Registrarse

Vecinos y asesinos

Vecinos y asesinos

Con mi hermano éramos muy unidos, jugamos todos el tiempo.  Un día de repente llegaron nuevos vecinos, una familia rica, al presentarnos a los hijos de los vecinos nos hicimos amigos era yo Melanie de 13 años, Mi hermano también de mi edad Ramiro, y mis vecinos. La señora y señor López. Y sus 3 hijos, El mayor Sebastián de 17 años, y los los gemelos Tomas y Santiago de 13 años.
Yo desde los 3 años tengo un problema que si corro o me agito mucho puedo llegar a morir, eso me ha causado problemas siempre.

Como todos los días me levanto, como algo, salgo a caminar por el bosque. Al volver me quedo dormida junto a unas ramas. Siempre que hago eso los 3 hermanos vienen a molestarme pero si me ven dormida, nunca se animan a tocarme siempre piensan que me pasa algo.
Los gemelos se van corriendo para que no los culpen a ellos y Sebastián se queda muy preocupado alado mío. Trata de tocarme pero no lo logra, el miedo de que muera o me pase algo lo paralizaba.
Al despertar el siempre decía. “Te cuidare, aunque aun no tenga las agallas y no sepa cómo”. Esas palabras tan tiernas siempre me ponían de ánimos.
Un día fui a la casa de ellos y escuche una conversación que me cambio la vida. Los señores López estaban hablando de su trabajo. Como yo soy una niña muy curiosa seguí escuchando. Ellos eran de la mafia, yo me asuste tanto que me caí al suelo. En eso ellos me escucharon y abrieron la puerta.
Señor López: ¿Cuánto as escuchado? *muy enojado*
Yo estaba petrificada no podía ni hablar, solo hui hacia el bosque, sin ningún rumbo. Pero termine por volver, al volver a mi casa escuche ruidos de llanto en el patio. Era mi hermano el me dijo que nuestros padres avían muerto y que teníamos que huir y avisarle a la policía.
Al hacer eso los señores López fueron arrestados. Paso mucho tiempo, una vez más fuimos a nuestra casa, al volver después de un año, los hijos de los señores López nos miraron con cara de odio.
Los gemelos: Ustedes tendrán el mismo final que sus padres.
Al escuchar eso le agarre la mano a mi hermano y nos fuimos a un tiradero nos escondimos ahí, mientras los 3 hermanos nos buscaban.
Tomas: sal, sal. *caminado despacio*
Santiago: A la mierda todo quememos este lugar *enojado*
Luego de eso sentí como comenzó a arderme la pierna, y el humo nos estaba matando, mi hermano me apago el pantalón que se estaba incendiando, me tomo el brazo y corrimos asta al bosque. Una vez más los hermanos nos estaban persiguiendo.
Al salir del bosque, encontramos autos  y camiones abandonados, nos escondimos atrás de uno, al escuchar cómo se acercaba cada vez más, sentíamos mucho miedo. Entonces mi hermano, salió corriendo para un lado. Tomas lo seguía. Mi hermano hiso que explotara un auto. Dejándolo gravemente herido y a tomas muerto.
Luego vino Santiago a ver a su hermano, que su cuerpo quedo echo cenizas. Grito “me vengare” fue tras mi hermano. Yo llorando y aterrada agarre un palo y se lo partí al medio en su cabeza, dejándolo inconsciente.
Me escondí debajo de un camión en un poso que avía, mi hermano estaba tirado en el suelo con la mitad del cuerpo abajo del camión, intente tirarlo para donde estaba yo. Pero en ese momento solo escuche una explosión y me desmaye.
Pasaron dos horas al despertar, el camión estaba todo quemado, mi hermano murió en la explosión. Yo solo lo único que hice fue largarme a llorar. Pasaron las horas, recupere un poco de fuerzas y me digne a morir con mi hermano, me arrastre hacia alado de él. Le pedí disculpas, y me quede esperando el momento de mi muerte, Nuevamente me desmaye y recupere la conciencia.
Melanie: ¿Ya morí? ¿Estoy en el cielo con mi hermano?
Luego mire nuevamente a mi hermano, comencé a llorar. En eso escuche una dulce voz.
Sebastián: Recuerdo cuando hace un año que te quedabas dormida y yo no podía tocarte del miedo que tenia de que te pase algo. Estoy aquí desde hace dos horas mirándote, no me atreví a tocarte mientras estabas inconsciente.
Melanie: ¿Por qué no me matas? *llorando*
Sebastián: Porque siempre me pareciste más importante que mi familia.
El me cubrió con su campera, me llevo a su casa y me curo, Me transformo completamente para que nadie me reconozca y me haga daño. Me cuido como una gema preciosa. A mi hermano lo enterró en mi jardín, y aunque nunca voy a perdonar a la familia López por lo que le izo a mi familia. Eso no quiere decir que Sebastián no me guste. Seguiré el resto de mi vida con el luego iré al cielo y estaré reunida con mi familia nuevamente. Y sé que a Sebastián también lo veré ahí. En cambio su familia estará en el infierno.
Melanie: ¿Qué paso con Santiago?
Sebastián: llame a la policía le conté lo sucedido y estará en un loquero el resto de su vida.
Melanie: Te amo *susurro*
Sebastián: Perdón no te escuche ¿Qué dijiste?
Melanie: Luego lo sabrás.



#20260 en Otros
#6247 en Relatos cortos
#9020 en Thriller
#3683 en Suspenso

En el texto hay: en el texto hay locura

Editado: 15.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.