Sñta.Blot

14 de julio de 1973

Ya habiendo empezado la autopsia yo iba a comenzar a investigar el motel empezando por entrevistar al gerente…

Hombre blanco de ojos grises como el metal, duros y fuertes pero con la apariencia de un león destruido…

Empecé preguntando sobre la noche del 10 de julio de 1973 el solo me supo responder que no recordaba muy bien los detalles de esa noche…que tuvo turno hasta las 8:45 y después tuvo que atender a otras personas que tuvieron problemas con la habitación…

Al preguntarle a quienes fueron los últimos a quien atendió… el dijo que “Un hombre sombrío de traje fino al cual no se le veían los ojos por el sombrero y una muchacha como de 27 años respectivamente latina de ojos verdes

A lo cual supe preguntarle “Si no recordabas tan bien los detalles de esa noche como es posible que los describas tan bien a esos dos…además no fueron los últimos a los que atendiste….se supone que fueron a los que tuvieron el problema con la habitación… ya pasaron 4 días… detalles como ojos verdes son bastante difíciles de recordar con el tiempo…con los días sería más fácil decir que eran azules … pero ¿verdes?…en especial en la noche… ¿Cómo siquiera te acuerdas?” el solo pudo decirme mientras se notaba un amplio nerviosismo es su tan indefenso rostro “no es muy usual ver una belleza de tal porte por estos lares…

4 días… desde que ella usualmente desaparece…. en un motel con hasta 35 personas que lo frecuentan todos los días… no creas que no investigue antes… ¿todavía no es normal ver una belleza así por estos lados? o ¿estamos escasos de mujeres?

El muchacho claramente nervioso responde “Es un motel de 24 horas el hombre se veía sospechoso así que era fácil recordarlo

Dijiste que no recordabas bien acabas de decir que saliste a las 8:45 a atender a unos clientes que tenían problemas con la habitación… habrías tardado como mucho unos 15 minutos o menos… ¿por qué especificarme a estos dos si no fueron los únicos a los que viste esa noche?

Los ojos del muchacho se quedaron petrificados… ya no sabía ni que inventar, pues estaba arrinconado… justo lo que yo quería… que dijera la verdad…aunque yo sabía que no era la verdad de la muerte de la Sñta.Blot… que puedo decir…amo los interrogatorios…

Estaba intentando abrir la boca cuando la puerta de empleados se abrió de pronto… con una inusual y agradable sorpresa “¡Mi amor! por qué viniste tan tarde el otro día , ni siquiera podemos vernos casi, ¡te estaba esperando!” ante mis sospechas eran verdaderas… afirmativamente este hombre salió de su turno a las 8:45 por tener que resolver sus problemas pasionales…con otro hombre

Te dije más de una vez que no vinieras aquí… y no me llames así” el amante con clara indignación en su rostro le respondió en reproche “¡Y quién crees que soy! ¡Tu cachifa! ¡Búscate a otro ahora!

El muchacho claramente sonrojado y levemente avergonzado… intenta resolver sus asuntos pasionales… después… me llamo a parte y me pide no revelar su tan apasionante secreto… a lo que acepto con gusto… la única razón por la que la recuerda, es porque la Sñta.Blot era la hermana de Natasha… su amante…

A veces hay secretos difíciles de creer… pero hay que aceptar,

Sin juzgar… e ir a mi nuevo amigo de ojos de viernes salvajes

Conocido como el hermano de la Sñta.Blot…



#23992 en Otros
#7368 en Relatos cortos
#3092 en Detective

En el texto hay: misterio suspenso romance detective

Editado: 21.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.