Venganza

Capítulo 4: Henry, el primer príncipe.

Al salir de mi cuarto frente a mí había un colchón de pétalos rosas, la mayoría de las sirvientas estaban viendo ese gran árbol de cerezo que apareció en nuestro lugar. 

—¿Así que realmente me lo regaló? —pensé en voz alta.

—Es hermoso, no crees Marina —Ortencia se encontraba recolectando petalos. 

—No, no lo creo. Lo que sí pienso es que llegaremos tarde si seguimos embobados aquí. 

Me acerqué al árbol y toqué su áspera corteza, sin poder evitarlo sonreí —quizás no todo en este palacio sea malo —pensé. 

Caminando al ala del primer príncipe noté que el rastro de pétalos rosa provenía desde el lugar prohibido.

—William ¿es el segundo príncipe? —pensé —Es imposible, no da miedo —palpe mi cuerpo —y sigo viva. —Quizás sea un guardia de él o algo similar. 

—Cristina, hay que entrar —Marina me jaló del brazo.

Una vez dentro del cuarto del príncipe me distraje mirando todo el oro que había ahí. No creo ni que sea necesario tanto oro y jade en un cuarto.

—Así que tu eres la nueva sirvienta —se acercó a mi.—Eres tan bella, podrías entrar al harem si te portas bien —movió mi barbilla. 

Sonreí forzada —¿que es el harem? — pensé.

—Tráeme agua —habló y me señaló

—¿Yo? —pregunté

—Si, tu la nueva. 

—Mi nombre es Cristina majestad.

Ortencia disimuladamente me empujo con su codo y negó con la cabeza.

Él sonrió —Me agradas muchacha. Tú, la que está al lado de Cristina, tráeme agua.

Ortencia asintió y se fue. 

—Ven Cristina, charlemos —me invitó a sentarme en la mesa.

Sin demostrar temor accedí y me senté.

—Sé que eres nueva ¿cómo te están tratando los demás? ¿te enseñaron bien?

—Bien, son todos muy amables.

—Me enteré que alguien puso un árbol en su residencia, ¿sabes quien fué?

—Lo vi al salir esta mañana, la verdad no sé quién pudo ser. No conozco a muchas personas en el palacio.

—Es verdad —el rió —Se arrodilló frente a mí y tomó mi barbilla —Con esos ojos, esa piel y ese cabello cómo es que no entraste al Harem del príncipe. 

—Disculpe majestad, no se a que se refiere con harem.

Sonrió de lado —El harem es donde las damas más bellas se juntan para complacer al Rey o en este caso al príncipe. Si eres parte del harem, tienes tu propio cuarto, joyas y ropa hermosa. Por otro lado también tienes el amor del príncipe. 

—El amor compartido del príncipe.

—Veo que tenemos a una niña celosa por aquí.

—No soy celosa —me ofendí —Solo que no me gustaría compartir a mi hombre. Disculpe majestad, no me gustaría ser parte de harem.

—No puedes rechazarme Cristina, eres del palacio del príncipe, desde que entraste aquí ya eres mía y tu vida me pertence.

—Mi vida solo me pertenece a mi.

Él me miró molesto pero luego se rió.

—Eres una niña inocente —me tomó de la cintura y me acercó a él —Bienvenida al harem pequeña princesa, puedes llamarme Henry —luego de decir eso me besó.

 



#21585 en Novela romántica
#13286 en Otros
#1040 en Novela histórica

En el texto hay: romance, vengannza

Editado: 02.07.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.