Venganza

Capítulo 1: Sobrevivir.

La noche era fría, mi padre otra vez tuvo que trabajar horas extras para poder traer comida a la casa. Me encontraba en la puerta, sentada en el suelo, esperándolo.

—Aliza —una voz enferma se escuchó proveniente de la oscuridad

—¿Papá? —me incorporé —Papá ¿eres tú? —me adelanté para encontrar de donde provenía. 

—Aliza, cariño —cayó al suelo.

—¡Papá! —corrí hacia él y lo recosté en mis piernas, estaba sangrando —¿Quién te hizo esto? ¡Quíen! ¿por qué? —comencé a llorar.

—Hija, toma. Este es el dinero de la semana. Usalo bien ya no podré cuidarte —comenzó a toser.

—Papá no digas eso —las lágrimas paseaban por mi rostro sin poder contenerlas.

—Hija, han traicionado al rey, vendrán días difíciles. Desde hoy ya no eres de la familia Withen. Sobrevive hija.

—Papá no me dejes, ¿qué voy a hacer? ¿qué comeré? no puedo seguir sin ti.

—Hija —tomó con fuerza mis manos —Sobrevive, te amo mi pequeña guerrera. 

—¿Papá?... papá por favor respondeme —lo abracé con fuerza y grité grité con rabia 

¿por qué él? era fiel al rey nunca lo traicionaría, era un gran padre un gran trabajador. —¿Qué haré sin ti padre?

Sobrevive —lo escuche en mi mente repitiendo esa palabra.

¿Por qué ya no puedo ser Aliza Withen? ¿Qué fue lo que pasó? —pensé mientras intentaba parar el llanto. 

Me la iban a pagar, sea quien sea que hizo esto me voy a vengar.

Arrastré el cuerpo de mi padre hasta el amanecer.

—Padre, nunca voy a olvidar todo lo que me has enseñado, no voy a dejar que sepan mi verdadero nombre, pero me vengaré padre. Me vengare por ti, por mi y porque eras lo único que tenía. Qué sentido tiene vivir si tu no estas en mi vida. Lo más seguro es que muera de frío o hambre —limpie mi rostro con la manga de mi abrigo.

Arme una pequeña balsa con ramas y hojas que recolecte. Lo recosté encima y mientras la corriente se llevaba su cuerpo solo pude rezar a los dioses por respuestas.

El resto del día me quedé sentada frente a ese rio, pensando, analizando intentando no actuar de forma precipitada y buscando la forma de sobrevivir como mi padre me pidió con su último aliento.

Abrí la bolsita con el dinero y había una hoja doblada dentro.

—Hija, huye. El rey fué asesinado por su propio hermano y éste juró matar a todo aquél que no le jure lealtad. Mi lealtad está con el Antiguo Rey lo sabes mi guerrera. Te amo sobrevive.

 



#21585 en Novela romántica
#13286 en Otros
#1040 en Novela histórica

En el texto hay: romance, vengannza

Editado: 02.07.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.