Sunaion

INVASIÓN, ARMAGEDÓN... CRISIS

 


"... Se recomienda a todas las personas presentes en esa área que evacuen la zona de in..."

"... Autoridades no han dado una sola declaración sobre el objeto que ya ha sido avistado por..."

"... El juicio final ha llegado y los demonios han llegado a..."



 

Al pasar canal tras canal y ver que se hablaba de lo mismo, Jaxon se apresuró a apagar el televisor, estaba a punto de enloquecer y salir corriendo pues no tenía noticias de sus padres y la situación estaba lo suficientemente hostil como para decidir salir en pos de ellos. Toma su enésimo vaso de vino mientras camina nuevamente en círculos por toda la sala de la casa, pensando que puede hacer en momentos así.
 

<<Tengo que salir de aquí...>>

 

Había estado alejado de sus padres por años debido a sus estudios y a su trabajo en la ciudad, su vida laboral no había sido de lo más estable durante los últimos años aunque a él no le afectaba en lo más mínimo, lo único que le importaba era tener el dinero cada mes para sus estudios de enfermería... Y solo talvez algo de dinero para darse uno que otro lujo. 
 

Pero todas sus metas y espectativas se fueron al zanjo cuando la crisis comenzó; los conspiranoicos lo llamaban "Invasión", los religiosos el "Armageddon" y las autoridades, el pintoresco nombre de "Crisis" ya que meses atrás se dieron un banquete mediático con fotos y videos de supuestos avistamientos de naves y seres extraños, todos en un principio de dudosa reputación pero que después les caerían a todos como un balde de agua fría cuando la nave principal hizo su aparición en el punto más lejano del cielo. 
 

Pero aunque no pareciera, las cosas estaban a punto de dar un salto abismal, esas cosas empezaron a ser avistadas en todo el planeta y pese al pánico que se generaba a nivel mundial, se cernía una tienda calma.

La razón, las naves estaban siempre en fase estacionaria, es decir, sólo se apostaban en diversas ciudades aleatorias, fuera de eso, no se registraba actividad alguna.

El gobierno mundial estaba en vilo y completamente alerta. 
 

De igual forma, la nave permaneció estática por varios días, hasta que una mañana empezaron a moverse pequeñas naves por toda Ciudad Harmony.

El ejercito mundial lo entendería como una especie de misión de reconocimiento, cuál sería el terror de la gente al presenciar ellos mismo como cada nave hacia explotar todo a su paso. O al menos eso parecía ser el objetivo de aquellas cosas, nada se podía saber tan sólo quedaba teorizar.

 

Tanto la vida de Jaxon como la de probablemente todo el mundo entero había cambiado para siempre, ahora solo había un objetivo: Sobrevivir. El ejército era formidable al momento de hacerles frente a los invasores, pero no podían proteger a las personas y repeler a esas cosas todo el tiempo, la gente también debía poner de su parte.

Después de todo era trabajar juntos o extinguirse de forma segura e irremediable ante esas cosas, o al menos era la forma de pensar de Jaxon. 

 

<<Si no te adaptas a lo que tienes frente a tí... Mueres...>>


 

Pero lo que más lo angustiaba eran sus padres quienes estaban en un poblado considerablemente alejado de la ciudad, temía que la invasión hubiese llegado hasta allá y les hubiese sucedido algo, sin embargo, lo que atenuaba un poco sus angustias era que había leído un reporte encriptado donde se decía que los invasores elegían como blancos de ataque, lugares de mayor afluencia, es decir ciudades principales, si eso era cierto, el poblado de sus padres eran la opción más segura a la cual dirigirse pero su preocupación estaba en sus padres, principalmente en saber que estuvieran bien.

Aún si no fuera un lugar seguro él haría hasta lo imposible por encontrar la forma de ponerlos a salvo.
 

Estaba completamente absorto en sus cavilaciones cuándo una explosión relativamente cercana y un fuerte temblor hizo estremecer la estructura de la casa donde estaban, desestabilizandola, los gritos de pánico de las personas que se encontraban allí con él no se hicieron esperar.

 

Iba a seguir el protocolo de seguridad del instituto, cuando la idea que el mantenía en modo espera relampagueó en su mente, así que no lo pensó dos veces para salir de allí no sin antes buscar una mochila en la que había estado "empacando" celosamente durante semanas con ropa provisiones ligeras, pensaba evadir su estadía en ese instituto para salir hacia donde estaban sus padres.

No se preocupó por comida ya que no sería buena idea saturarse de cosas que después le serían un estorbo y ralentizarían su marcha ya que según él encontraría lo necesario en el camino.

 

<<Si no muero antes... Y si es que aún hay camino alguno>>
 

Jaxon se ocultó en una pared agrietada mientras el dueño de la casa buscaba a cada integrante para que saliesen de ahí en orden y hacia un autobús.
 

<<Es ahora o nunca!>> 
 

Pensó y empezó a correr a través de un callejón saturado de personas que escapaban del lugar de donde venía la explosión, algunos heridos y otros ilesos pero muertos de pánico frente a lo que estaban presenciando. 
 

Una segunda explosión, seguida de un silbido agudo y ensordecedor no tardaron en manifestarse, está vez tanto Jaxon como Las demás personas no pudieron evitar paralizarse de asombro y terror al ver lo que había causado el sonido y la explosión.

 

<< Que Demonios está ocurriendo? >>


 

Era enorme y apareció de la nada, o más bien como si un velo de transparencia le fuera quitada de repente dejándola ver por completo, era sumamente grande y de un aspecto metálico, su estructura tenía una forma de "ocho" alargada con tres alerones en la parte delantera.



BlackNight117

#1935 en Ciencia ficción
#8150 en Fantasía
#3690 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: drama, aventura, ficcion

Editado: 05.06.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar