renuncia al amor

Capítulo 17 mejor hablemos

Sebastián estaba seguro de su decisión lo mejor para el era tener que pensar en aquello hasta no estar seguro de que era lo que tanto quería y fue bueno que Tatiana lo haya entendido, simplemente se dio la vuelta, necesitaba hablar con alguien y precisamente esa persona era Claudia sabia donde ella estaba viviendo así que lo iba hacer, camino hasta que ya la había visto con Alan.

— hola claudia — dijo Tatiana saludandola 

— ¿hola? 

— quería hablar contigo — dijo Tatiana — pero veo que estás ocupada — dijo echando una mirada a Alan

— oh yo ya me iba — comento este — Clau mañana hablamos 

—me avisas cuando llegues a casa 

Le dio un beso en la mejilla caminando Claudia entro junto con Tatiana.

— mamá papa les presento a Tatiana — dijo Claudia 

—oh querida bienvenida — dijo samanta 

La madre de claudia estaba tratándola con cariño además de que sabía lo de su embarazo.

— ¿quieren comer algo?— pregunto Sam 

—así estoy bien, gracias — respondió Tatiana 

—no has comido anda come algo le hace daño al bebé si no comes — opino claudia 

—me da pena con ustedes 

—no sientas pena eres bienvenida, eres una amiga de mi hija— sonrio samanta 

—no vine a incomodar 

—no incomodas, ustedes hablen mientras que te sirvo

—gracias señora 

La familia de claudia se veía bastante Amable con ello podía notar que Claudia era de esa forma.

— y bien ¿qué quieres hablar?

—clau no quiero que pienses algo mal de mi 

—no lo estoy pensando 

—pero lo hacías antes 

—bueno un poco y no fui la única también tu cuando Sebastián me buscaba 

—eso era porque estaba ciega en fin me alegra que seamos amigas 

—si quiero que entiendas que eres bienvenida y puedes contar conmigo 

—gracias claudia eres una buena persona 

—tu también lo eres

Hubo un silencio hasta que Tatiana estaba pensando en lo que ocurrió precisamente era aquello. 

—claudia es que tengo que hablar con alguien 

—si eso lo se ¿pasó algo?

—bueno hoy estuvimos hablando Sebastián y yo 

—siempre hablan ustedes son pareja 

—no es eso solo que Sebastián termino conmigo 

Claudia no menciono nada pero tenía que decir algo al respecto

— ¿porque termino contigo?

— dijo que necesitaba pensar bien que era lo que el quería, estaba confundido o algo así 

— como no si cuando estaba conmigo hizo lo mismo o algo parecido — explico claudia — dijo que no quería estar conmigo y luego lo tuyo 

Ambas chicas se quedaron como el principio algo sin una respuesta concreta.

— Tatiana entiendo que esto es difícil de saber que el cambio así de opinión 

— lo sé nosotros estábamos bien pero justo paso esto

— si te comprendo, pero sabes dar el tiempo para ver que es lo que realmente se quiere 

— aunque seguiré viéndolo seguido 

— yo sé pero dejar que las cosas sigan su rumbo, así como yo al esperar a mi bebé 

Claudia no decía con una pequeña sonrisa enseguida la madre de Claudia.

— bien chicas aquí están cualquiera cosa ya saben — dijo sam 

— gracias mamá 

— chicas todo estará bien — dijo samanta con expresión de ánimo 

—mamá no me digas que estabas escuchando nuestra conversación 

— no claro que no — negó — lo digo porque ambas están pasando por una situación difícil siendo por un mismo chico 

— mamá 

La madre de Claudia sabía que no era fácil ya que ambas chicas estaban esperando un bebé de un chico.

—ustedes deben pensar que es lo que quieren realmente 

Con esto ya se había marchado dejado a las chicas solas de nuevo, Tatiana tomó la galleta junto con el te que le habían servido

— esto esta delicioso nunca había probado algo como esto — comento tatiana 

—¿hablas en serio?

Tatiana asentía con la cabeza dándose cuenta que algo más estaba pasando.

— Tatiana y ¿tu familia? Bueno me refiero a que han dicho del embarazo 

— se enojaron conmigo diciendo que era una deshonra para la familia y me sacaron de casa 

—¿como es posible? Mi familia fue más comprensible 

—si eso se nota— suspiro dejando la taza a un lado — tu y yo somos distintas 

—¿distintas? Ahora no lo somos tenemos algo que nos une 

—¿sigues enamorada de Sebastián?

—no — contesto rápidamente — digamos que solo es el padre de mi bebe y ya 

—pero ustedes tuvieron algo era tu primer amor 

—si lo se pero lo que me hizo no puedo dejar de pensar 

—¿porque?

— se supone que sabías 

— lo del aborto  ¿verdad?

— si pero por suerte no lo hice, así no me pierdo la dicha de ser madre 

— te confieso algo — dijo Tatiana 

De repente escucharon el sonido de la puerta tuvieron que dejar lo que estaban hablando cuando fueron atender este era Sebastián.

— ¿qué haces aquí?— dijo Claudia — no me vengas con la estupidez que quieres volver conmigo 

—no, solo vine a traer cosas para el bebé eso es todo 

Este le entrego unas bolsas con algunas cosas ya que Claudia estaba en los últimos meses de su embarazo tenía que tener todo listo.

— gracias Sebastián — dijo claudia seriamente — ahora será que te puedes ir 

—¿necesitas algo más?

— no necesito nada, ¡estoy bien¡ vete 

— cualquier cosa tienes mi numero 

— si vete

Sebastián se marchó pero la mirada era cabizbaja se merecía el trato que le estaba haciendo claudia no supo ser sincero desde el principio, ambas chicas se quedaron viendo como este estaba caminando pero con la mirada perdida.

— esta situación si nos tiene mal — opino Tatiana 

—ni que lo digas 

De repente una patadita dio el bebé Tatiana observaba con ternura aquel movimiento.

— vaya campeón  ¿qué tienes? 

Sus movimientos eran bruscos haciendo que Claudia se quejara un poco suavizó su vientre con una sonrisa en su rostro 

—vaya la forma en que se mueve 



#42668 en Novela romántica
#6898 en Chick lit

En el texto hay: amorverdadero, amor de dos, renuncia

Editado: 08.08.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.