Todo fue un sueño

La pregunta que te hará dudar

-SEGUNDA PARTE-

-Muy bien, ahora les voy a enseñar como hacer una alcancía de animales.

-¡SIIIIIII!-Gritaron todos los niños al mismo tiempo.

Luego de enseñarles a hacer la alcancía le pregunto a los niños si quieren hacerme preguntas.

-Camilo ¿alguna vez te dijo algo raro de tu campaña?- Dijo la pequeña un tanto curiosa.

-Si,  una vez le dije a unos compañeros sobre mi campaña, que esta era cada vez mas popular- Dije mientras recordaba ese momento.

                                               //                  

-Chicos ¿Vieron que mi campaña es cada vez mas reconocida?- Dije alegremente.

-¿Que campaña?- Respondió Rebeca.

-Mi campaña, del medio ambiente, eh visto que mejoramos un 0,7%, Y aunque sonara poco para mi es un gran cambio y estoy muy feliz de escuchar esto- Digo intentando recordarles todo.

-Primero: En la TV  dijeron que empeoramos no que mejoramos. Segundo: Tu no tienes ninguna campaña. Y tercero: Eres cada vez mas raro, dices cosas que jamás han pasado y que jamás pasaran.

                             //

-Luego de eso se fueron del parque donde estábamos y solo pensé  «Ellos son los locos, no yo» Bueno ya es hora de irme, Adiós.

Me despido de Lucia y me voy para para los demás salones y cuando termine me voy con Julián a  casa, Luego de un rato Julián se va y me quedo viendo la televisión.

Estoy tranquilo asta que tocan la puerta, me levanto y abro la puerta y veo a una chica, la reconozco al instante, era Mia, Mi mejor amiga.

Una chica de unos 1.60, pelo rubio oscuro, ojos verdes y una piel blanca que la hace ver muy bien, trae una falda blanca, una camisa con manga larga blanca y unas botas negras que le lucían muy bien.  

-Pensé que no vendrías.

-¿ Y perderme nuestra hermosa cita?-Buja- Jamás.

Con Mia siempre e podido ser yo mismo, la conozco desde que éramos niños y siempre fue mi gran apoyo, la hago pasar y vamos a la cocina.

-Creo que tengo tus bocadillos favoritos, ¿Quieres?-Pregunto mirándola a los ojos.

-No gracias así estoy bien.

-¿Quieres ir a cenar? o ¿prefieres que cocinemos?

-Vamos a cenar.

-¿A donde quieres ir?

-No lo se, sorpréndeme.

Cuando ella dice esto pienso en un lugar especial para ella y para mi. Luego salimos de casa y entramos al auto, Estoy concentrado manejando hasta que Mia habla.

-¿Como convenciste al gobierno de cambiar todos los autos normales a unos que funcionen con energía y  otros a energía solar?

-Es un gran secreto- Le hago una pequeña sonrisa de lado y continuo manejando.

Cuando llegamos pedimos una mesa y empezamos a hablar.

 



#2906 en Thriller
#1549 en Misterio

En el texto hay: golpes, secretos, medioambiente

Editado: 19.06.2022

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.