50 Fragmentos de un Corazón

O tal vez...

Eres como esos pedazos de cristal, nunca podré conocer exactamente en lo que te has convertido y aunque el alba de la mañana me despierte cada noche se que no estás esperando que el mundo gire para esperarme al otro lado.

Tal vez ya esperas a una estrella mientras observas el firmamento, tal vez al igual que yo no sabes cuál es el rumbo que lleva tu vida, pero en esos momentos cuando piensas que te odio puedes recordar que un día te amé estás equivocada porque aunque te odie nunca he dejado de amarte.

Lo sé, eres esa luna blanca que oscurece mis noches más claras y aunque fuera tu fiel licántropo no soy quien con sus aullidos llega a tu alma…

No sé si un día llegue…

O tal vez…

Puede que nuestras destinos estén conectados y tras esa promesa que olvidaste y me ata a seguir pensándote pueda esperar sin esperanzas a que algo cambie.

No soy quien fui una vez, pero si soy un romántico aunque vea morir el romanticismo sé que al igual que yo a ti cambie tu vida y si no fue suficiente alguien más realizó lo que ahora te convierte en tan espléndida mujer.

Mujer… 

Si te recuerdo de niña.

Es mi Don recordar aquello que me hace tanto daño que pese a dos años y medio después siga latente la llama que me esmere por mantener y aunque ya no lo haga el tiempo y el dedo de olvidarte te retiene en mi corazón.

Quizás…

Y todo lo que pienso se haga realidad y esas canciones tristes que antes tenían un significado puedan dar luz a tan oscuro camino, espero que el tuyo sea muy claro y el que yo esté tan lejos de tí haya servido para que en tu rostro siempre esté esa sonrisa que tanto me enamoró.

Que tu vida sea tan pura y clara como los cristales y que en un futuro podamos volvernos a conocer…

Si el tiempo lo permite…

Si el espacio lo permite…

O di solo el corazón sigue latiendo con las mismas fuerzas por ti.



SrOrtega

Editado: 11.06.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar