Sñta.Blot

Mi fuego en fuego

Al entrar al restaurante y hablar con el gerente sobre sus empleados no tardo mucho en aparecer el famoso Rogers el estaba nervioso seguramente ya se había enterado de otra boca la muerte de la señorita Blot…

Me lo lleve a la comisaria a la sala de interrogaciones respectivamente…, el estaba muy nervioso…no paso mucho tiempo hasta que me atreví a pregúntale “¿Cuándo te encontraste con ella?” “El…10 de julio” “¿A qué hora?” “A las 1:30 de la tarde, en la cafetería que queda en la calle lion” “¿Cuánto tardaron ahí?” “Más o menos como una hora…, después se acerco a nosotros un tipo… de traje fino y un sombrero que le cubrían los ojos” se expreso casi suspirando “¿Puedes describirme a este señor?” “…Me temo que no… ella solo me dijo que se tenía que ir… y él se la llevo” “…No tienes una cuartada lo suficientemente segura ¿sabes?” “¿Por qué lo dice?” “En el restaurante donde trabajas pregunte tu turno y me supieron decir que sales a las 12:55 la calle lion queda como a 20 minutos de donde trabajas, no habrías podido llegar en 5 minutos” el muchacho empezó a sudar, no tardo mucho para que me respondiera “Ese día pedí un descanso…” “Me dijeron que pediste el día libre a las 12” “¿Y qué estoy diciendo?” me dijo con obviedad… “Me estás diciendo que pediste un descanso pero no me estás diciendo la hora y las palabra día libre” digo vacilando a lo que el rueda los ojos…se nota que no le gustan las bromas asi...

Admito que jugar con las personas en los interrogatorios es una de mis actividades… favoritas aun sabiendo que no son culpables…

Supongo que es por eso y mi físico porque mi popularidad con el público femenino no era del todo mala pero…aun así… Blot no fue esa admiradora que tanto me habría gustado esperar… ella era mi fuego en fuego… mis ojos de viernes salvajes… tal vez para Rogers lo fueron en un momento…pero estoy seguro que ambos quedamos fascinados con esa belleza tan abrumadora…

En el fondo…pude notar en la cara de Rogers un horrible tristeza nublar su mirada… yo sabía…que en el fondo le afectaba millones de huracanes azotadores como a mi…

“la sigues extrañando verdad…” suelto de pronto “…y tu no?” supongo yo tampoco podía ocultarlo… “ella era muy especial…” “lo sé” “¿es todo lo que sabes?..” un profundo suspiro pude escuchar de su parte y unas lagrimas al fin salieron de tan oscuros ojos… “…la escuche decirle en el oído algo sobre un lago...el más cercano a la ciudad queda como a 2 horas más o menos…no se con exactitud…” “… ¿sabes?...si ella estuviera aquí…diría… “las sonrisas vienen después de las peores tristezas”…” ante ese comentario Rogers se rio levemente…y después dijo “sin dudarlo…”

Al despedirme de Rogers… pude darme cuenta de una cosa…

Blot…era esas sonrisas después de tristezas atroces…



#24005 en Otros
#7370 en Relatos cortos
#3107 en Detective

En el texto hay: misterio suspenso romance detective

Editado: 21.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.