Sweet Revenge

Capitulo 8

Teníamos la intención de reparar nuestros dos corazones rotos. Pero terminamos cosiendolos juntos.

Amanda Lovelace.

~❤~

Las cámaras y micrófonos se apagaron en el pequeño estudio de grabación, y pronto se empezó a llenar de oscuridad, más no de silencio.

–¿Encerio crees que fue...?–

–Muy segura– replicó Cupid a la pregunta aún no formulada de Blondy Lockes.

–Ok, Esta bien– dijo ella –pero ¿Porque?–

Cupid suspiro –Eso es lo que averiguaré–  respondió mientras guardaba su mirrorphone en su bolso y ambas salían del estudio.

–Espera, olvide algo adentro– exclamo Blondy y dió media vuelta.

–Esta bien...– dijo Cupid mientras abría la puerta –... Te veo en castleria...– sus palabras se disolvieron cuando vio al chico que estaba al otro lado. Con un ramo de rosas blancas en sus manos, como las de sus sueños. Cupid trago en seco. –Dexter– dijo, mitad sorpresa, mitad gritó fangirl. Y el resto de sus palabras quedaron pegadas en su boca.

–Hola... Cia– dijo el algo nervioso. Y muy triste.

Cia era un apodo cariñoso de Dexter le había dado, por sus iniciales C y A, y Cupid se encontro dando saltitos de felicidad internamente, porque hacía mucho tiempo que no la llamada Cia. Pero al ver su mirada toda esa felicidad se fue tan rápido como llegó.

Porque reconoció las flores blancas del ramo, eran rosas del ánimo.

Las mismas rosas que ella había dejado frente a su puerta cada noche desde que había comenzado el año escolar, y que aún seguían frescas, porque una vez que las obsequias, permanecen hermosas y fragantes, y tan perfectas por siempre jamás. Y ahora el se las estaba devolviendo.

–Dexter yo...– comenzó a decir ella pero el la detuvo.

–Siempre lo supe– dijo y esto la dejo atonita. – o eso es lo que imaginé, creo– continuó él.

–¿Qué?– gimió ella, el pánico y el desconcierto tiñeron su voz.

–Siempre... He visto, como me miras, y eso, tus ojitos azules brillan cada vez que pronuncias mi nombre, o me miras, y yo... Yo... Yo no siento lo mismo... ¿Sabés? Porque ¿Sí, sabes que Raven y yo... Estamos...? Digo, siempre seremos amigos. Pero nunca más que amigos–

–Callate– volvió a gemir Cupid, y las lágrimas cruzaron su rostro, descendiendo por sus mejillas.

–Cupid, escucha ¿Sí? Las flores, estás flores, yo pensé que...–

Cupid miro las flores, y recordo las noches en las que salía después de que las campanas dieran la media noche para dejar una sola rosa frente a su puerta. Y recordo también la alegría que sentía cada vez que estaban cerca, porque podía sentir el inconfundible aroma de las rosas del ánimo impregnado en él.

Y ese fue uno de los primeros mensajes equivocados que su mente le envío a su corazón.

–Yo pensé que ella me las había dado, ella, Raven...– Cupid also la vista y miro a Dexter a los ojos, mientras los suyos se llenaban más y más de lágrimas –Hasta ayer en la noche, cuando la lleve mi habitación, y las vio, y me preguntó al respecto, y ahora .... Ahora se que son tuyas–.

–La llevaste a tu habitación– repitió Cupid, aunque sono como una pregunta.

Él se encogió de hombros –Es mi novia– dijo, y le ofreció el ramo a Cupid. Ella negó con la cabeza y cerró los ojos –Y lo será por siempre–.

Ahora se que son tuyas.
Yo siempre pensé que lo sabías, pensó Cupid mientras él le colocaba el ramo entre sus manos aunque ella no quisiera tomarlo, y sollozó al sentir sus manos quizás por última vez entre las suyas, y lloró al sentir los pétalos de las flores sobre su piel, mientras en su mente se evocaban los recuerdos de cada sonrisa y cada mirada, que ahora se deba cuenta, jamás fueron compartidas. Jamás fue un nosotros. Jamás cómplices. Y los retazos de una amistad rota se cristalizaron en hielo sólido cuando sus labios pronunciaron Lo siento mucho, Cia.

No, yo lo siento realmente. siento mucho haberme enamorado de ti.

–Tengo que irme– dijo Dexter, impotente ante el estado tan frágil, de su antigua amiga.

–antes– Dijo ella, dejando caer las flores al suelo –Dame un último primer beso–.

Y la mitad de su cabello se tornó negro.



#15166 en Fantasía
#6193 en Fanfic

En el texto hay: cupido, romance y desamor, magia y hechizos

Editado: 05.06.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.