Siempre fuiste tú

Siempre fuiste tú.

Existen momentos en lo que siempre creíste que no volverías a ver a aquellas personas que te dañaron demasiado.

Que te dañaron tanto que por momentos les deseaste lo peor, y que, con el solo hecho de imaginar volver a verles sentiste que tu mundo se iba abajo, que caerías de nuevo en aquella depresión de la cual no podrías salir nunca, que querrías asesinarle y gritarle a la cara cuanto te lastimó.

Sin embargo es todo lo contrario a lo que siento, porque en cierta forma no siento nada al verlo, quizás porque todo aquello que había quedado vacío en mí desde aquella noche en que me dejó ahora se ha llenado por completo por Sean, y eso es algo que debo agradecerle siempre, porque por él es que ahora estoy con esta maravillosa persona que ahora nos mira confuso.



Andy González

Editado: 25.12.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar