Viktor

Capítulo 06. Limpiar su Basura

VIKTOR

Por
WingzemonX & Denisse-chan 

Capítulo 06.
Limpiar su Basura

En la Mansión Montallo ya los esperaban desde temprano, pero igual les tocó aguardar un poco en la acera antes de que les entregaran a la sierva que iban a recoger. Ambos vehículos policiacos se estacionaron frente a la gran reja de metal del portón principal, y los cinco oficiales se bajaron para poder tener mejor visión de los alrededores por si algo ocurría. Aun teniendo a un espía que hubiera oído absolutamente todo su plan del otro lado de la puerta cuando hablaron de éste en la oficina del capitán, igualmente era poco probable que Karllone pudiera moverse tan rápido como para planear un ataque justo en ese momento, pero igual había que ser precavidos. Todos tenían cerca uno de los rifles de carga semiautomática de última generación que el Señor Wallace les había proporcionado. Los dos oficiales de mayor rango, así como la oficial Williams, ya tenían cierta experiencia con ese tipo de armas; Cedric y Luke, los dos detectives novatos, “experiencia” no era precisamente como lo llamarían, pero no había mucho tiempo como para que practicaran; quizás ya en la casa de campo pudieran darse ese lujo.

Cedric aguardaba afuera del vehículo en el que había llegado, recargado contra éste mientras veía con interés hacia la casa y comía uno de los emparedados que Jolly les había traído. Lo comía despacio en pequeñas mordidas. Su rifle se encontraba apoyado a su lado contra el neumático delantero del vehículo. La niebla no se había disipado del todo pero al menos desde su posición era bastante apreciable la silueta de la casa; esto igualmente ayudaba a que el sol no los molestara tanto todavía. No había dicho mucho en el camino hasta ahí, ni tampoco ya estando en el sitio. Pero aún en su silencio, la ansiedad que todo ello le causaba era bastante tangible.

Mientras Cedric miraba hacia la casa, su nuevo compañero lo observaba a él. Klauss se encontraba a un lado del segundo vehículo, sosteniendo su rifle contra su hombro, que en comparación con su corpulento físico se sentía un tanto pequeño. Si la ansiedad de Cedric era clara, el desagrado del Detective de Primer Grado lo era incluso más.

—Enserio no sé cuál es el problema de este chico —murmuró despacio para que sólo Suzane, quien estaba cruzada de brazos y apoyada contra el coche, la escuchara—. Dime loco, pero no sería buen detective si no me diera cuenta de que se trae algo con esta Sierva. Lo hubieras escuchado en la oficina del capitán hablando de ella. Es tan… No quiero pensar que mi nuevo compañero es uno... de esos...

El hastío que se acumuló en su boca al pronunciar esas últimas palabras fue tan grande que no pudo evitar hacer una cara de repulsión tan marcada, similar a como si hubiera visto el insecto de apariencia más asquerosa del mundo, y encima de todo pisado en la acera con toda su bilis de fuera.

—Exageras —masculló Suzane, no del todo interesada en su plática—. No lo conozco aún muy bien, pero me parece que es un chico que simplemente se toma demasiado enserio todo, no como tú. En todo caso, puedes tomar ese supuesto interés en la sierva como algo positivo, y que en base a él va a desempeñarse muy bien en esta misión ¿No se supone que tenemos que cuidarla, después de todo?

—Sí, está bien… siempre y cuando sea por interés en hacer bien su trabajo, y no por otro tipo de cosas que sean sólo una distracción.

—Mira quien habla de distracciones —murmuró la detective, acusadora, y miró discretamente de reojo hacia su derecha, en donde la oficial Williams y Luke conversaban al tiempo que vigilaban la calle, cada uno con sus respectivos rifles en mano. Klauss miró de reojo al notar hacia donde miraba, y sonrió de una forma nada disimulada.

—¿Lo dices por Jolly? No negaré que es un lindo dulce para el ojo, pero recuerda quien es su padre y quien es su prometido; ni siquiera yo intentaría algo más que maravillarme con su hermosura.

—Y recuerda tú quién es tu prometida —le advirtió Suzane, causándole un pequeño respingo en la espalda; la Lycanis esperaba que ese pequeño recordatorio ayudara a mantenerlo sereno. La vida amorosa de ese individuo no podía importarle menos, pero estaban por empezar una misión complicada y lo necesitaba concentrado si querían volver con vida.

Las puertas principales de la mansión se abrieron de pronto en ese momento, haciendo que la atención de todos se centrara en el mismo punto.

—Al fin —masculló Klauss algo fastidiado. Los cinco oficiales se aproximaron más a la reja, aunque Jolly y Luke igualmente se mantuvieron un poco en la retaguardia,



#22634 en Fantasía
#9148 en Personajes sobrenaturales
#13396 en Thriller
#7650 en Misterio

En el texto hay: vampiros, hombres lobo, detective

Editado: 23.05.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.