Registrarse

"Nada es de color de rosa"

01 ¡No Quiero Ir!

— ¿Qué sucede?. — Se detuvo en seco dejando oír su voz debajo de la lluvia.

— Y-Yo.— Mis manos temblaban de los nervios. — Lo que dijo...

— ¿Lo de estar enamorado de mi?. — comentó sin ningún problema por lo que yo levante la mirada rápidamente.

— S-Si... Es mentira. — Se empezó acercar lentamente hacia mí causando un gran silencio.

— Estuviste... Llorando ¿Porqué?.— sostiene mi mandíbula para después ir hacia mis lágrimas “Maldita lluvia era para que no se hubiesen notado mis lágrimas” -dije mentalmente.

— Porque estoy triste.— empiezo a reír forzosamente. Volteo para quitarme las lágrimas pero siento que recarga su mentón en mi hombro.

— No es cierto se que estas enamorada de mi.

— ¿Y-Yo te gusto?. — me ruborizo al momento.

— Te a...
. . .

— ¡HIJA YA LEVANTE!.— Mi madre me sacude desesperadamente.

— ¡¡Ash!! ¿Qué pasa?.— Me levantó enojada.

— ¿No irás a la escuela?.— Me pregunta alzando su ceja.

— ¡NO!.— Me tapo rápidamente.

— ¿No?... P-Pero a ti te encanta la escuela.

— Me encantaba.— Digo susurrando.

— ¿Dijiste algo?.— se oía que se estaba retirando.— Como sea, si quieres algo, estaré en la cocina.

Cierro nuevamente mis ojos para volver a soñar ese hermoso sueño.

Flashback
 


— ¡Si! Me gustas y mucho desde hace tiempo. No dejo de pensar en ti y...

— Karen. — Se acercó hacia mí pero yo hablé interrumpiendo sus palabras.

— P-Pero no me dejan tener novio.
Fin del flashback.
 


Dejo un grito ahogado cuando recuerdo ese momento. Para mí mala suerte no pude volver a soñar.

— Ash!! ¡Qué tonta, que tonta!

Me levanto de mala gana y empiezo a desdoblar mi uniforme. Agarró mi toalla y me dirijo hacia mi bañera. Voy desprendiendo la ropa que tenía puesta y me meto dejando recorrer las pequeñas gotas. Recordando cada palabra mencionada de parte de mi madre.

“Hija, Jonathan irá a vivir en el centro de la ciudad”

Al momento de estirar mi mano como si no lo hubiese agarrado a tiempo me cae el shampoo en mis ojos.— ¡Ah, mis ojos!

Dejo de perder el tiempo recordando y mejor empiezo a enjuagar mi cuerpo. Salgo de la bañera, tomó mi bata y me adentró a mi dormitorio.

— Hija, no quitaste tu serie. ¿La seguirás viendo?

¡Cierto! Mi anime.

— Si, hay voy.— me quito la bata y me pongo mi ropa interior para después el uniforme. Agarró el cepillo y corro hacia la sala.

— Ya está la comida.

Asentí y observó la televisión,me cepillo mi cabello mientras reproduzco el capítulo siguiente.

*— ¡¿Puedes calmar a tu grupo de monos?! — el chico se dedicaba a ignorarla y seguir con lo suyo... Escuchando música.*

— ¡¿Qué le ocurre a ese niñato?!.— grito también enfadada. *Hasta cuando la chica le quita sus audífonos del chico.— OH!...

El alza su ceja, deteniéndose en no perder el control.

— Quieres controlar a tus monos?!.— El sonríe de lado causando que la chica explotará del enojó. “Ash chico tonto” El  la observa satisfactoriamente.

— Ellos hacen lo que quieren, yo no tengo nada que ver.

— Pero te adoran como si fueras la gran cosa. — El lentamente va dirigiendo su audífono al oído.— Uno queriendo estudiar y...

— ¡Eres un chico odioso! .— Las chicas empiezan a tirar su arena. Su amigo se alerta y hace señales que se callen.

— Tú y tus amigos son unos idiotas.— Todas la niñas se ponen a la defensiva.*

— Hija a comer.

— ¡Eres un demonio!.— El chico alza su ceja, observando fijamente a la chica delicada decir aquellas palabras.

— ¡Voy!.— la quitó y le entrego el control de la televisión.— Ten, que ya me frustró.

Es verdad, no sé si dejar de verlo. Es tan... Negativo . Me estreso al momento donde todos tiran su arena. Apenas me conformo con los chicos de mi escuela.

Tomó asiento y empiezo a comer.

— Gracias ma. — Ella asiente y me sonríe.

— ¿Es por Jonathan por el que no quieres ir a la escuela?

— No, simplemente quién me hará reír en todo el día... Además estoy teniendo un pequeño problema.

— Bueno. Aunque sabes, cuando fuí a recoger el producto hay estaba él y me dijo que te dijera que también le gustas.

Mis ojos se abren al oír esas palabras.

— El te dijo ¡¿Qué?!

— Estaba allí su madre y no sabes cómo se sentía avergonzado. Dijo que la última visita me iba a pedir permiso para su noviazgo.

— Pero... Se tuvieron que ir. Por eso no me dijo nada.

Ella asintió, suspiré... No sabía si estar feliz o triste era algo que... Ahh!

— Oh ya es para que me vaya.— me levanto estusiasmada.— Ya me voy .
Tomó mis cosas y empiezo a correr hacia la escuela. Adoro la escuela ¡Me encanta!

— Hola señora Mary.— le sonrió a la conserje con cara larga.— Hola profesora.

Ahhhhh! Maldita sea 
¡HOLA A TODOS!

Me siento en mi asiento y saco mis cosas.

— Pssst!! Gordito! Te puedes quitar que me estás estorbando.

El chico pone sus manos en sus oídos, realmente adolorido. Todos los chicos se empiezan a reír. Principalmente... Él.

“Otra cosa para echar de menos a Jonathan”

Suspiro y me levanto.

— Quieren dejar de molestarlo?!.— lo digo enojada.

— Uyyy la super heroína!.— Los observó enfadada. Hasta que ese niño ríe de lado.

Ese gesto... Parece a ese chico de anime.

— ¿Y tu héroe? ¡Ohh~! cierto que te dejo sola.— otro chico dijo, parecen andar complaciendo a ese niñato de Henry.

— Y a ti que tanto te interesa.— le contesto a la defensiva. El chico que estoy defendiendo se ríe.



#5716 en Fanfic
#30344 en Novela romántica

En el texto hay: bullying, amor, romance juvenil.

Editado: 02.07.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.