Y de repente… soy madre

Capítulo 11

Alice mira el móvil en su cuna, sonriendo de vez en cuando a los animalitos que dan vueltas sobre su cabeza. Cuido a la bebé mientras trabajo en su habitación, Harry me mantiene informada de todo lo que ocurre en la empresa, incluso a distancia. Solo catorce días.

Estoy evitando a Logan, luego de nuestro beso en la plaza, no nos hemos visto más después de ese día. Sin embargo, hemos creado algunas fotos “falsas” para publicarlas, solo para que sus fans piensen que estamos juntos. La mayoría de las fotos han sido tomadas por Kevin, él sabe bien cómo generar una imagen maravillosa.

[Bruce]

«Salgo de la oficina en unos minutos, ¿quieres algo de la calle?» 17:30

[Amber]

«Mira lo que te recuerda a mí y tráemelo» 17:32

«Probablemente, me guste» 17:32

No necesito verlo para saber que ha sonreído ante mi mensaje. Dejo mi bloc a un lado, me apoyo en la cuna de Alice y la niña sigue concentrada en el móvil de figuras. No dejo de observar cada detalle en ella, es una de las cosas que más hago desde que nació.

Me doy cuenta de que he pasado mucho tiempo observándola cuando suena el intercomunicador, hace mucho tiempo que no oía ese sonido. Contesto, dejando entrar a Bruce.

—¿Qué es todo esto? —pregunto mientras le abro la puerta y veo sus manos sosteniendo varias bolsas.

—Decoraciones —declara desprendido.

—¿Para qué?

—La fiesta —responde como si fuera obvio, dejando las bolsas en el sofá.

—Dije que sería algo básico Bruce, solo es su segundo mes.

—Deberías celebrar todo el tiempo que pasas con ella —plantea.

Le miro confusa, algo ha pasado y mi intuición me dice que se trata de la custodia de Alice. Analizo su rostro, cada una de sus líneas, antes de preguntar:

—¿Qué es lo que no me dices? —Lo miro achicando mi mirada.

—Nada.

—Bruce Larsson, te conozco. Sé muy bien cuándo me mientes.

—Amber no es nada. —Intenta tranquilizarme.

—Si te está molestando mi insistencia, es por algo.

Antes de que pueda decir alguna cosa más, suena el timbre. Abro una pequeña parte de la puerta cuando veo quién es a través del ojo mágico, ¿habrá pagado al portero para entrar sin avisarme?

—¿Qué estás haciendo aquí? —cuestiono detrás de la madera.

—Quiero hablar contigo.

—No es un buen momento Logan —advierto.

—¿Por qué no es un buen momento? ¿Está bien Alice?

—Sí, pero ahora estoy ocupada.

—Necesito hablar contigo. Es importante. —Su voz sale suplicante.

—Podemos hablar más tarde.

—Quiero que lo escuches de mí.

Abro la puerta para que él entre, su mirada se fija inmediatamente en Bruce. No volverá a empezar con su exceso de celos, ¿verdad? En cualquier caso, no tengo paciencia en este momento para aguantar sus arrebatos innecesarios.

—Él es Bruce Larsson. —Se miran entre ellos al presentarlos.

Ambos parecen nerviosos por lo que tienen que decirme, toda la situación me pone más ansiosa que a ellos dos. Dos malas noticias en un solo día no son muy agradables, lamentablemente eso es lo que creo que me va a tocar.

—Entonces, ¿quién va a empezar?

Los chicos no se sacan la vista de encima, como si pidieran en silencio al otro que hablara. Logan respira hondo antes de mirarme, sus ojos están más oscuros que de costumbre, y el brillo en ellos ha desaparecido.

—Voy a ser padre.

—¿Qué? —La sorpresa es evidente en mi rostro.

—Eleanor está embarazada.

—Pensé que habían terminado hace meses.

—Lo hicimos. —Su mirada se centra en la ventana plana.

—¿Cuándo? —Mi paciencia se esfuma.

—Amber…

—¿Cuándo sucedió, Logan?

—Hace cuatro semanas.

—Ya habías anunciado que estábamos saliendo —le recuerdo.

—Oh, mierda. —Bruce habla—. ¿Lo sabe la prensa?

—Sí, la madre de Eleanor se puso en contacto con el programa de Carrie, lo van a anunciar hoy en el programa.

—Oh, mierda. —Las manos de Bruce terminan en su cabello. Está más nervioso que yo, lo miramos confundidos.

—¿Qué pasa, Bruce? —cuestiono.

—Una pareja quiere adoptar a Alice.

—¿Qué? —grito, sin importar si despierto a la bebé o no—. No pueden, ¿verdad?

—Desgraciadamente, sí, Alice está en el sistema de acogida por su proceso de adopción.

—¿Qué posibilidades tienen? —cuestiono asustada.

—Con lo que acabo de oír, muchas.



#584 en Novela romántica
#222 en Chick lit
#188 en Otros
#77 en Humor

En el texto hay: romance, drama, madre soltera

Editado: 03.02.2023

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.