Sombras del Pasado

Parte 3

— Es que... no tengo casa propia, y no quiero que vivamos aquí con ustedes — respondió nervioso Gohan.

— Ese no es un problema, ya lo converse con Mr. Satán, él les regalará una de sus casas, y se hará cargo de los gastos hasta que puedas hacerlo tú.

— No quiero seguir recibiendo ayuda de él, mamá.

— Debes aceptar, si no lo haces puede que Videl se aburra de ser la novia eterna, no puedes dejar que se te vaya, es la esposa ideal para ti.

El joven quería gritarle que no le importa que ella lo dejará, que eso sería mejor, pero como siempre se quedó callado.

— Está bien mamá, le pediré que nos casemos ¿Puedo al menos decidir la fecha?

— Por supuesto cariño, es tu boda — le sonrió bondadosa.

Ya hecha la petición de mano y decidida la fecha, se debían entregar las invitaciones, por el lado del Gohan fue él quien debió entregar las misivas.

— Papá, ve tú al Templo, por favor.

— No puedo hijo, iré a entrenar con Vegeta, además hace mucho que no ves a Dende, aprovecha de dale mis saludos.

Cuando llegó al lugar Sagrado, el dios de la tierra lo esperaba quieto, serio.

— Hola Dende.

— Hola Gohan ¿Qué puedo hacer por ti?

— Te traje una invitación para mi boda, para ti y tu pareja... uppp... olvide que nadie lo sabe —  dijo irónico — entiendo que tus deberes no te dejen ir, sé que tienes muchas "obligaciones" — le miró sonriendo para molestarlo.

— Lo siento mucho.

— ¿Cómo? ¿No irás?

— No quiero asistir a una farsa como esa, no es un amor correspondido, solo ella ama, eso es lo peor que puede pasarle a cualquiera.

— ¿Tú lo sabes porque amas a Piccolo y él no a ti? TE LE METISTE POR LOS OJOS Y ME LO QUITASTE.

— No mientas, antes que me uniera a él estaban separados y tú de novio con Videl. Si tanto lo amabas hubieras gritado a los cuatro vientos su relación.

— ¿Así como ustedes lo hacen? — le dijo irónico.

— En nuestro caso solo nos interesa a nosotros, no tenemos que pedirle permiso a mamá.

— Te aprovechaste de que asimiló a Nail, es él quien te amaba.

— Él me ama a mí, por eso me eligió libremente y sin presiones. A propósito ¿Cuánto pagó Mr. Satán por ti? Siempre le compra lo que su hija le pide — le miró irónico.

— Eres un...

— Mejor sigue repartiendo las invitaciones, y no te preocupes por el Sr. Piccolo, yo la avisaré, si quiere ir no lo detendré.

— Irá porque es mi padrino, se lo prometió a papá. Él siempre quiere estar a mi lado, porque es a mí a quien ama.

Un minuto después llegó el guerrero namek que había escuchado todo gracias a Dende.

— Me comprometí con Goku y Videl para ser el padrino, sino no iría.

— No se preocupe, estaré bien.

— Quisiera que vinieras, aunque no nos interesa lo que piensen los demás, es hora que nos presentemos como pareja.

— No es necesario, no quiero que...

— Nadie tiene porque cuestionarnos.

— Muchos pensarán que es porque asimiló a Nail, usted antes quería a...

— No es así, Gohan de niño me llegó al corazón porque fue el primero que no huyo de mí, y yo vi que se sentía bien a mi lado, nada más, cuando viniste a la Tierra contigo tuve una conexión que nunca antes con nadie. Siempre estabas en mi mente, te amo.

Al terminar la fiesta del matrimonio la pareja de namek se besaron, al verlos todos entendieron que pasaba, el guerrero y el dios se fueron tranquilos de la mano. Los invitados, en camino a sus casas iban conversando lo ocurrido.

— Que increíble, jamás creí que ellos dos estuvieran juntos — le dijo Bulma a Vegeta.

— Pensé que era el hijo de Kakaroto el que estaba con ese insecto verde.

— No hagas ese tipo de bromas, recuerda que venimos del matrimonio de Gohan. 

— No puedo creer que seas tan inocente, tal vez el novio se gasta parejito — el príncipe sonrió malicioso.

Algo parecido pasaba en el vehículo con 18, Krillin y el maestro Roshi.

— Nunca pensé que Piccolo tuviera a otro — dijo como a la pasada el anciano.

— ¿Cómo que a otro? ¿Con quién estaba? — pregunto Krillin inocente.

— ¿Cómo no pudiste darte cuenta? Eres el mejor amigo de Gohan.

— ¡¡Con Gohan!! — gritó el hombre, tanto se desconcentró que casi chocaron.

En casa de los padres del novio, Goten ya estaba dormido, Milk todo el viaje y ahora permanecía callada, solo Goku estaba con ánimos de comentar lo que pasó al final con los namek.

— Me alegro por Piccolo, siempre está tan serio, y callado, solo, Dende es un buen complemento para él.

— Mejor que sea así, cada oveja con su pareja, no volverá a molestar a... — se quedó callada.

— ¿Qué ibas a decir? — preguntó inocente el sayayin.

— No importa ¿Quieres algo de comer?

— Por supuesto

Gohan todavía no podía quitarse el enojo por lo que pasó.

— Tanto te molesta que Piccolo tenga a alguien — Videl preguntó molesta.

"No crea que soy tonta, él no te ama como yo. Ahora que estas casado conmigo te enseñaré a amarme".

— No es eso, es... era nuestro momento especial, y ahora todos hablaran de ellos, nadie se acuerdará que fue nuestro matrimonio.

— ¿Solo es eso?

— Sí, no discutamos por algo así, es nuestra luna de miel, además eso no durara, el Sr. Piccolo solo está con Dende porque tiene asimilado a Nail.

Desde entonces fueron pocas veces en las que Gohan se vio con su maestro, hasta que nació la pequeña Pan, a quien los namek querían mucho, pero por sus deberes solo era el guerrero verde el que podía ir a verla seguido. Parecía que el medio sayayin había olvidados sus sentimientos por Piccolo, ya que nunca volvió a acosarlo. Lo que nadie pensaba era que ahora usaba a su hija para mantenerlo alejado de Dende, por eso siempre lo invitaba a quedarse con la pequeña.

Todo siguió así hasta que apareció Baby en la Tierra, y ocurrió el problema de las esferas del dragón negras. Al final Piccolo decidió por el bien de todos morir con su planeta natal y acabar con las esferas. Antes de morir habló por telepatía con Gohan, luego que se produjo la explosión Dende se acercó al medio sayayin, que estaba de rodillas anegado en lágrimas.



#24911 en Novela romántica

En el texto hay: desamor, amor, odio

Editado: 17.03.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.