Secundarios

Capítulo 10: nada feo, ni por dentro ni por fuera

¿Saben que es lo malo de estar en una escuela super antigua? Que las cosas constantemente se dañan y tienen que cerrarla por días para arreglarlas, como hoy, todos llegamos a la escuela y nos dimos cuenta de que estaba cerrada. El director dijo que no sabe que sucedió, pero durante la noche las cañerías se reventaron, por lo que tuvimos que devolvernos a nuestras casas. Así que aquí estamos en la casa de Roxie, su madre tiene que trabajar todo el día en la peluquería, así que estamos solas, pero nos llamó diciendo que regresaría para la hora del almuerzo y más nos valía tenerle todo en orden y algo para comer. Pero estamos acostadas en la alfombra comiendo papitas.

—bien ¿entonces por qué estuviste tan distante Roxanne? —Bea la mira con seriedad, me meto una papa a la boca, solo comeré mientras ellas hablan, prefiero evitar este conflicto.

—yo —Roxie como cada vez que está nerviosa, juega con su cabello— estem mmh

Me meto más papas a la boca, necesita aprender a mentir o a tener coartadas.

Lo único que nos enseñó pequeñas mentirosas

Y que tener un romance con un maestro de probablemente 25 y tu tener 16 es bastante razonable, claro si es amor de verdad, él es guapísimo y nadie se entera. También que la amistad de verdad es la que te ayuda a ocultar un cadáver.

Parece que Roxie no nos podría ayudar con lo ultimo

Roxie está bastante pálida, me meto otra papita a la boca.

—necesitaba tiempo para mí misma, pensar y esas cosas—me siento para poder beber un poco de gaseosa— estamos en último año, y aun no sé que hacer con mi vida, quería unos días para mi

—¿te sirvió? —me sirvo un poco más gaseosa

—¿creen que podría ser buena maestra?

Miro a Bea, ella me mira a mí, sabemos la respuesta y en definitiva es no, Roxanne no tiene la paciencia para tratar con alumnos, una vez me grito porque no entendía, y no un grito de ¿Cómo no entiendes? Prácticamente me insulto.

—si aprendes a manejar tu ira, tal vez sí

Tomo un poco de gaseosa, Roxanne me mira, con una mezcla de enfado e incredulidad.

—¡se manejar mi ira!

Bea se ríe, irónicamente

—por supuesto que no

—a la mierda! ¿Qué saben ustedes? Es mi maldita forma de ser—con Bea nos quedamos mirándola, acaba de gritar

Roxanne parece darse cuenta porque se sonroja, Bea comienza a reírse, yo sonrió levemente.

—bueno tal vez si lo necesito —murmura

—también necesitas aprender a aceptar las críticas, no eres buena recibiéndolas

Observo como Roxanne le lanza miradas fulminantes mientras como más papas fritas, Bea la mira como si no le hubiese dicho nada malo, las observo, no quiero intervenir, odio los conflictos.

Por eso abandonaste Instagram

Y todo lo que se me complica, todo lo complicado prefiero olvidarlo.

Las miradas entre Roxie y Bea se aumentan, la primera esta roja de la ira claramente está aguantándose de decirle cosas a Bea, y Bea obviamente lo disfruta.

Miro la hora, falta un poco más de una hora para que la madre de Roxie llegue para almorzar.

—¿no deberíamos ir a comprar algo para tú madre? De paso aprovecho de irme, no confió en dejar a Benjamín con Magnolia sin supervisión —me levanto del suelo y tomo mi mochila.

El apartamento donde vive Roxanne es en el centro del pueblo, específicamente detrás de la estación de policía, es pequeño, tiene solo tres habitaciones, una que sirve como sala, cocina y comedor al mismo tiempo, la habitación de su madre, la de ella y un pequeño baño, el edificio tiene una lavandería comunitaria. Es uno de los más baratos del pueblo por estar detrás de la estación de policía, se escuchan ruidos todo el día de sirenas.

—¿puedes irte sola? Puedo acompañarte— Bea se ofrece

A todos les da miedo que vaya sola por la calle y me ocurra alguna taquicardia, sobre todo porque el camino a casa es muy solitario.

—no es necesario, Nicolás está en una especie de cita con una chica en ese local nuevo de mariscos que se abrió—ruedo los ojos— voy a ser su coartada para irse a casa

Roxanne se tensa, Bea no parece interesada, miro a Roxie ella aparta la mirada.

—¿vamos donde doña Julita? Quiero ver que tiene hoy para llevar algo para Magnolia, le encanta su tarta de queso

Roxie asiente, doña Julita es una señora que rodea los 70 años, tiene un local de comida para llevar, la mejor de todo Costa Electra, Benjamín le rogo todo el verano que le enseñara, Doña Julita se negó diciendo que Benja aún no estaba preparado, pienso que fueron excusas para evitar darle sus recetas y que venga competencia joven.

💞💞💞

El olor de lo que cocina Doña Julita hace que mi estomago gruña, pero no tengo tanto dinero para comprar, solo le llevare su tarta a Magnolia, es su preferida y no la come hace mucho. Roxie está comprando unas porciones de lasaña para ella y su madre, Bea compro otra tarta de queso, sí, Bea la que viene de un hogar totalmente vegano, pero come tarta de queso porque le gusta y sus padres no es como que la obliguen a ser vegana, desde un punto empezó a ser decisión de ella, solo que sus padres bueno, ellos se niegan a comer o comprar cosas de origen animal, por lo que Bea lo único que come que se sale de esos límites es la tarta de queso, una vez la provo no hubo vuelta atrás.

Doña Julita saca de su horno las dos tartas de queso, con cuidado pone a cada una en cajas diferentes y en una bolsita de papel.

—aquí tienen mis niñas, que lo disfruten—le sonrió y tomo la bolsa que me pasa, ya le pagué con anterioridad

—muchas gracias doña julita

Ella me sonríe.

—no hay nada que agradecer mi niña, gracias a ti

Volteo para ver Roxie, ella ya tiene sus lasañas.

Salimos juntas del local de doña Julita, el día esta normal, normal en Costa Electra es que las nubes parezca que en cualquier minuto se pondrá a llover y habrá una tormenta eléctrica.



#6738 en Joven Adulto
#28427 en Novela romántica

En el texto hay: primeramor, corazonroto, romance

Editado: 25.10.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.