Proyecto Elite 3: La última reunión

Capítulo 3: Pelea de Rivales

Después de permanecer unos días en el hospital me dirijo al aeropuerto a tomar el avión que me llevara a casa, a mi hogar. Como una obra del destino Katherin tomara el mismo avión que yo. Ella me ve como si me tuviera lastima de que este solo. Pero luego veo que se acerca hacía mí y se sienta a la par mía. Luego empieza la discusión, pero antes saco el periódico para fingir interés, aunque la verdad me importa, creo que aun siento algo por ella pero mi orgullo me lo impide aun así la escucho:

- ¿Crees que regresara? Pregunta ella-.

- Puede que sí. Tal vez mate alguien antes de regresar. Respondo-.

- Recuerdo cuando llego a la casa, nunca lo había visto tan ansioso y enojado. Lo subí a mi cuarto empezamos a discutir y luego rompí con él. La verdad hace mucho daño saber que él es un villano. Dice con voz decepcionante-.

Ahora se da cuenta de la clase de persona que es Allister. Cuando me dijo esas palabras "rompí con él" sentí una pequeña sensación de esperanza pero decidí mejor ofenderla.

- Mejor lárgate, ahora no quiero que te arrepientas de lo que hiciste. Me refiero a cortar con él. Digo-.

- Ahora me di cuenta del error, pero no me di cuenta de cuánto daño te hice. Dice ella-.

- Es demasiado tarde. Respondo-.

Oigo el altavoz del aeropuerto y me dirijo a mi avión. Mi siguiente destino, los soldados de la elite.

Durante el viaje me entretengo con algo básico. Revistas, una computadora con acceso a internet. Me aburre, pero decido buscar información sobre el Proyecto Elite. Lo único que encuentro son artículos de cuando inicio la Segunda Guerra Mundial, nada útil para mí. Pero me pongo a pensar en lo que dijo Mendel.

Allister y yo siendo lideres de esta organización. No creo nada de lo que dice, somos hermanos pero no de sangre si no por una modificación. Algo me queda claro, el mundo ha perdido la poca cordura que le queda.

Después de mi aburrido viaje de regreso a Guatemala, hago lo que es típico. Celebrar navidad, año nuevo y sobretodo regresar a donde empezó todo. El bus donde nos organizamos. Decidí tomarme un descanso antes de estudiar una carrera universitaria. Tengo que proteger a la gente que me ve como un depresivo con problemas psicológicos, pero igual son personas es común que piensen como cualquier ignorante que no tiene empatía.

Mis días se mantienen aburridos, mi equipo se aburre, patrulla fuera del pequeño cuadrante. La delincuencia es muy baja, ya no encuentran emoción en las calles. La ciudad es muy segura. Lo único que hago es llevar libros para entretenerme. Todo se vuelve tan aburrido a veces pienso en estudiar una carrera pero no me decido en cual; me interesa estudiar comunicaciones, ingeniería o algo lo cual tenga que ir a perder mi tiempo.

Llego a mi casa veo que mis padres están sentados en el sofá. Mi almuerzo en la mesa. Desde la muerte de Gercowith nunca volví a ser el mismo. Tenía razón mis compañeros, padres, Lenny. Cambio demasiado, no soporto la depresión. En estos momentos lo único que quiero es dormir pero a veces para mi es difícil, cada vez que cierro los ojos se repite la misma escena que me invade todas las noches.

Gercowith, Allister, sangre, dolor, gritos, yo viendo como muere mi mejor amigo y sin nada que hacer para salvarlo. A veces lloro por lo que me pasa, todo este dolor guardado dentro de mí. Por último me duermo.

Me despierto, lo único que hago es levantarme y me doy cuenta que hay un vehículo del Proyecto Elite afuera. Me baño y me visto lo más rápido que pueda. Bajo las escaleras en un par de saltos y salgo. Veo que Sitron está afuera esperándome.

- Necesito que hablemos. Dice-.

Me subo al vehículo pero lo único que siento es el silencio incomodo de Sitron. Llegamos a la base. Me llevan a una especia sala de reuniones veo que mi equipo está reunido. Los saludo a todos pero veo que también está el comité del proyecto elite.

- ¿Qué hacen aquí? Pregunto-.

- Nosotros reunimos a tu equipo para darte una mala noticia. Dice Sitron-.

- ¿Qué hice? Pregunto con nerviosismo-.

- El comité ha decidido que serás suspendido por problemas mentales. Para ser más específicos depresión post-nerviosa. Dice Sitron-.

Me paro con furia del sillón de forma indignada y eufórica.

- De qué rayos hablan. Grito-.

- Serás suspendido hasta nuevo aviso. Dice Sitron-.

- No pueden hacer eso. Soy el único que puede liderar a mi equipo. Ellos me necesitan y yo a ellos. Digo -.

- Tu equipo fue quien decido suspenderte. Dice Sitron-.

- ¡Qué! Digo sorprendido-.

- Perdoname Charles, tienes que curarte y calmarte. Ya atrapamos a Mendel, ya no hay necesidad de que tengas que dirigirnos, no hay mas villanos, nada. Dice Lenny-

- ¿Quién será su líder? Pregunto al comité-.

- Te presentamos al nuevo líder de los soldados de la elite. Allister. Dice un miembro-.

Me quedo atónico al ver que Allister estaba en la misma sala que yo. En mi mente cruzaba todo lo que le haría. Atraparlo, golpear su cara hasta que desangre, matarlo, sacar mi arma y dispararle, atravesarle una espada. Pero como algo inusual en mí. No reaccione mal, solo me quede ahí parado como si fuera algo obvio.



#30546 en Otros
#4318 en Acción
#4250 en Aventura

En el texto hay: ciencia ficion, accion peligro, continucacion de saga

Editado: 05.06.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.