Acepto

Un final que es un comienzo

Las circunstancias nunca o muy pocas veces resultan como las deseamos en un comienzo, a veces para bien y otras para mal. en mi caso en un comienzo fue para mal, creía mi vida acabada y arruinada como fue las de mis padres, pero con el tiempo todo fue diferente, a veces solo necesitamos pensar diferente, ver lo bueno en lo malo, es fácil decirlo, pero se puede, yo lo decidí de esa forma y Tom también. Formamos una hermosa familia con paciencia y aprendiendo aceptar y cambiar ciertas cosas, de eso trata la vida y por sobre todo un matrimonio.

El tiempo iba pasando más rápido de lo que se puede uno imaginar con altos y bajos. Nuestros hijos están grandes, Ruth pronto estará a la escuela, no sé cómo voy a superar eso, estoy muy acostumbrada a tenerla en casa, los gemelos corren por toda la casa haciendo travesuras y nuestra última hija que tuvimos gracias a Dios es más tranquilas que sus hermanos, es muy tranquilizador cuando tienes tres hijos de quién preocuparse todo el día.

Tom después de terminar la universidad, entro a trabajar en un bufete de abogados, por recomendación de uno de sus profesores, le encanta. Yo también termine mis estudios, postule a un lugar donde hacen ilustraciones para libros de todo tipo y me aceptaron, lo mejor es que puedo trabajar desde casa y si debo ir hasta allá, mi suegros y mi madre están felices de ayudarnos.

Jenny está feliz en su relación con José, después de salir un tiempo como "amigos" comenzaron una relación de novios, resulto de maravilla a pesar de las dificultades que tuvieron por la diferencia de edad, es un secreto, pero él le pedirá matrimonio en navidad.

Beth se casó con John, casi al final de terminar la universidad, él se lo pidió, y ella aceptó feliz de, esperan un niño que nacerá en dos meses, John casi se desmaya cuando se enteró que iba hacer papá, a pesar de que lo estaban buscando.

Mi mamá es feliz con Jerry, nunca la vi tan contenta en su vida. Los hijos de Jerry son geniales somos como hermanos de toda la vida, pudimos formar una relación de familia con bastante rapidez, después de todo, somos adultos y nuestros padres tiene el derecho de formar sus vidas como deseen. Mi papa, logro ablandar su corazón con sus nietos, ellos fueron quienes se lo ganaron poco a poco, los ama muchísimo, cuando está en el país siempre los ve y si está fuera de este, encuentra el momento para llamarlos y conversar, en especial por cámara. Pero con respecto a Tom, a mí y mi mamá, mantiene cierta distancia, yo creo que es más por culpa o se siente avergonzado de muchas cosas por los años anteriores, pero de apoco esas barreras se han ido rompiendo, en especial mi corazón respecto a los dos.

Al menos mis hijos crecerán con todos sus abuelos.

Esta es mi historia, el cómo me case con 18 años, a veces no importa qué edad tengas, cualquier situación, problema o dificultad que se te presente, debes superarla, no siempre lo mejor es pelear, si no que tener paciencia y de a poco solucionar todo. Quién sabe tal vez termines tan feliz como yo quien solo tenía una que otra persona que consideraba mi familia y ahora tengo tantos y cada vez crece más que me es imposible contarlos con los dedos.

Amo a mi esposo, mi Tom y estoy segura de que toda pueden encontrar a alguien igual, solo hay que tener disposición por ambos lados de la moneda.



Maria.A

Editado: 30.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar