Still With You / Jungkook (#7)

#1

Estar de regreso en Corea después de vivir dos años en Australia, era inimaginable. Desde el momento en que mis pies habían tocado tierras coreanas, sensaciones buenas como malas me habían invadido por completo.

No podía creer que estuviera de regreso.

Estar de nuevo en mi país, después de haberme graduado con honores de la universidad, era más que gratificante y aún más estando con quienes se habían convertido no solo en mis mejores amigos, sino en una parte importante dentro de mi vida con los que estaba aquí para realizar uno de los más grandes proyectos, según ellos, que habíamos tenido la oportunidad de realizar hasta ahora.

—Bajamos de un avión para subir a otro —Se queja Young mientras recorremos los enormes pasillos del aeropuerto —Ni cinco minutos podemos estar en Corea —Sus quejidos me resultan divertidos después de tantos años, era algo que aún me resultaba demasiado gracioso.

Y tal cual como decía Young, acabamos de bajar de un avión solo para subirnos a otro que nos llevaría hasta Indonesia, donde estaríamos comenzando el nuevo proyecto, del cual desconocía todos los detalles, pues James era el que se había encargado de todo antes de partir y el único que conocía todos y cada uno de los detalles y acuerdos para este proyecto.

Detalles que ninguno de nosotros habíamos intentado averiguar, confiando ciegamente en el perfecto juicio que solía tener el castaño.

Lo único que sabíamos era que grabaríamos un documental para una banda coreana o algo así, era lo único que conocía y esperaba que fuera los chicos de ASTRO o los chicos de EXO, porque sería el mejor trabajo del mundo y porque ciertamente todos y cada uno de ellos era sumamente ardientes ante la vista de cualquier persona razonable y sin duda, artistas que moría por conocer en persona.

—Si no hubiéramos perdido el vuelo anterior, tal vez nos hubiera dado tiempo de pasear un poco —Nos recuerda Alan, lo sucedido hace un par de horas atrás, donde habíamos tenido que esperar demasiado tiempo para poder abordar otro avión.

Gracias al despistado de Young, quien nos había perdido durante el trayecto de nuestro apartamento al aeropuerto en Australia, cosa que había ocasionado que perdiéramos nuestro ya reservado vuelo, y así tuviéramos que esperar cuatro horas para tomar otro.

—¿Estas lista? —Me pregunta James al ver comenzar a discutir a Young y Alan, quienes seguramente estarían así hasta que abordáramos el avión y ambos pudieran comer y descansar lo que sus cuerpos necesitaran para estar de buen humor.

—Yo he nacido lista —Sonrió con picardía en su dirección robándole una bella sonrisa de sus bonitos labios antes de verlo asentir, seguro ante mis palabras.

—Claro que dirías algo como eso —Pasa sus brazos sobre mis hombros y me acerca lo suficiente a él para depositar un lindo beso sobre mi mejilla que después de tanto años, era tan normal y para nada incomodo entre nosotros —Pero es mejor que nos pongamos en marcha, sino perderemos el vuelo —Me recuerda mostrándome la hora que marca el reloj sobre su muñeca, consiguiendo que aumentemos el paso, deteniéndonos un par de minutos en lo que parece ser una cafetería a causa de Alan, quien afirma repentidas veces que puede llegar a morir si no consume su cafeína diaria.

—¿Puedes apurarte? —Le pregunta con fastidio Young al verlo salir de manera tranquila de la cafetería, disfrutando de su café sin importar las quejas del pelinegro—Ojalá te mueras por culpa de la cafeína —Lanza con enfado antes de que empiece a alejarse de nosotros, demostrando su muy mal humor a causa de la falta considerable de sueño que hemos estado teniendo ante todos los preparativos, siendo seguido por James, quien intenta ponerlo de mejor humor.

Mucho antes de encontrarnos con la gente con la que estaríamos trabajando, durante lo que parecía ser un buen tiempo.

—Hierva mala, nunca muere —Le lanza en español para que solo él y yo podamos entender, demostrando de nuevo nuestro talento lingüístico —Por eso nadie quiere ser tu novia —Lo grita en coreano para que todas las personas en el aeropuerto puedan escuchar, incluso los chicos, quienes sabía que podían entender a la perfección el coreano.

—Y tú eres una hierva, muy, muy mala —Nos partimos en risa sin importar las miradas que la gente nos regala al ver el tono en el que nos expresemos, recordándome lo diferente y reservados que solíamos ser los coreanos.

Alan había sido la primera persona que había conocido al entrar a la universidad, todo en el demostraba confianza, no le importaba lo que los demás dijeran de él, ni mucho menos de su orientación sexual. El disfrutaba ser quien era y no tenía intenciones de cambiar absolutamente nada de él, solo porque a los demás no les gustara, cosa que me había ayudado mucho a dejar ir a la chica temerosa de mi pasado, convirtiéndola en alguien segura de sí misma que disfrutaba de mejor manera la vida.

Después de todo había aprendido a ver lo mejor en ella y de mí misma o al menos lo intentaba.

—¿Dónde han dicho que nos verían? —Pregunta James sin detener el paso, distrayéndonos de nuestra pequeña sesión de bromas.

—Han dicho que nos verían en la entrada tres —Le recuerdo algo que debería ser el quien recuerde, pues después de todo él era el que había firmado el contrato.

—¿No será muy difícil encontrarlo? —Pregunta Young con poco ánimo, mostrando un poco de mejoría en su humor.

—No lo creo —Señaló en dirección a la multitud de chicas que se encuentran frente a lo que parece ser la puerta tres —No conozco nada de estos lugares, pero he escuchado que la regla número uno para encontrar a alguien famoso en un aeropuerto es seguir a las jóvenes con mochila que parecen morir de la emoción —Les cuento un poco las técnicas de rastreo que he podido aprender de muchas personas jóvenes que he podido conocer gracias a mi trabajo.

—La última vez que mi hermana intento hacerlo termino con una mordida—Nos cuenta Young con terror en su mirada, lo que me hace mirarlo con horror ante tal imagen.



#5057 en Fanfic
#28299 en Novela romántica

En el texto hay: romace, jungkook, jungkook y tu

Editado: 30.01.2023

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.