Vendaval

ENTRETENIMIENTO DURANTE UN DURO ENCIERRO

Después de ayudarle a mi madre con algunos oficios de la casa, me siento en la sala y observo el exterior. Y veo los árboles y las grandes montañas que muestran el gran paisaje que tenemos. Pero no lo aprovechamos.

Durante este duro encierro a causa de esta enfermedad, aprovecho muchos momentos, para leer la biblia todos los días.

En mediada que iba leyendo el libro de Crónicas, en la casa del frente enciende su equipo de sonido, con un volumen extremadamente fuerte. Haciendo que no pueda concentrarme en la lectura.

En ese instante, marco el número del versículo donde me quede en el libro de Crónicas, y salgo al huerto que tenemos en la casa, para distraerme cortando las malezas que le crecen a todas las plantas.

Después de limpiar todas las macetas, entro a la casa y me pongo a jugar playstation. La música del vecino sigue estando muy fuerte, pero no presto atención. Y me entretengo unas horas jugando fútbol.

Luego de unas horas, me siento en el comedor. Para disfrutar de un buen almuerzo hecho por mi madre, la cual había preparado un suculento sancocho de gallina.

Me levanto y atiendo a la abuela, para subirla a la sala y sentarla en su silla azul favorita.

No me podría quejar, podía estar enojado por la música a esa hora, por la incomprensión de la gente, por el vil encierro en que vivimos, pero si algo me subía el ánimo, es la comida de mamá.

Me tardé minutos en comerme todo el sancocho y luego de hacerlo, fui a darle un abrazo a mi madre... toda la vida he jugado con ella.

De un momento a otro, apagan la odiosa y fastidiosa música. Y sin pensarlo vuelvo a jugar fútbol en el playstation.

Siendo las 3:00 pm, enciendo mi computador, y comienzo a pasar el entrenamiento que pongo todas las tardes, para pasar el tiempo.

Después de pasar a una memoria la novela de Pedro el escamoso, me pongo a revisar todas las redes sociales, hasta llegar a las 3:40 pm.

Al haber revisado Wattpad y ver que no subía para nada las lecturas, miro la Booknet, me alegro al ver que la historia de Dios es amor ha llegado a diecisiete mil lecturas. Y me alegre por eso.

3:45 pm, desde esa hora puse la novela, el cual nos hizo reír toda la tarde desde el primer capítulo.

Esa novela me entretuvo e hizo que me olvide por momentos de muchos problemas que me aquejaban.

Al mismo tiempo que vía la novela, escribía unos párrafos de la historia de Jeison, pero solo logre completar algunas frases.

Realmente estaba bloqueado, no me solía suceder eso... no sé qué me pasaba esa tarde. La abuela a cada instante me pedía la hora.

En seguida, dejo de escribir. Y le digo a Felicidad que son las 4:10 de la tarde.

En ese instante, llaman al teléfono de Clara, el cual contesta, pero no escucha nada por el fuerte sonido del televisor, y se enoja conmigo.

De mi parte, le bajo al sonido del televisor y dejo la historia que estaba escribiendo como esta.

En seguida, me pongo a ver la novela en la televisión. Entreteniéndome con un personaje llamado Alirio Perafan...

 

 



#17918 en Otros

En el texto hay: miedo, drama, miedo y angustia

Editado: 03.09.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.