Suicida enamorada... ¿juegas al gato conmigo?

LO ESPECIAL EN TI

A la mañana siguiente mas o menos a las diez de la mañana, Dimitra me levanto asustada, una faceta de ella que no había visto tan lucidamente.
Dimitra_ ¡Xendra se escapo del hospital con Maicol!
_ Xendra que con quien _Dije medio dormido_.
Dimitra_ Muévete, recibí un mensaje de Maicol diciendo que saldría del hospital con Xendra, claro esta que no dijo a donde iría. 

Dimitra me lanzo un zapato dándome en la cabeza lo cual me despertó todavía mas.
_ Maldición Dimitra eso dolió _Me queje_.
Dimitra_ Apurate vámonos.

Rodé por la cama hasta caer al suelo tome mis pantalones colocándomelos con rapidez mientras mordía la camisa, baje corriendo mientras que al mismo tiempo me la colocaba, los tenis no me los puse por lo que me los lleve en la mano, subimos a uno de los autos que había en el garaje, era un carro clásico mal cuidado, Dimitra salto al auto, yo le seguí el ritmo, manejaba muy suave y precavida la verdad no importaba mucho por que el hospital tampoco estaba tan lejos.
Dimitra_ Cambiemos de...
_ Sigue, no vamos a cambiar de lugar cuando ya estamos cerca.

Manejo con temor, además que el auto mostraba varias fallas pero, llegamos al hospital con vida, dejamos el auto estacionado una cuadra mas abajo del hospital y subimos corriendo permitiéndonos pasar inmediatamente, Dimitra me agarro de la muñeca para que le siguiera el paso, corrimos al edificio en el cual se suponía debía estar Xendra y subimos al elevador encontrándonos con el medico frente a frente una vez se abrieron las puertas del elevador en el piso indicado.
Dimitra_ Medico.

Dimitra lo miró como para ver si sabia a lo que venia pero no ocurrió por lo que rompió ese incomodo silencio.
Dimitra_ ¿Donde esta Xendra?
_ ¿Quien?
Dimitra_ La chica que llego con alucinaciones y recibió un disparo en el brazo.
_ Ya me acorde, si apenas acabo de llegar voy a hacer ronda, sin embargo, estoy seguro que hay se encuentra.

Llego una enfermera histérica interponiéndose en nuestra conversación e informando en voz baja. Conocíamos la situación pero, la confirmamos con la respuesta del medico hacia la enfermera.
_ ¿Que? como que no esta, como pudieron no darse cuenta que una paciente se escapo. Llamen a seguridad, revisen las cámaras, no puede estar muy lejos de las instalaciones. Aun no entiendo como es posible que se escapara si estaba medicada.

CUENTA XENDRA
Maicol corría mientras me cargaba en sus brazos, íbamos por el bosque a toda velocidad, tenia un poco de sueño por el medicamento, pero estaba consciente de lo que pasaba. paramos en medio de los arboles, Maicol estaba agotado, me apoyo en un árbol y se sentó a mi lado.
_ Gracias por arriesgarte.
Maicol_ Esto no es nada con todo lo que podría hacer por ti.
_ No quería estar en ese lugar, me siguen Maicol.
Maicol_ Literalmente nos deben estar buscando aunque no suele ser para tanto.
_ Maicol, no es eso.
Maicol_ ¿Entonces?

Maicol se acostó en mis piernas, y saco del bolsillo su celular que sonaba como loco, pude mirar que se trataba de Dimitra, sin embargo, no deseaba que nadie supiera donde nos ubicábamos.
_ No respondas por favor.

Lo mire seria desde mi posición, suplicante con la mirada.
Maicol_ Es Dimitra princesa.
_ No respondas _Insisti_.
Maicol_ Nos deben estar buscando y mejor les ahorramos eso.

Me miraba con esos atractivos ojos verdes, esos ojos verdes que durante un largo tiempo de solo mirarlos me perdía en otro mundo, eso ya no era igual. Hace tiempo me había propuesto tener algo mas allá que una amistad, pero no le quise dar la oportunidad aun no me sentía preparada para una relación.
Maicol_ Esta bien, no responderé.

Guardo el teléfono en su bolsillo y empezó a sobar mi barbilla, luego la comisura de los labios, lo miraba detenidamente sin oponerme a sus caricias. 
Maicol_ Ya se te paso...
_Si, ya creo que se paso el efecto del sedante.

Mirarlo a los ojos tambien me recordaba ese momento en que nos conocimos, fue hace unos 4 años, pasábamos juntos claro luego de que comenzara a charlar con la "Chica rara" el resto se alejo por sus prejuicios. Nunca me propuse el enamorarlo, todo siempre fue solo amistad.

Flashback.
Me habían transferido de escuela por mala conducta, esta era la  cuarta escuela en el año, solía ser una chica problemática en definitiva y mientras no se metieran conmigo me daba igual ¿tenia algún objetivo? No, simplemente era así aunque la psicóloga decía todo lo contrario, relacionando todo aquello a la falta de afecto familiar o episodios de violencia y como siempre, el chisme del porque llegue  a esa escuela se regó como pólvora, nadie quería juntarse conmigo. Hasta que una tarde casual nos encontramos en la salida, el acompañaba a la chica mas superficial, desde un tiempo atrás me miraba de reojo, y yo como siempre lo ignoraba puesto que en ese tiempo, mi forma de vestir llamaba la atención así que no me era extraño que me observaran como bicho raro, lo mismo pasaba hasta un día que se atrevió a acercarse, pese a cualquier cosa.
Estaba sentada en el pasillo escribiendo en un cuaderno que había pintado de negro, le había rogado a la nana que me lo comprara y me cumplió el deseo solo para que me callara.

Le dio la espalda a pesar de sus intentos por hacerlo sentir culpable por acercarse a mi, lo que no le funciono y la chica puso una mueca, luego de unos segundo se retiro. Maicol dejo sus libros a un lado, se sentó comprometido a tomar la iniciativa de la conversación.
_ Hola, ¿como te llamas?.
_ ¿Quien pregunta?



#1243 en Paranormal
#5613 en Thriller
#3162 en Misterio

En el texto hay: suicida, lgbtq, demonios y misterio

Editado: 05.11.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.