Registrarse

¿quien soy? Es

Comienzos

Era de noche, ella estaba tumbada en el suelo, la luna se reflejaba en la sangre derramada en el pavimento,sentia que los árboles la observaban como si sintieran lastima por ella- "QUE CARAJOS ACABA DE PASAR"- el auto que la perseguia no se percato de ella y desaparecio en la carretera.


Le dolia todo el cuerpo, sentia punzadas en el brazo derecho, era insoportable el dolor y para mala duerte su celular lo había perdido, solo podia pensar en que la habia llevado a ese lugar, a que la persiguieran, sin saber que paso antes de eso, no recordaba nada, se levanto bruscamente que termino mareada, se toco la cabeza y sangraba , sabia que tenia que ir a un hospital sino moriria alli mismo y mientras caminaba debajo del túnel  escucho como un auto se estaciono del otro lado, ellos no la veian por la obscuridad, pero ella los veía perfectamente; los ocupantes discutian y depronto escucho decir a uno de ellos-"LA CHICA DESAPARECIO...no sabemos donde esta jefe, regresaremos y la buscaremos mañana, no debio ir lejos en su estado"- empezo a tener un ataque de pánico, mientras ellos discutian por telefono, ¿quien la busca?, ¿para que?, ¿por que?, esas preguntas rondaban su cabeza, estaba tan abrumada que  tropezo solloso por el dolor e intento hacer silencio pero fue tarde, se dieron cuenta que habia alguien dentro del túnel : -" ¿hay alguien ahí?, ¿Gabrielle eres tú?, No te haremos daño, solo queremos ayudarte"-.

-"Gabrielle,¿Así me llamo?"-, Mientras dudaba se bajaron del auto cuatro personas más con linternas, no lo penso dos veces y empezo a correr en sentido contrario, las luces estaban muy cerca de ella, sentía sus cachetes rojos, la adrenalina que recorría todo su cuerpo la dejaba correr más y más lejos posible de ellos permitiéndole descansar.

-"¿una puerta dentro de un túnel en medio de la nada?, Capaz es me mantenimiento, solo debo salir de aqui."-, abrió la puerta con un chirrido que hasta los que la perseguían lo escucharon, ella entro rápidamente en la habitación obscura que no le dió tiempo a ver que había dentro se arrimo a la pared y desapareció.

Cuando los que la perseguían encontraron la puerta y la abrieron pero no había nadie solo implementos de aseo -"MALDICIÓN…LA PERDIMOS DE NUEVO…hay que irnos-".


Ella no sabia donde estaba, había caído del armario de limpieza, estaba de suerte, si no la ubieran atrapado, era muy diferente a los bosques que ella conocía, se sentía mas fresco el lugar, empezó a caminar sin saber su rumbo en medio de la obscuridad.



#13619 en Fantasía
#2796 en Magia
#8833 en Thriller
#5078 en Misterio

En el texto hay: adolecente, drama, suspenso

Editado: 12.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.