algo más que decir señorita Paxton?—preguntó el rey con un tono aburrido.

—No su majestad. —Avery parece derrotada.

—Entonces pasemos con la señorita Leaky. —Me hizo un llamado.

Me levanté para después caminar hacía la tarima en donde se encuentra un podio para dejar las anotaciones y hacer la discusión un poco más profesional, al bajar Avery pude ver como aún sigue en trancé al saber que nadie ha tomado ninguna de sus ideas; dejé de preocuparme por ella para mantenerme concentrada en lo que diré, así que al estar en la tarima puse mis papeles en el podio donde antes de hablar, observarse como todos me miran con mucha atención. Trago hondo y observo como todos esperan que diga algo, sin más rodeos empiezo a hablar aunque al principio mis palabras salieron entrecortadas por los nervios que me provocan todas aquellas miradas.

—Buenos días a todos, mi nombre es Kiara Earyn Leaky Battle. Primeramente quiero empezar a dar una pequeña introducción acerca de cómo se encuentra los países de Nigeria y Afganistán… —El rey levantó la mano.

—Vaya al punto que nos corresponde saber a todos señorita Leaky. —Intenté no hacer un gesto de molestia.

—Papá… —Xavier intervino con un tono disgustado por la actitud de su padre.

—Guarda silencio Xavier. —Observé como el gesto de Xavier endureció.

—Puedes ser por un momento cortés; una breve introducción no te quitara todo el tiempo que necesites —una batalla de miradas fue lo que todos protagonizamos.

—Prosiga señorita Leaky. —El rey no volteó a verme, simplemente siguió debatiendo una mirada con su propio hijo que al parecer ninguno se rindió.

No quise entrometerme más en el asunto así que proseguí en seguir discutiendo mis ideas que las tres principales se enfocan en medios materiales, la primera en una caja en donde debe haber suministros de una canasta básica que llevará los alimentos necesarios para cubrir la alimentación de todas las familias en un tiempo determinado cierto tiempo; lo segundo fue que se dé una campaña de salud, en la cual se basará en dar consultas médicas y así proporcionarle tanto a niño como adultos un medicamento adecuado para su salud y así dar recomendaciones de cómo mantener una higiene sana y prevenir enfermedades venéreas o contagios; y la tercera se ubicó en hacer proyectos de construcción de viviendas para aquellas personas que necesitaban un hogar y que se encuentran en bajas condiciones salariales para construir.

No he pensado en ideas relevantes o que salgan a luz; simplemente quiero basarme en cosas que se miran en mi pueblo y que hasta ahora no hemos obtenido o que posiblemente solo tuvimos una vez al año lo cual no influye de buena manera.

—Estamos hablando casi de un monto alto de dinero para hacer posible esos proyectos señorita Leaky —hizo cálculos el contador que pertenecía al comité.

—Sí, pero Nueva Erlanwood no está bajo de presupuestos para no seguir un plan que beneficiará a miles de familias. —Expliqué mi punto de vista.

—Es como si estuviera hablando de elevar los impuestos para poder obtener una enorme cantidad de dinero —si piensa en esa idea, vamos por mal camino.

—Elevar los impuestos no sería lo conveniente, los de clase baja no obtienen muchos ingresos diarios y más porque el trabajo no es muy bien pagado como se debe —sugerí.

—Entonces ¿qué sugiere usted para que obtengamos ese dinero? —pregunto Diane, la madre de Neil que es la mano derecha del rey en recursos humanos.

—Nuestro pueblo es un buen activo, Nueva Erlanwood no necesariamente tiene que ser un país independiente puede que otros países hermanos puedan contribuir en la causa y por medio de actividades o donaciones obtengamos una parte de dinero que cubra dicho proyecto —observé como el comité empezó a susurrar cosas que no entiendo.



#42183 en Novela romántica
#11418 en Joven Adulto

En el texto hay: principe, princesa, corona

Editado: 21.04.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.