Verdades ocultas

11

Dog entró rápidamente a la oficina de Adam, sentándose de golpe.

—En serio hermano —gritó—. Si necesitabas ayuda, solo debías pedírmelo. Era necesario pedir ayuda a Yess.

El detective negó con la cabeza. Las noticias vuelan pensó.

—Lo sé, lo sé. Pero ella insistió demasiado y Gina aceptó trabajar con ella. No es que sea tan malo, además no entablaré conversaciones con ella. Así que...

—Así que no suena tan mal —interrumpió su amigo—. Hay que estar tan desesperado con la investigación para pedir ayuda como esa.

—Dog, no he dicho eso. Además, solo hará el trabajo tedioso. Así que no molestes con eso, no estoy de humor para bromas.

Dog se encontraba con entrecejo fruncido. Tratando de analizar a su compañero de trabajo.

—Jamás estarás de humor eh. Es mejor que te relajes y trates de analizar las cosas antes de que se te compliquen.

—¿A qué quieres llegar? —cuestionó Adam inseguro.

—Gina te lo pidió porque le molesta que no dejes el caso de su prima y para alejarse de eso era mejor incluir a alguien más ¿no? Y no solo eso, Sand, jamás pides la opinión de otro con respecto al trabajo que haces; pero esta vez lo haces porque no estas tan seguro de los pasos que das.

Adam no quiso comentar a lo que su amigo siguió hablando.

—¿Acaso hay algo que te incomoda en estos casos?

—No —contestó de inmediato—. No hay nada de malo en ellos. Solo creí necesario incluir a Gina en las decisiones que tomo, se supone que somos un equipo.

—Bien —dijo Dog poco convencido—. No creas que no sé lo que investigas casos que ya están cerrados.

—Eso es de esperarse.

—Sand, por favor. Sabes que no habló de eso.

—Que son suicidios —comentó sin ánimo.

Su compañero asintió con la cabeza antes de tomar la palabra.

—Es difícil, lo sé. Pero si necesitas de mi ayuda no dudes en decirme, sabes que no hay nadie en el que puedas confiar mucho más. Recuerda que somos colegas.

—Lo haré si es necesario. Pero ahora trabajaré en ello, porque siento que hay algo que no cuadra.

—Es por Brooke ¿verdad?

—Sí —balbuceó—. Siento que no estoy dando todo.

—Siempre das demasiado Sand.

—Lo mismo decía Brooke, pero siento que no es cierto. Que me estoy quedando atrás y si sigo así no lograré nada.

—Bien, pero no olvides que tienes un amigo que te puede ayudar.

Adam asintió con la cabeza un poco incomodo por el rumbo de la conversación. Pero no dijo nada y Dog tampoco lo hizo, se quedaron callados por unos segundos y acto seguido Dog se levantó de la silla y salió de la oficina un poco más relajado que cuando entró.

El detective se recostó sin ganas de seguir con la investigación, la cual no llevaba nada de avances. Hacía un par de horas que Yess se había enterado de que estaba incluida en la investigación y no dudó en buscar a los testigos y Gina como no quería dejarla sola la acompañó en la búsqueda.

Aunque por la hora que marcaba su reloj de enfrente, Adam creía que no habían encontrado nada. Tiempo perdido —pensó—. Debo hacer algo más que perder el tiempo en pistas inexistentes.

Tomó nuevamente los expedientes que tenía en todo el escritorio. Sabía que era como estar en círculo vicioso, que no lo haría avanzar, pero sentía que era importante encontrar una pista de partida que no fuera una simple foto llena de desconocidos.

Después de unos segundos leyendo nuevamente los casos, escuchó unos pasos acercarse y no pudo evitar levantar la mirada.

—¿Y bien? —cuestionó al ver a Gina.

—Nada —contestó cansada—. Fue más difícil de lo que creí.

—En realidad —comentó Yess al entrar—. No es que no hayamos encontrado nada. Sino que simplemente no querían darnos información, hasta que tuviésemos una orden.

—Lo sé Yess —musitó Adam al escucharla —¿Pudieron reconocer a alguno de las fotos?

—A un par, pero se negaron a contestar. Estaban evitándonos, más bien era como si no conocieran como es que sacaron la foto.

—Como si la foto no existiera —aseguró el detective.

Gina asintió segura de que fue eso lo que pensaron los jóvenes estudiantes al verlo.

—Estos es algo muy bueno.

—No comprendo —comento Gina al instante.

—Es una pista, si las fotos no existían, es decir que fue provocado.

—Hay un asesino —complemento su compañera.

—No necesariamente, mientras no haya pruebas que lo demuestren, no hay asesino —aseguró Yess—. Es decir, solo fueron suicidios, no hay mucha probabilidad que ganemos el caso.

—No es eso lo que quiero. Quiero que esta cadena paré y deje de hacer daño a las personas —espetó Adam—. Pero si crees que no va con tus principios de detective, es mejor que te retires del caso.

—Lo dices porque crees que voy a acusarte. Porque estos casos comienzan a afectarte.

—¿Qué?

—Lo haces por Brooke, no te hagas el que no entiende. Pero puedo ayudarte si es lo que quieres y si no entonces hablare con el teniente.

Adam se quedó estupefacto por lo que estaba escuchando. Dog tenía toda la razón, el pedirle ayuda a Yess significaba un jaque en su investigación. Una cosa era que su amigo se preocupara por él y lo apoyaran en no decir nada hasta que se acabara la investigación y otra muy aparte era pedirle ayuda a una mujer que solo quería su puesto.

—Has lo que quieras Yess —espetó—. No necesito de tu ayuda, y no necesito que me cubras porque no estoy haciendo nada fuera de lo normal.

—Bien, como tú digas —canturreó con su voz chillona—. Esperaba más de ti.

No dejó que Adam siguiera hablando y se retiró hacia la oficina del teniente. El detective fijo su mirada en Gina que tenía los ojos abiertos al ver lo que estaba sucediendo.

—Dejaras que haga eso. —Gina estaba preocupada por su compañero.

—No creo que pueda hacer algo, siempre ha querido mi puesto. Pero no hay mayor cosa que hacer. —Adam no tenía ninguna expresión de preocupación—. He hecho un buen trabajo, y Yess solo quiere llamar la atención.



#12091 en Thriller
#6921 en Misterio
#3574 en Detective

En el texto hay: thriller, thriller psicologico, suspense

Editado: 18.11.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.