Tres Secretos

19: Mi única conquista.

 

Han pasado ya dos semanas y las cosas han cambiado en muchos sentidos.

He estado pasando casi todo mi tiempo libre dentro y fuera de la escuela con Dylan. Recordar la forma en que yo lo trataba pero sobre todo, las cosas que pensaba de él, me apenan mucho. No puedo creer que yo era así, no puedo creer que necesité pasar por algo como esto para entender que la forma en que yo me comportaba estaba tan mal.

En especial con personas como él.

Mi cuerpo no ha mejorado, en realidad, ha empeorado. La sensación que tengo en la pierna ya no es parcial, ahora la tengo en toda la pierna y se siente mucho más intensa. Lo que siento es como cuando se te adormece la pierna, como si realmente no puedes controlarla. Así me siento.

Por otro lado las personas han dejado de prestar mucha atención a las interacciones que tengo con Dylan, creo que ya se acostumbraron a verme cerca de él. No sé si aún piensan que él es la razón por la que William y yo terminamos pero reamente no me importa.

Ah, y otra cosa, ellos realmente sacaron a Dylan de la banda. Según él no le importa que hayan hecho eso, me ha dicho que es mejor que ahora solo se concentre en las clases y nada más. No sé si lo está tomando realmente bien o solo está fingiendo pues sé que soy mayormente la responsable que lo hayan expulsado.

Y lo último, he estado pasando mucho tiempo en la casa de él. Ahora suelo llevar algo de comer cuando llego, desde pastelillos que su mamá ama, hasta comida un poco más elaborada para que eso puedan comer ambos, como el pollo frito que pasamos a comprar.

Dylan me pide que deje de llevar comida pero yo lo culpo por decirme que su mamá le enseñó a no llegar con las manos vacías y ahora yo siento que hacer esto es lo correcto.

Se me olvida algo, ayer inicié un tratamiento y no me siento nada bien.

— ¿Tienes sueño? —me pregunta Dylan a la hora de almuerzo, apenas he tocado mi macarrón con queso.

Niego bostezando. —No es eso —recuerdo que no le he dicho nada—, bueno, es solo que me ha costado dormir últimamente.

Asiente y me da una palmada suave en el brazo. —Tal vez no deberías tomar café todas las mañanas, tal vez la cafeína realmente te afecta.

Sonrío cansada —Ahora suenas como mi mamá —niego varias veces mientras cierro los ojos—. No es eso, es que a veces… —me duele mucho la cabeza o la pierna me impide dormir en la posición que estaba acostumbrada—, solo no puedo dormir. Ya mejoraré.

Asiente pero no se ve satisfecho con mi respuesta. —Está bien pero, ¿No quieres intentar no tomar café?

—No —respondo rápidamente—. Estaba así antes del café, sé que no es eso.

—Bien —acerca mi bandeja—. Pero come un poco, no es bueno tener el estómago vacío por muchas horas.

Resoplo y lo miro a los ojos. —Estas escuchándote como mi mamá otra vez.

Él se encoje de hombros mientras me sonríe. —Pues tu mamá debe ser una persona inteligente.

Rasco mi cuello —Hablando de ella —odio hacer esto pero ella no ha dejado de hostigarme—. Ella quiere que vayas a comer a la casa, dice que está agradecida que yo pase tiempo contigo y que al menos deberías comer una vez en mi casa.

—Claro —acepta inmediatamente—. Suena bien, ¿Cuándo quieres que llegue? Ahora tengo más tiempo libre.

Por qué no está en la banda. —Pues… ¿Hoy?

Mamá no dejaba de hacerme preguntas después del día que Dylan llegó para hacer la tarea y ahora que se dio cuenta que él me lleva a la escuela, quiere conocerlo. Intenté que decirle que no pero ella insistió afirmando que está muy agradecida con el chico que logró hacerme sonreír de nuevo.

Hace dos días Dylan me llamó para avisarme algo sobre un documental que estábamos viendo, era para una tarea también, y me dijo que él había encontrado una película basada en ese tema. Luego empezamos a hablar de otras cosas, cosas como que cuando él era niño le gustaba cortarse el cabello él solo y se hizo un medio fleco muy extraño justamente el día antes de la fotografía escolar.

—Tengo que ver esa foto —le dije mientras intentaba no reír demasiado, mis padres estaban en la sala de estar y yo en el área del comedor.

Dylan dijo que la quemó, que ya no había evidencia que eso había ocurrido. Mientras hablábamos de todo eso, mamá pasó para tomar su teléfono que lo dejó sobre la mesa y me vio, ella sonrío y regresó con papá.

Entonces me di cuenta que estaba sonriendo.

Dylan asiente mientras mastica, luego de tragar afirma: —Será un placer, de todas formas hemos estado comiendo todos los días juntos, ¿no?

Mi corazón late un poco más rápido. Algunas veces pienso que volveré a tener uno de esos momentos que los doctores me han explicado que son ataques de pánico pero no, simplemente mi corazón se acelera un poco más en ocasiones.

Pienso en lo que dijo, eso es cierto. He pasado mucho tiempo con él. —Tal vez debería darte algo de espacio —digo un tanto nerviosa.

Él niega riendo —No me refería a eso, yo creo que eso es genial —toma mi tenedor y lo usa para tomar un poco de comida—. Pero no iré a menos que comas algo.

Ruedo los ojos. —Claro mamá, lo que digas —le quito el tenedor de las manos.

Él suelta una carcajada. —De verdad Bryn, la he pasado bien últimamente y eso es porque hemos estado juntos.

Oh, otra vez mi corazón, ¿Por qué se comporta así? ¿Acaso Dylan tiene algo que ver en la forma que mi corazón palpita?—Sí, ya sé que hago tu vida algo mucho mejor.

Asiente —Eres todo lo que me faltaba —afirma bromeando, porque está bromeando, ¿no?

Tiene que estarlo.

Me meto algo de comida en la boca. —Qué bueno que lo reconozcas, ahora que somos amigos debes sentirte privilegiado. —contesto de vuelta.

Él estira su mano y por un segundo pensé que tomaría la mía pero se detiene, en su lugar toma el plástico que envolvía los cubiertos —Claro, mi vida antes de Bryn era tan solitaria.



#13992 en Novela romántica
#2630 en Joven Adulto

En el texto hay: secretos, amor, amor adolescente

Editado: 06.12.2022

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.