12 lobos

Capítulo 3

 

Una vez lista, empaco algunas cosas en una mochila, lo necesario como para una excursión, o un día de campo, opciones igual de validas. Avanzó a paso lento hacia la salida de la casa, afuera, se topo con uno de los hermanos, cuyo nombre no recordaba del todo, la forma en como le miro, fue rara, se quedaron viendo por un momento, intentaba recordar su nombre, pero era bastante difícil. Observo por última vez a este, solo recordaba que era el menor de los hermanos, sus ojos estaban al rojo vivo, en sus ojos se notaba que quería acabar con ella, pero no le sorprendía, todos a excepción de Lu Han quería matarla. Iba a lanzarse sobre ella, y en ese preciso momento, Lu Han apareció tomando a su hermano por el brazo para llevárselo, a duras penas, pues su fuerza no era suficiente para el furioso chico. Estaba asustada, sus piernas estaban temblorosas, intento calmarse para continuar con su camino, no quería estar mas tiempo en ese lugar, necesitaba estar a solas e intentar recuperar la cordura.

 

Caminaba en soledad por un marcado sendero en medio del bosque, que por toda su extensión estaba repleta de flores de todos los colores, y tamaños, las mismas adornaban el lugar, no era lúgubre ni mucho menos tétrico, aquel lugar, era mucho mas grato que esa maldita mansión. Saco su cámara fotográfica, para poder capturar los hermosos paisajes que le rodeaban. Un leve escalofrío le recorrió el cuerpo, un mal presentimiento. Giro al sentir una presencia, sabía que no era nada bueno. A sus espaldas, uno de los doce hermanos de pie, parado de forma intimidante, aquel idiota que había jurado matarla al estar a solas ¿Había llegado su momento? Tal vez, quería moverse y huir de el, pero estaba paralizada del miedo, además sería inútil, el le alcanzaría al instante.

  • ¿Qué quieres?
  • No debes andar sola por estos bosques, algo malo podría pasarte.
  • Me harás daño.
  • No, no hoy.-Dio un paso hacia ella, viendo en todo momento hacia arriba.- No lo digo por mi, no somos lo únicos monstruos que viven en estas tierras.
  • ¿De que hablas?
  • De eso.-El moreno apunto con su índice y la chica por inercia volteó, arriba, entre las ramas de un árbol, un chico de tez pálida, ojos rojos y una cabellera de color negro observaba a ambos manteniendo una sonrisa en sus finos labios.- Hae Won, no deberías estar en nuestro territorio, lo tienes claro.
  • Muy claro, pero, mh joder, un delicioso aroma esta en el aire, hace mucho no sentía una fragancia como esa, tu acompañante huele realmente bien.
  • Es una pena, porque esta chica, es de mi propiedad.-Giro el rostro guiñando uno de sus ojos a la chica, la que al instante entendió el mensaje, se dio la media vuelta para ocultarse tras un árbol, aún sabiendo que tal cosa no serviría de mucho. Sabía bien que las cosas se iban a salir de control, estar en medio de esos dos monstruos no era buena señal.- Así que será mejor que te vayas a cazar a otra parte, ahora tu, vamos a casa.
  • No será fácil irte Kai, quiero a esa chica.

 

Aquel chico se puso en posición de ataque, sus largos colmillos quedaron expuestos, Kai por otro lado, tomo a la rubia entre sus fuertes brazos, la dejo sobre un árbol, lo suficientemente alejada para que nada pasará, se quedaron viendo por un minuto y sin mas saltó frente a su enemigo. La metamorfosis inicio, un fuerte estruendo se escucho en el aire, el chico, cuya piel perfecta relucía, era ahora un pelaje de color oscuro, era poderoso. El ya en cuatro patas, su hocico abierto dejaba a la vista una hilera de afilados dientes, además de fuertes garras en cada una de sus patas. Un gruñido salió de su hocico, lleno de furia y con esas enormes ganas de asesinar se lanzó sobre su oponente, quien en un movimiento ataco a su atacante, nuevamente el lobo se lanzó sobre el vampiro, quien con una patada arrojo al lobo varios metros mas allá.

  • Te has vuelto débil Kai, tantos años dormido, eres patético.

 

La chica observaba desde las alturas el enfrentamiento, en su interior, presentía la derrota del lobo y su posible muerte, pero, el lobo ya estaba de pie, a toda velocidad se levanto atacando de nuevo, esta vez, mas ágil, saltó sobre el delgado cuerpo ajeno, y con sus afilados colmillos le tomo del brazo derecho arrcandole el mismo de una sola mordida, el grito de dolor retumbo en sus oídos, quien asustada trato de irse de aquel lugar, olvidando por completo que se encontraba en las alturas, resbalo cayendo sobre el duro suelo. Su cuerpo quedo tirado entre algunas rocas y arbustos. El moreno continuaba en su batalla, hasta acabar por completo con la miserable existencia de ese chupa sangre. Se quedo un rato frente a el, antes de retomar su forma humana. Volvió hacia la chica, y al verla tendida en el piso, con algo de sangre en su boca, un sentimiento de culpa invadió su cuerpo, verla así débil, había provocado un nuevo sentimiento en su interior.



Julce

Editado: 10.07.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar