Sweet Dreams, tres puertas y una salida

Capitulo 10. La pluma dorada y sus poderes, parte

-Charlie: ¿¡Que hace aquí un dragón!?

-Ángela: ¡Charlie! ¡Keira! Id a rescatar a Gold, yo lo distraigo

-Charlie: ¿Qué? ¿Estás loca? ¡Que es un dragón! ¡No es una persona, es un dragón!

-Ángela: ¡Lo sé!... pero yo soy la única que puede volar, no me enfrentare a él, solo lo distraeré para que vosotras podáis liberar a la ave dorada

-Keira: Pero...Ángela...

-Ángela: No os preocupéis por mí, no me pasara nada, estaos tranquilas (Suspiro y se alzo)

-Charlie: Espero que tengas razón

-Keira: Charlie.

-Charlie: Si, vamos

-Ángela: ¡Eh! ¡Dragón violeta! ¡Aquí! ¡A ver si me pillas! ¡Vamos, intenta atraparme!

(Ángela hecho a correr por el cielo con sus enormes alas blancas de ángel, y obviamente el dragón la siguió, de mientras Charlie y Keira intentaron abrir la cerradura de la enorme jaula, la cerradura era de color oro, así que posiblemente necesitarían alguna llave de oro, y empezaron a buscar por los alrededores, mientras tanto, Ángela estaba huyendo del dragón todo lo que podía, pero tenía que atacarle porque ya se quedaba sin fuerzas)

-Ángela: ¡Huracán tormentoso de viento! ¡Así aprenderás! (Se volvió donde estaba la cueva, sus amigas ya habían encontrado la llave, estaba bajo una gran roca que con los poderes de Charlie pudieron romperla, pero al volver, Ángela no pudo esquivar el fuego venenoso del dragón)

-Ángela: ¡Aaah! (Le alcanzo el fuego venenoso del dragón y estaba cayendo cuesta abajo)

-Charlie: ¡Ángela! ¡No!

-Nathael: ¡Ángela!

(De pronto una voz llego a los oídos de Charlie y de Keira, era Nathael, que estaba preocupado por las tres, mas por Ángela, vamos a admitirlo, esta súper enamorado de ella, oh l'amore) (Menos mal que pudo cogerla a tiempo antes de que se rompiera la cabeza, la dejo al suelo junto con sus amigas, y con una mirada, ellas ya sabían qué hacer, se alzo y se puso a pelear contra el dragón, a su lado estaba Gold, Nathael aun seguía sorprendido, y empezó una batalla épica, Gold lanzo sus plumas de ataque más afiladas que una aguja, y más fuertes que una bala, por desgracia, el dragón los esquivo)

-Nathael: Vaya dragón, ¿de que estas hecho? ¡Viento cortante! Vaya otro fallo... no te estás quieto ni un momento ¿verdad?

(Gold se quedo en modo..."vaya tío, ¿en serio?" si se quedase quieto sería una tontería, porque sabría que iba a morir, ¡y él quiere ganar, no morir! En fin...) (de pronto...)

-Pandora: ¡Ragna! ¡Ven aquí querida! Deja a esos inútiles aquí, jugaremos otro día

-Nathael: ¿Eh? ¿Que ha sido eso? ¿Se llama Ragna? (En ese momento, se abrió un portal negro detrás del dragón, y el entro, al entrar el portal desapareció y una risa maléfica empezó a oírse) Que escalofríos... ¡ah! ¡Ángela! (volvió a tierra y se acerco a ella) ¿Como esta?

-Charlie: No te preocupes, está bien, pero creo que estas manchas violetas son veneno, y no sabemos cómo se cura

-Keira: ¡Ah! ¡Ya sé! ¿Y si utilizamos una pluma de Gold? Adelia dijo, que podía curar toda clase de enfermedad (dijo señalándolo, el acepto encantado con un gesto de reverencia)

-Charlie: ¿De verdad nos dejas? Está bien, gracias (Se levanto del suelo, y cogió una pluma, el ave era gigante, así que la pluma también, con la diferencia que a pesar de ser de oro, no pesaba, más bien parecía una pluma normal y corriente, la coloco en frente de Ángela, y la pluma hizo el resto, se introdujo dentro del cuerpo de Ángela y esta se despertó al cabo de segundos) ¡Ángela!

-Ángela: ¿Eh? ¿Qué ha pasado?

-Keira: Casi mueres, menos mal que Nathael ha podido llegar a tiempo

-Nathael: Alguna vez te tendré que devolver el favor ¿no? Tú me salvaste la vida, ahora te la he salvado yo

-Ángela: Nathael... (Lo miro con dulzura y se abrazaron, Keira y Charlie se miraron y sonrieron) Gracias...

(Al terminar esta escena tan bonita y romántica volvieron con una pluma dorada, que tan solo rozar la piel de los pájaros se despertaban, el ave se quedo en su nido grande, vigilando todo el reino, al llegar a casa, Adelia, Álvaro y el capitán se alegraron de verlos)

-Adelia: ¿Y bien?

-Ángela: Lo encontramos (Dijo enseñando la pluma dorada, se la dio a Nathael para que la utilice con los pájaros)

-Álvaro: ¿En verdad existe?

-Nathael: Álvaro, siento muchísimo lo que te dije, no tendría que haberte dicho eso, lo siento mucho hermanito

-Álvaro: Nathael...

-Nathael: Una cosa, nunca, dejes de creer en lo que quieras creer, nunca (A la repentina sorpresa de Nathael, Álvaro lo abrazo llorando de felicidad, y los dos sonrieron, los demás también, en ese instante el mismo portal se abrió y se alzaron para irse)

-Nathael: ¡¿Otra vez!?

-Ángela: Lo siento, no lo hemos elegido nosotras, te prometo que volveremos a vernos



#19418 en Fantasía
#4091 en Magia
#28074 en Otros
#3878 en Aventura

En el texto hay: fantasia, elementos, amigas

Editado: 24.09.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.