#1 Criada por el vampiro.

Capítulo 61

“Estos dos meses lejos de ustedes no me está gustando para nada. Los necesito y demasiado.

Mi padre insiste en que debemos mantenernos en esta isla un tiempo más, quiere descubrir cómo es que los vampiros se convierten en unos malvados, pues no en lo que sale escrito en los libros.

Te amo mi dulce lobita, a ti y a ese bebe que se encuentra en tu vientre.

Espero estar para el nacimiento de nuestro pequeño Rick.

Logan Astor.”

Leo la carta por segunda vez. La letra de mi padre es hermosa. Entre las cosas de mi madre, he encontrado varias cartas, las cuales se nota que llevan guardadas muchos años. De primera no quería leerlas, pues sentí que no debía, pero la curiosidad fue demasiado fuerte y me movió a verlas. Deseo saber un poco más de este hombre, saber qué es lo que le paso, porque no hay recuerdos de él en mi mente.

Con Gabriel hemos decidido no decir nada respecto a la fotografía y que investigaríamos un poco. Para mi está bien, pues no quiero que nadie sepa que mi madre se concia con aquel asqueroso anciano desde años atrás.

—Shayla… — Peter toca la puerta y después entra, me encuentra tendida en mi cama — he citado a todos los lobos para que comencemos a trabajar.

—¿En qué?

—En nuestros ataques, debemos estar preparados para el día que vayamos a ir al rescate de nuestros demás miembros.

—¿Y eso cuando va a ser?

—Aun debemos hablar sobre ese tema con Dante — susurra, me extiende su mano para ayudarme a ponerme de pies. Se la acepto — supongo que cuando llegue le diré.

—¿No está en la mansión? — levanto una de mis cejas curiosa.

—No — ambos salimos de la habitación — por lo que ha dicho Jack, ni siquiera ha pasado la noche en la mansión, pues su cama esta ordenada y no hay olor de él ahí.

Asiento con la cabeza ¿Dónde podrá haberse metido?

Fuera de la mansión ya se encuentran todos los lobos que ayer nos hicieron compañía en nuestro viaje a la manada. Entre la multitud, reconozco a Sand, asique me acerco rápidamente a él.

—Hola — saludo mientras le beso la mejilla, él me sonríe,

Este chico ya no luce como el de antes. Ese que le daba flojera hasta sonreír. Supongo que al estar en manada se siente más feliz, calmado.

—Estoy ansioso — admite — ya quiero ver a nuestro Alpha convertido ¡debe ser increíble!

Al parecer no es el único que lo cree, ya que, a nuestro alrededor, todos se encuentran ansiosos de lo que va a ocurrir.

El entrenamiento comienza. Yo lucho con Peter en algunas ocasiones, mientras que las demás me quedo observando a todos desde la pared de la mansión. No estoy tan oxidada como ellos. Los jóvenes que se encuentran aquí, ni siquiera han estado en la escuela a la que fuimos con Sand y Amira, asique no saben lo que nosotros. El olor de Dante se hace presente y el entrenamiento acaba después de dos horas de haber iniciado. Demasiado pronto para algunos.

Me convierto en humana y me pongo por encima una polera más unos shorts. Los demás también se visten, aunque la mayoría de los hombres solo se quedan con pantalones cortos dejando al aire sus abdómenes bien trabajados. Unos cuantos siguen en su forma lobuna luchando.

—Eres enorme es tu estado lobuno — alguien se para delante de mí, cubriendo con su cuerpo el sol.

—Soy un hibrido — pongo mis ojos en blanco aburrida — supongo que es normal.

Steen sonríe y se hace a un lado, ahora sí que lo puedo ver mejor. No lleva una polera por encima, así que se le puede ver el torso, uno que está bastante bien para su edad. Supongo que él sí que se convierte en lobo varias veces a la semana, no como Sand. Pobre Sand.

El chico me comienza a contar sobre algunas cosas, pero no le presto demasiada atención. Mi concentración está en dos lobos que luchan, pero no en buenos términos.

—¿Deberíamos detenerlos? — pregunta mi compañero de castaña cabellera.

—Deberíamos — responde Sand — se van a terminar lastimando enserio.

—Yo no pienso ir ahí a decirles que se calmen… — me encojo de hombros.

—A mí me acabarían enseguida — ríe el chico.

El único que queda es el castaño, pero por la forma en que observa a los lobos, no se le ve muy entusiasmado. Para ser hijo de beta es bastante inútil. Se supone que la mano derecha del Alpha es el encargado de asumir el liderazgo cuando este no se encuentra. Si, Steen no es beta aun, pero lo será. Todos aquí sabemos que así será.

Dos lobos ajenos a nosotros interfieren en el enfrentamiento, pero antes de que estos se conviertan en humanos, una bala pasa rozando la cola de uno de ellos. Rápidamente me pongo de pies y me quedo viendo el lugar de donde ha provenido. De los arboles sale un grupo de grandes lobos siendo dirigidos por uno de color marrón. Detrás de todos, se encuentra en anciano sonriendo con emoción. Él ha sido el que ha disparado aquella bala.



Carla Bustamante (Carla17)

Editado: 12.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar