Un camino a lo desconocido

Cap 2

Pensó que se había librado de aquellos insectos hasta que uno de ellos lo vio y toda la orda fue directo al bosque donde el estaba encondiendose. Corrió ya muy cansando, pensó que sería su fin y los bichos se lo comerian.

Se volvió a tropezar cayendo en enredaderas, que inmediatamente se ajustaron a el intento safarse inútilmente, las langostas se acercaban cada vez más rápido y cuando ya iban a llegar, cerro los ojos sintiendo un jalón.

_-Ay diosito me muero, Santo Dios tu sabes que nunca te pido nada, ayudame ¡por favor! - pensó mientras sentía que andaba de cabeza - La muerte es mejor que lo bichos...¡Que alguien me ayude!

Abrió los ojos temiendo lo peor. Imposible, estaba subiendo los árboles siendo jalado por esas enredaderas, a una rapidez impresionante, era seguro que los bichos ya no iban a encontrarlo, pero ahora ¿donde estaba yendo? miro arriba viendo una fuerte luz que lo cegó.

... 
_¿A donde vine a parar? - pregunto parandose - Mucha luz, excesiva luz...apenas puedo ver - dijo bajito.

Camino un poco y sintió como si se quemara con fuego o una caldera hirviendo .

_Ay ay - se tocó el brazo que fue la zona quemada - Eso dolió, ¿que pasa? - volvió a intentar poniendo sus dedos al sol, no pasaron ni 2 segundos cuando los quitó - ¡Ay! Arde - se metió los dedos a la boca para intentar disminuir el ardor - Duewe, ade y duewe (Duele, arde y duele) - se quejó

El mínimo contacto era como quemarse con una llama al rojo vivo, ahora si no sabía que hacer o como actuar veía a lo que parecía ser gente.

Uno de ellos captó su atención pues se había quedado parado viendolo, observó su situación y se acercó con rapidez. Instintivamente retrocedió con miedo pero la figura humanoide tomó un gran panel que hacia sombra, se acercó a el y se lo ofreció sosteniendolo.

_Hey, a ti nunca te había visto pero parece que no eres de aquí - río

_¿Se nota mucho?

_De hecho si, eres el único que está bajo sombra - señalo a toda la gente que caminaba con tranquilidad, no pudo evitar sentirse raro por ser el único que no soportaba el sol - así que supongo que eres de abajo,estas enredaderas traviesas te trajeron ¿verdad? Te ayudaré a salir de aquí los rayos de nuestro hermoso sol podrían matarte.

_Gracias, de hecho no tenía idea de cómo salir de aquí - se acercó a la sombra suspendida por ese ser que le estaba ayudando.

_Bien sígueme y rápido que aquí pueden atacarte, es broma - río ante la cara de preocupación de Paris - Tal vez...

_¡¿Perdón?!

_¡Ok! A la cuenta de 1 - sujeto con fuerza la sombra - 2 - parecía que se preparaba para correr - ¡3!

Inmediatamente empezó a correr a la par de ese ser luminoso de su lado.

_Como es que corres tan rápido(!)

_Cosa del día a día - río - cuantame que se siente tener una piel tal delicada.

_Te puedo asegurar que no es bonito - río, ya que no sabía si reír o llorar.

Llegaron a un lugar que poseía una sombra y una puerta que decía "Salida de SolarTown, gracias por tu visita"

_Llegamos, ya puedes irte a tu casa - le dijo feliz de su trabajo.

_Gracias, pero yo no tengo casa - dijo con pena .

_¿Como que no? ¿Y tu mami o papi? - pregunto confundido.

_No tengo, soy huérfano.

_Huérfano? Que es eso? ¿Se come?

_Por favor no me comas .

_¿Que es un huérfano? ¿Me quieres decir?

_Es alguien que no tiene mamá o papá los dos murieron...

_Ay cuanto lo siento...Aqui no hay nadie "huérfano" todos somos una gran familia - le señalo a otro ser luminoso - Ese es mi tío Paco y por allá mi prima Rosi - Se alegro - Uy y por ahí mis papás! ¡Hola padres!

_Hola hijito - saludaron al unísono

_Me alegra verlos tan unidos - sonrió

_¿Tienes que continuar?

_Supongo...tu lo dijiste, el sol podría matarme - menciono

_Claro...pero nunca había visto una criatura como tu, siempre traen algo más - lo miro bien - No creo que puedas continuar tu solo

_Me acompañaras?

_Que?! A no, no, lo siento, no puedo. Si lo intentó me incineró - río - te deseo suerte para que encuentres a otra alma que te ayude en tu camino.

_Me puedes decir donde es exactamente? Yo estaba en el orfanato y derrepente aparecí aquí en este lugar.

_Orfanato? Bueno pues...no puedo ayudarte pero este lugar. Donde estas parado - río - es SolarTown lugar de nosotros los seres de luz, este lugar esta literalmente diseñado para nosotros y solo para nosotros.

_Entiendo, gracias, ya me voy - abrió la puerta viendo un oscuro profundo - Adiós y gracias por la ayuda.

_Denada y...mucha, muchísima suerte - se despidió con su mano.

Entró a la puerta donde la oscuridad abarcó cada lugar, no quedó en la nada. No sabía si avanzar o volver a ver si había una linterna o algo para ver. Fue imposible, una vez que giro la puerta ya no estaba, busco en la oscuridad pero no había más que esa oscuridad, al tocar era un vacío abrumador y solitario.

Le dio pavor pensar que todo acabaría ahí...solo...como siempre había sido. Nunca tuvo eso de una familia, nunca supo como era, nunca sabría como se sentía.

_¡Hey! ¡Hey! Por aquí - llamo - ¡Sigue el sonido de mi voz!

Eso hizo, esa voz le parecía conocida sin embargo nunca la había escuchado

_Sigueme...sigueme...- llamaba

_¿Quien eres?

_Paris...ven conmigo - siguió llamando

_¿Como sabes mi nombre? - se asusto, ya no sabía que estaba pasando, ¡¿acaso lo hackearon?! A no espera, estaba en medio de quien sabe donde...

Siguió caminando no veía nada pero la voz lo guiaba...hasta que recordó algo, tenía un celular en su bolsillo, no debería tenerlo es verdad, es que era de la monja se lo dio para que llame al padre Ernesto y se le olvido regresarselo. Saco el celular, gracias al cielo aún tenía batería, busco y prendió primero la linterna.

_Paris! - se asusto - No hagas eso...

_Alejate engendro del demonio - dijo bajo prendiendo la linterna.



#969 en Fantasía
#107 en Paranormal
#38 en Mística

En el texto hay: amor aventura magia

Editado: 16.06.2024

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.