¿y tú? ¿mataste a Deleyna?

Capítulo 10

Leo se quedó después de cenar para revisar conmigo los informes y archivos del caso que llevábamos recopilados. No había sido fácil convencerle, pero al final pude conseguirlo.

―Tiene que haber algo por donde tirar para inculparlos y determinar que uno de los dos le mató ―dije sulfurada tras dos horas de revisión sin éxito alguno.

―Creo que deberías de descansar, mañana seguimos en comisaría…

―Pero es que si detecto algo podremos mandarlos de nuevo a declarar y detenerlos, o bueno, al que lo haya hecho de los dos…

―¿En qué te basas para afirmar que uno de los dos mató a Deleyna?

―Es obvio, Leo. ¿No crees?

―¿Por qué descartas a las fans y a la madre?

―Porque tienen coartada de la hora de la muerte. Te recuerdo que ya han determinado la hora, así que quedan descartadas.

―¿Has corroborado sus coartadas?

―Claro que sí. Además que estoy convencida de que nadie más lo hizo.

―Pero seguimos sin saber si alguien más entró sin que la cámara le detectase, y los empleados que tienen acceso directo…

―Por eso mañana a primera hora de la mañana les vamos a interrogar. Pero te aseguro que eso será mera rutina y les descartaremos enseguida.

―Es que no entiendo porqué estás tan encabezonada en que uno de los dos mató a Deleyna.

―En realidad pienso que fue Luca. Nos mintió en la declaración y era su novio actual…

―Clari…

―¿Qué?

―Sabes tan bien como yo que el puesto que el novio de mi madre me adjudicó me viene grande ―dijo y yo asentí con la cabeza―. Pero tengo nociones, aunque sean básicas, y también se que estás actuando por impulso.

―¿A qué te refieres con eso?

―Tú sabes a qué me refiero ―me dijo con el semblante serio.

―No, no lo sé. Dímelo tú ―contesté a la defensiva.

―Vamos Clari, ambos sabemos por qué solo das como verdadera esa teoría.

―Ya te lo he dicho, Luca nos mintió.

―Pero entonces habrá que averiguar por qué lo hizo, pero no dar por hecho que mentir implique matar.

―¡Pero las cámaras le enfocaron! ―Me exalté.

―¡Pero no detectaron todo! ¡Y el servicio pudo tener algo que ver! No podemos quedarnos solo con una hipótesis.

―Leo, tú entiendes de cocina, yo entiendo de esto. Es así de fácil. Y sabes perfectamente que rara vez me equivoco.

―Tú misma lo has dicho, rara vez te equivocas, pero siempre hay una primera vez.

Me levanté del sofá cruzándome de brazos, dando vueltas en el pequeño salón mientras daba algún que otro resoplido, hasta que al final decidí hablar.

―Leo, creo que es mejor que te vayas a tu casa y descanses. Nos veremos mañana en comisaría.

―Lo haré si me prometes que vas a descansar.

―Está bien, te lo prometo ―cedí. Quizá tenía razón y me vendría bien―. Descansaré unas horas para ir mañana despejada al trabajo, trato hecho.

―Y seguro que mañana lo verás todo de otra manera ―sugirió él.

Negué la cabeza con rapidez.

―Eso no va a cambiar, Leo.

―No todo lo que te encuentres será igual, ¿lo sabes, verdad?

―Ya lo sé, Leo, no me tomes por tonta. Sé que no tiene nada que ver un caso con el otro.

―Espero que sea como dices. No quiero que lo de tus padres intervenga en tu percepción del caso ―comentó dándome un suave beso en el pelo.

―No te preocupes Leo. No tiene nada que ver con el asesino que mató a mi madre.



#3889 en Detective
#1186 en Novela policíaca
#2020 en Novela negra

En el texto hay: intriga, redes sociales, amor

Editado: 16.06.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.