Solo pienso en ti

Prologo

Todos los niños de pueblo estaban en el balneario; era verano y lo que parecía el día más caluroso del año, se conocían y como no eran tantos prefirieron organizar una salida entre todos, la Señorita Cloe iba a preparar helados para todos los que fueran, la carne la traería la familia Novak y los Winchester estaban felices de preparar la ensalada de papás para todos. Mary se sentó al lado de su mejor amiga, Ruth Novak que sostenía al enérgico Castiel de una mano - ¿Qué tienes, Cass? -

-¡Quiero ir a jugar!- Reclamo intentando soltarse de la mano de su madre con fuerza, la rubia rio viéndolo -¿Y porque no lo dejas?- Interrogo dándole una jarra de jugo a la mujer que acepto con una sonrisa, entendía por que Cass estaba tan excitado pues todo el mundo estaba riendo y corriendo de un lado al otro además que el mayor de los gemelos era conocido por ser el más ruidoso de su generación, haciendo travesuras e intimidando a algunos niños mayores; todos creían que los Novak iban a tener mucho trabajo cuando Castiel llegara a la adolescencia, ninguno se imaginaba cuánta razón podían tener.

-Intento lanzarse al agua para ir tras Jimmy, no me quiero arriesgar...- Jensen llego al lado de su madre, un niño rubito como el sol en traje de baño rojo y sandalias de cars que salto a abrazar a su madre enseguida - ¡Mamá! ¿Puedo ir al agua? - John Winchester por esos años ya estaba perdido en la bebida y Mary había preferido dejarlo en casa, su hijo Sam aún tenía dos años y Jensen amaba poder cuidarle de la mano como un gran hermano mayor; ambas mujeres se miraron cuando vieron a Castiel que al fin se quedaba quieto mirando a Dean - ¿Puedo ir con Dean? ¡Solo estaré en la orilla! - Ambas asintieron, Mary tomo sus manos y las unió juntas -No se suelten de la mano o no habrá más baños en el rio, nunca más...- Los niños felices salieron corriendo en dirección al rio, el Winchester aún tenía problemas para diferenciar a Misha de Castiel, pero no le importaba mucho porque ambos eran sus mejores amigos.

Se bañaron un rato en la orilla, hasta donde habían dejado una muralla de piedras; Dean había dejado el coche de su hermanito lo suficientemente cerca para que pudiera mojar sus pies y jugar con la arena, Mary los miraba desde la orilla con atención -Me gusta tu hermanito...- Dijo Castiel ayudándole a hacer un castillo de arena que en realidad era un montón de arena con forma de nada, Sam se reía feliz cada vez que se rompía -Cuando seamos grandes podemos tener un bebé si quieres...- Eso pareció llamar la atención de Castiel que con enormes ojos le miraba a él y a Sam - ¿Cómo? - Dean siguió hablando mientras colocaba una línea de piedritas en el castillo de su hermano menor -Mami dice que solo tienes que querer mucho a alguien y darle un beso... Podemos hacer eso cuando seamos grandes- Castiel asintió porque tenía bastante sentido, pero pronto encontró un, pero - ¿Y si nos aburrimos? Yo no quiero cambiarle el pañal -

-Se la damos a nuestras mamás, a ellas les gustan los bebés...- Elevo los hombros el ojiverde metiéndose al agua primero que Cass - ¿Lo prometes, Dean? - Hasta entonces nadie le llamaba Jensen, aun no le asustaba su primer nombre -Lo prometo... Aunque debe ser genial tener uno que juegue contigo...-

-Misha es aburrido, siempre solo quiere dormir...- Aclaro metiéndose al agua de a poco, él y Dean aún tenían las manos sujetas -A mí me cae bien Misha. - entonces Castiel soltó su mano molesto -Voy a nadar donde los grandes...- Dean negó asustado -No podemos ir ahí, nos vamos a morir y después mamá nos va a castigar...-

-¡Te da miedo! ¡Lero, lero! - Se burló Castiel lanzándole agua en la cara al mayor de los Winchester, el rubio no contesto a sus molestias tomando más piedritas del fondo que le parecían bonitas -No debemos subir ahí...-

- ¿Por qué? - Interrogo el moreno tirando agua por la boca mientras bordeaba la muralla de piedras, Dean se asustó al verlo - ¡No salgas! - Pero no le hizo caso, siguió nadando y se paró para comenzar a escalar - ¡Castiel! Si sigues haciéndolo voy a gritar, y tu mamá se va a enojar...- El moreno siguió sin hacerle caso y subió hasta estar parado en la cima del muro caminando sobre las resbalosas piedras -Cass vas a caerte, dame la mano, ten...- Le extendió la mano cuando lo vio resbalarse pero al querer tomarla su cuerpo se cargó hacia la orilla perdiendo el equilibrio, termino cayendo junto en el momento que apretó la pequeña mano del rubio gritando -¡Dean!- y Dean comenzó a gritar también al ver un líquido rojo mezclarse con el agua; Lo demás todo el mundo lo sabía.

Aún Dean tenía pesadillas donde escuchaba a Cass gritar su nombre, aún recordaba la sangre y como la mano de su amigo de pronto dejo de apretar la suya; lo adultos gritando asustados mientras el trataba de ayudar a Castiel, pero no podía hacer nada; pero eso no era nada comparado con lo que le había pasado a Castiel de todos modos.



Agatha J. Colors

#17722 en Novela romántica
#3145 en Fanfic

En el texto hay: autismo, supernatural, destiel

Editado: 22.04.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar